Casos clínicos

ESTOMATITIS POR VIRUS HERPES COMO MANIFESTACION DEL SINDROME INFLAMATORIO DE RECONSTITUCION INMUNE

Se describe el caso de un paciente VIH positivo con lesiones orales provocadas por el virus del herpes en el contexto del síndrome de reconstitución inmune secundario a la terapia antirretroviral de gran actividad.
Autor
Zulema Juana Casariego
Columnista Experto de SIIC
Institución del autor
Hospital General de Agudos Juan A Fernández, Buenos Aires, Argentina

Coautores
Teresa Adela Butler* Mercedes Cabrini**   
Profesora Adjunta, Universidad Nacional de La Plata, La Plata, Argentina*
Médica Infectóloga, Hospital de Agudos Juan A.Fernández, Buenos Aires, Argentina**


Clasificación en siicsalud
Artículos originales > Expertos del Mundo >
página  /dato/casiic.php/98606

Especialidades
 rarrowsm.gif I.gif flecha_roja.gif AO.gif flecha_roja.gif Bq.gif flecha_roja.gif D.gif flecha_roja.gif DL.gif flecha_roja.gif MI.gif flecha_roja.gif Od.gif
Primera edición en siicsalud
11 de junio, 2010

Caso clínico
ESTOMATITIS POR VIRUS HERPES COMO MANIFESTACION DEL SINDROME INFLAMATORIO DE RECONSTITUCION INMUNE

(especial para SIIC © Derechos reservados)
 
Introducción
Desde hace más de 20 años la infección por virus herpes simple (VHS) en pacientes inmunocomprometidos por la enfermedad VIH/sida se ha caracterizado por sus formas atípicas de presentación en la cavidad oral y zonas periféricas, lo que obliga con frecuencia a una metodología de diagnóstico diferencial exhaustiva. Si bien el diagnóstico se puede confirmar rápidamente por medio de la citología exfoliativa a partir de la escarificación de la lesión y la visualización de los característicos sincicios virales, y a pesar de tratarse de un método auxiliar de diagnóstico no invasivo, económico y rápido, no siempre resulta sensible y específico. La evolución y el pronóstico de los pacientes con enfermedad debida al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y su consecuencia, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, se modificaron sustancialmente a partir de mediados de la década de 1990 con la introducción de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) o de alta eficacia.
Se presenta un paciente que desarrolló una enorme lesión ulcerada en la cavidad bucal debida a VHS en el contexto de un cuadro de reconstitución inmunitaria asociada con la TARGA.

