Conceptos Categóricos

Informes periodísticos

EL TRATAMIENTO DEL MENINGIOMA ESFENO ORBITARIO REQUIERE AMPLIOS ABORDAJES DE LA ORBITA Y CANAL OPTICO

De esta manera se mejora el exoftalmos, la paresia ocular y la disminución visual que acompañan a esta neoplasia

New York, EE.UU.


La resección satisfactoria de un meningioma esfeno orbitario requiere el abordaje del canal óptico para descomprimir el nervio, y la remoción de lashiperostosis reactivas, de tal modo que se pueda recuperar la función orbitaria.

 Fuente científica:  Journal of Neurosurgery 103(3):491-497 aSNC

 Autores:  Shrivastava RK


flecha azul.gif (828 bytes) Institución principal:  Department of Neurosurgery The Center for Cranial Base Surgery St. Luke´s-Roosevelt Medical Center
flecha azul.gif (828 bytes) Correspondencia:  C Sen
flecha azul.gif (828 bytes) Los autores no manifiestan conflicto de intereses


El meningioma esfeno orbitario constituye una neoplasia compleja que involucra el ala del esfenoides, la órbita ocular y el seno cavernoso, lo que imposibilita o dificulta en gran medida su resección. La hiperostosis resultante de una resección incompleta conduce a recidivas tumorales y a la probabilidad de lesiones del globo ocular. Bajo ese aspecto, los autores consideran que una resección satisfactoria requiere una amplia cirugía extra e intradural, con abordaje del canal óptico y consecuente descompresión del nervio óptico y osteotomía de la órbita que remueva la hiperostosis. La resección ósea debe ser reparada posteriormente con injerto óseo auto o heterólogo de manera tal, que se recupere la función orbitaria. En estas circunstancias, la radioterapia posquirúrgica, capaz de provocar deterioro visual, es prácticamente innecesaria.Los autores se basan en los resultados obtenidos, con el tratamiento descrito, en 25 pacientes portadores de meningiomas esfeno orbitarios. Los pacientes presentaban de manera diversa los 3 signos clásicos para esta presentación: exoftalmos, disminución visual y paresia ocular. El tratamiento estándar incluyó un abordaje frontotemporal, craneotomía y osteotomía orbito zigomática con perforación instrumental del canal óptico. Posteriormente, se reconstruyó la órbita ocular. Luego de realizar la amplia resección, limitada por la cisura orbitaria superior y el seno cavernoso, la presencia de exoftalmos disminuyó en el 96% de los pacientes que lo presentaban, mientras que la mejoría de la disminución visual alcanzó al 87% de los pacientes y en la paresia, al 68%. No obstante, 1/5 de los pacientes experimentó paresia transitoria posquirúrgica. Desafortunadamente, la recidiva ocurrió en el 8% de los pacientes, en quienes se impuso la terapia radiante.En esencia, los pacientes con meningioma esfeno orbitario tienen creciente tendencia a desarrollar hiperostosis reactiva secundaria y manifestaciones neurológicas de deterioro visual. En ese sentido, señalan los autores, la descompresión del nervio óptico y la resección de la exostosis se tornan esenciales para recuperar la función lesionada por el crecimiento del tumor. La cirugía amplia y la reconstrucción posterior de la órbita conducen a resultados exitosos en términos funcionales y aceptables, desde el punto de vista cosmético, mientras que disminuyen la necesidad de radioterapia.
ua40317