Caso Clínico
Paciente varón de 31 años de edad, con serología reactiva para el VIH desde agosto de 2006, homosexual, con antecedentes de lúes tratada y tuberculosis pulmonar en septiembre de 2006, por la que recibió tratamiento en otro centro asistencial. En noviembre de 2007 consulta en el servicio de Infectología del Hospital General de Agudos Juan A. Fernández. El recuento de linfocitos T CD4+ fue de 12 células/µl y la carga viral era de 352 270 copias/ml (log10 5.54). La VDRL resultó negativa, así como las serologías para Chagas y toxoplasmosis; anti-HBc IgG (+), HbsAgs (-) anti-HVC (-). Al examen clínico presentaba hepatoesplenomegalia. Se solicitó tomografía axial computarizada de abdomen, la cual mostró fibrosis granulomatosa peritoneal y múltiples adenopatías mesentéricas y hepatoduodenales. Desde el 1 de octubre de 2007 había sido medicado con estavudina (d4T) + lamivudina (3Tc) + efavirenz como terapia antirretroviral. Presentaba además una lesión perianal vegetante y una lesión ulcerada en la lengua, que se extendía hasta piso de la boca, exofítica, blanda, de superficie irregular, dolorosa y de color blanquecina.
Se realizó una primera toma de biopsia cuyo informe describe la presencia de una extensa superficie ulcerada con exudado fibrinoleucocitario e intensa reacción inflamatoria crónica con prevalencia de eosinófilos y, en sectores, proliferación vascular activa. En el epitelio evaluable se observaron signos de acantosis y estratificación basal sin cambios atípicos.
Sin respuesta clínica al tratamiento, se efectuó una segunda biopsia, cuyo informe histopatológico consignaba mucosa con epitelio paraqueratinizado acantopapilomatoso con estratificación en el borde y reacción inflamatoria crónica, con tejido de granulación con exudado linfoplasmocitario crónico en su superficie. Una tercera biopsia efectuada en diciembre de 2007 y enviada a otro laboratorio informó la existencia de una extensa lesión ulcerativa con exudado fibrinoleucocitario e intensa reacción inflamatoria crónica con eosinófilos y proliferación vascular activa. Simultáneamente se tomaron muestras para estudios microbiológicos que resultaron negativos. Se realizaron 3 nuevas tomas de tejido de la lesión lingual, que fueron enviadas a otra institución. El diagnóstico histopatológico de estas biopsias mostró fragmentos mucosos revestidos por epitelio escamoso parcialmente ulcerado con áreas de necrosis. Subyacía un tejido conectivo edematoso que presentaba numerosos fibroblastos, capilares neoformados, intenso infiltrado inflamatorio y polimorfonucleares, linfocitos y ocasionales elementos de mayor diámetro con núcleos lobulados. La inmunomarcación con CD20 (PAN B) y CD8 (PANT)+ mostró elementos linfoideos maduros, lo que descartó otras afecciones. El diagnóstico final fue el de una lesión ulcerada con tejido de granulación. Se indicó terapia con corticosteroides en dosis de 60 mg/día, con lo cual la lesión empeoró.
El 1/4/08 consultó en el Servicio de Estomatología. El paciente presentaba dolor, hipersialia, dificultad para hablar, deglutir y comer. La lengua estaba aumentada de tamaño con lesiones exofíticas de aspecto rizado y bordes festoneados compatibles con pequeñas vesículas que formaban unas al lado de las otras verdaderos círculos de color más blanquecino que el resto de la mucosa, con áreas ligeramente eritematosas, surcos y erosiones cubiertas por una seudomembrana amarillenta.
La inmunohistoquímica permitió alcanzar el diagnóstico de lesiones producidas por herpes virus I y II. El diagnóstico se completó con la confirmación por epifluorescencia y la observación con microscopia electrónica MET. Al 10/4/08 el paciente presentaba una carga viral menor de 50 copias y un recuento de linfocitos T CD4 + de 123 células/µl (12%).
Luego del último diagnóstico, se interrumpió la corticoterapia y se indicó aciclovir en dosis de 4 g/día, durante 3 semanas. Las lesiones retrogradaron casi en su totalidad a los pocos días.
De la lectura de la evolución se destaca que las lesiones comenzaron a aparecer al mes de haberse instalado el primer esquema de tratamiento antirretroviral, de octubre a noviembre del mismo año, por lo cual se interpretaron como indicadoras de un síndrome de reconstitución inmune, a pesar de desconocerse inicialmente su verdadera etiología.

Discusión
Las lesiones provocadas por los virus herpes tipos 1 y 2 pueden presentarse de forma atípica en los pacientes con enfermedad VIH/sida, con modificaciones de acuerdo con el estado inmunitario del sujeto. Este hecho también puede ocurrir en las mucosas genitourinaria y anal. Hemos observado asimismo que no sólo el estado inmunitario sino también la variedad antigénica del virus, el sexo, la edad y las características de la infección primaria o recidivante modifican el cuadro clínico. En este sentido, observamos pacientes adultos con gingivoestomatitis herpética o episodios de primoinfección típicos de la primera infancia o adolescencia y así como la identificación del VHS-2, que por lo general causa lesiones genitales, en las lesiones de la cavidad oral.
En las lesiones de presentación atípica, la histopatología aun tiene valor para el diagnóstico diferencial al permitir observar los cambios citopáticos en la morfología de las células, la marginación de la cromatina, lisis o necrosis o vacuolización, así como la formación de células gigantes multinucleadas.
Otros métodos de diagnóstico, como la inmunohistoquímica, ofrecen algunas ventajas. Su principal utilidad se relaciona con la posibilidad de determinar, con gran precisión, la estirpe de la célula involucrada.
La aplicación de la técnica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) ofrece mayor fiabilidad aun. Finalmente, la prueba del anticuerpo fluorescente es hoy en día el método más rápido, viable y seguro.
Una de las consecuencias no deseadas de la restauración inmunológica asociada con la TARGA es el síndrome inflamatorio de reconstitución inmune (SIRI). Este se caracteriza por la aparición, durante los meses iniciales posteriores al inicio de la TARGA, de manifestaciones clínicas de evolución adversa por las cuales algunas infecciones previamente subclínicas se hacen clínicamente manifiestas. Se cree que estos fenómenos son resultado de la recuperación de la respuesta inflamatoria del huésped. La mayoría de los casos de SIRI se presentan dentro de los 3 primeros meses de comenzada la TARGA; más raramente, algunos casos de SIRI aparecen durante las 2 primeras semanas de tratamiento antirretroviral, lo que refleja la rápida mejoría en la función inmune secundaria a la caída en la carga viral.
El caso clínico presentado reúne las condiciones para considerarlo dentro del diagnóstico de SIRI. La observación de pequeñas vesículas, lesión elemental de las virosis herpéticas entre las lesiones existentes en la lengua coincidieron con el diagnóstico del último histopatólogo consultado. El estudio histológico, la inmunohistoquímica y la epifluorescencia brindaron un diagnóstico preciso de su etiología.


Los autores manifiestan que no existen conflictos de intereses ni vínculos financieros reales o potenciales ni patrocinio alguno en relación con este trabajo que puedan motivar parcialidad o conflicto de intereses.



 

Enviar correspondencia a:
Zulema Juana Casariego, Buenos Aires, Argentina,
e-mail: zulemacasariego@hotmail.com

Bibliografía del caso clínico
1. Garber KA, Weathers DR. Three cases of Acquired immune deficiency syndrome (AIDS) with oral manifestations. Compendium 6(97-100):104-5, 1985.
2. Phelan JA, Freedman PD. Oral manifestations of acquired immunodeficiency syndrome (AIDS) and HLVV( LAV) infection. NX J Dent 56:176, 1986.
3. Pindborg JJ, Schiodt M, Colstrip P. Oral lesions in patients with HIV infection. Tandlaegehladet 92:405-4, 1988.
4. Epstein JB, Silverman S. Oral manifestations of Human immune deficiency virus infection. Recognition and diagnosis. J Can Dent Assoc 54:413-9, 1988.
5. Jordan RCK, Main JHP. The oral manifestations of HIV infection. Can Dent Assoc J 57:59-61, 1991.
6. Greenspan D, Greenspan J, Pindborg JJ, et al. Oral manifestations of infection diseases. In: AIDS and the Dental Team, Copenhagen Munksgaard pp. 35-61, 1986.
7. Casariego Z, Cahn P, Pérez H, Casiró A, Muchinik G, Rickard E. Oral pathology is a good predictor for HIV infection in high risk population. Int Conf AIDS 6:207, 1990.
8. Barr CE, Torosian JP. Oral manifestations in patients with AIDS or AIDS-related complex. Lancet 2:288, 1986.
9. Ficarra G, Lozada-Nur F, Greenspan D, Hansen LS, Green TL. Síndrome de inmunodeficiencia acquisita (AIDS): lesión del cavo orale. (Acquire immunodeficiency syndrome (AIDS): lesions in the mouth). Mondo Odontoestomatol 28:17-26, 1986.
10. Eyeson JD, Tenant-Flowers M, Cooper DJ, Johnson NW, Warnakulasuriya KA. Oral manifestations of an HIV positive cohort in the era of highly active anti-retroviral therapy (HAART) in South London. J Oral Pathol Med 31(3):169-74, 2002.
11. Ramírez Amador V, Esquivel Pedraza L, Sierra Madero J, Anaya Saavedra G, González Ramírez I, Ponce de León S. The changing clinical spectrum of human immunodeficiency virus (HIV) related oral lesions in 1.000 consecutive patients: A 12-year study in a referral center in Mexico. Medicine (Baltimore) 82(1):39-50, 2003.
12. The Phuket Declaration on Oral Health in HIV/AIDS 2004. Oral Diseases 11: 1-2, 2005.
13. Casariego Z, Ben G. Manifestaciones bucales de la infección por VIH en Argentina: estudio de 1889 casos. Medicina Oral 3(5):271-76, 1998.
14. Casariego ZJ, Herrero T, Pombo T. Estudio inmunohistoquímico de úlceras aftosas recidivantes (RAU) en dos subpoblaciones: pacientes RAU+(VIH-), RAU+ (VIH+), versus RAU/VIH+ y población control RAU-/VIH. Avances en Odontoest 17(8):399-418, 2001.
15. Bagán Sebastián JV, Milian Masanet A, Lloria de Miguel E, Cardona Tertajada F, Jiménez Soriano Y. Infecciones por virus del herpes. Medicina Oral 2(1):54, 1997.
16. Rivarola de Gutiérrez de Parra N, Tonelli de Aguinaga MEI. Citología exfoliativa de la mucosa bucal. Rev Asoc Odontol Argent 87(4/5):331-35, 1999.
17. Jawetz E, Melnick JL, Adelberg EA. Herpes virus. En Microbiología Médica XIV ed. El Manual Moderno, México, pp. 451-464, 1992.
18. Marco MM, Grasa Jordan MP, Carapeto Márquez del Prado FJ. Inmunohistoquímica: análisis crítico. Piel 13:93-98, 1988.
19. Miró JM, Martínez Chamorro E, Peña JM. Restauración inmunológica y tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA). En: Avances en el manejo del paciente infectado por HIV. Podzcamer D. Ed. team Pharma, Madrid, pp. 152-170, 1999.
20. Stoll M, Schmith RE. Immune restoration inflammatory syndrome the dark side of ssucceful antiretroviral therapy. Curr Infect Dis Rep 5:266-276, 2003.
21. Shelburne SA III, Hamill RJ, Rodríguez-Barradas MC, Greenberg SB, Atmar RL, Musher DW, et al. Immune reconstitution inflammatory syndrome: emergence a unique syndrome during highly active retroviral therapy. Medicine (Baltimore) 81:213-227, 2002.
22. De Simone JSA, Pomerants RJ, babichak TJ. Inflammatory reactions in HIV-1 infected persons alter initiation of highly active antiretroviral therapy. Ann Intern Med 133:447-454, 2000.
23. Robinson MR, Csaky KG, Lee SS, Masur H, Polis MA. Fibrovascular changes misdiagnosed as CMV retinitis reactivation on a patient with immune recovery. Clin Infect Dis 38:139-141, 2004.
24. Aldeen T, Hay P, Davidnson F, Lau R. Herpes zoster infection in HIV-seropositive patients associated with highly active antiretroviral therapy. AIDS 12:1719-1720, 1998.
25. Greenspan D, Canchola AJ, Mac Phail LA, Cheikh B, Greenspan JS. Effect of highly active antiretroviral therapy on frequency of oral warts. Lancet 357:1411-1412, 2001.
26. Hoffman C, Horst HA, Albrecht H, Sdhlote W. Progressive multifocal leucoencephalophaty with unusual inflammatory response during antiretroviral therapy for human immunodeficiency virus infection. Clin Infect Dis 36:1191-1194, 2003.
27. Proia A, Ngui SL, Kaur S, Kessler HA, Trenhome GM. Reactivation of hepatitis B in patients with human immunodeficiency virus infection treated with combination antiretroviral therapy. Am J Med 108:249-251, 2000.
28. Leigh JE, Shetty K, Fidel PL jr. Oral opportunistic infections in HIV-positive individuals: review and role of mucosal immunity. AIDS Patient care STDS 18(8):443-56, 2004.
30. Trevani A, Giordano M, Salamone G, Vermeulen M, Gamberréale R,Geffener JR. Modulación de la actividad del neutrófilo en el foco inflamatorio. Mecanismos moleculares involucrados. En: Rabinovich GA. Inmunopatología molecular: nuevas fronteras en la medicina. Buenos Aires Médica Panamericana 240-43, 2004.
31. Silverstein Roy L. The vascular endothelium, endothelial cell responses to pathologic agents. En: Gallin JI, Snyderman R. Inflammation: basic correlates, 3rd ed. Edited by Lippincott Willians & Willkins, Philadelphia pp. 213-214, 1999.
32. Massouth EJ, Benencia F. Inmunidad innata frente al virus herpes. En: Rabinovich GA. Inmunopatología molecular: nuevas fronteras en la medicina. Buenos Aires Médica Panamericana 240-43, 2004.
33. Stone SF, Price P, Brochier J, French MA. Plasma bioavailable interleukin-6 is elevated in human immunodeficiency virus-infected patients who experience herpes virus-associated immune restoration desease after start of highly active antiretroviral therapy. J Infect Dis 184:1073-1077, 2001.
34. Richardson AR, Libby SJ, Fang FC. A Nitric oxide-inducible lactate dehydrogenase enables Staphylococcus aureus to resist innate. Immunity 319(5870):1672-76, 2008.
 

Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de la Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC) S.A. sin previo y expreso consentimiento de SIIC.