Conceptos Categóricos

Informes periodísticos

ESTABLECEN FACTORES DE RIESGO PARA LA PARÁLISIS FACIAL ASOCIADA A LA PAROTIDECTOMÍA

Evaluación retrospectiva de una extensa serie de casos

Colonia, Alemania


Las variables asociadas con mayor riesgo de parálisis facial periférica, luego de la parotidectomía conservadora, fueron la edad mayor de 70 años, la duración de la cirugía superior a 260 minutos y el volumen de la pieza quirúrgica mayor de 70 cm3, mientras que el antecedente de intervenciones previas aumentó la probabilidad de lesión nerviosa permanente.

 Fuente científica:  Acta Oto-Laryngologica 126(10):1104-1109 aSNC

 Autores:  Guntinas-Lichius O, Gabriel B, Klussmann JP

 Palabras clave:  Parálisis facial periférica, parotidectomía, síndrome de Frey, factores de riesgo

 Key Words:  Peripheral facial palsy, parotidectomy, Frey's syndrome, risk factors

flecha azul.gif (828 bytes) Institución principal:  University of Cologne, Leverkusen, Alemania
flecha azul.gif (828 bytes) Correspondencia:  O Guntinas-Lichius, University of Cologne Clinic of Otorhinolaryngology, Head and Neck Surgery, D-50924, Cologne Alemania
flecha azul.gif (828 bytes) Los autores no manifiestan conflicto de intereses


Los factores de riesgo para la parálisis facial periférica transitoria, asociada con la parotidectomía, identificados en este trabajo retrospectivo fueron: la edad mayor de 70 años, la duración prolongada de la cirugía y la remoción de mayor cantidad de tejido; a su vez, la lesión nerviosa definitiva se observó con más frecuencia en los pacientes intervenidos quirúrgicamente con anterioridad, pero no pudieron establecerse los factores predisponentes para la aparición de síndrome de Frey (sudoración facial durante la masticación). La cirugía para los tumores benignos y ciertas enfermedades crónicas inflamatorias parotídeos suele presentar como secuelas la parálisis del nervio facial y el síndrome de Frey y, más ocasionalmente, fístulas, pérdida de sensibilidad en la región auricular o en la mejilla, o complicaciones de la cicatriz. Aunque se ha notificado que la incidencia del déficit transitorio de función del nervio facial alcanza al 65%, y que las secuelas permanentes pueden ocurrir hasta en 19% de las parotidectomías conservadoras, se desconocen las variables asociadas con esta complicación. Los estudios previos referentes a la presentación del síndrome de Frey tampoco han logrado aclarar sus factores de riesgo o la utilidad de algunas estrategias de prevención implementadas durante la intervención quirúrgica. Los autores de este trabajo se propusieron identificar los factores de predisposición para la parálisis del nervio facial y el síndrome de Frey, a través de la revisión retrospectiva de los resultados de 610 parotidectomías realizadas en 1 solo centro de Alemania, mediante las técnicas quirúrgicas convencionales. Se examinó la historia clínica de todos los pacientes tratados con resección lateral o total debido a tumores benignos de parótida o parotiditis crónica, entre 1989 y 2004. Todos los participantes recibieron seguimiento durante al menos 1 año. La población de estudio incluyó personas de ambos géneros, las cuales tuvieron edad promedio de 52 años (intervalo de 14 años a 87 años). En el 94% de los casos, las intervenciones se realizaron de primera vez, mientras que en 6% de ellos eran procedimientos ulteriores. En 62% de los pacientes se realizó parotidectomía lateral y en 38% de los sujetos, la variante total. Se emplearon técnicas para prevenir defectos de relleno en 28% de los enfermos y la duración promedio de las cirugías fue 185 minutos. Se observó paresia transitoria parcial o completa del nervio facial en 113 enfermos (18% de los casos). Los análisis univariados establecieron que la edad mayor de 70 años (p = 0.022), la duración de la intervención superior a 260 minutos (p = 0.015) y el volumen de la pieza extraída mayor de 70 cm3 (p = 0.016) constituyeron factores de riesgo significativos para la aparición de debilidad temporal del nervio facial. Luego de los análisis multivariados, los 2 primeros factores mostraron odds-ratio de 1.81 y 1.79, respectivamente. La parálisis facial permanente se confirmó en 26 pacientes (4% de los casos) y los análisis estadísticos identificaron el antecedente de intervenciones previas como el único factor de riesgo significativo (p = 0.006). El síndrome de Frey se observó en 25 individuos (4% de los pacientes), pero no fue posible identificar ninguna variable de predicción. Si bien los mecanismos fisiopatológicos de la lesión del nervio facial no están completamente aclarados, se ha planteado que el grado de distorsión o estiramiento mecánicos serían los principales responsables; este hecho puede explicar la relación entre la duración de la cirugía y dicha complicación, posiblemente agravada por menor capacidad de regeneración tisular en los ancianos. Las intervenciones ulteriores pueden predisponer a mayor trauma del nervio debido a la presencia de tejido cicatrizal, más difícil de diferenciar de las ramificaciones nerviosas. Los autores concluyen que los factores de riesgo relacionados con la parálisis facial periférica, en las personas a quienes se realiza parotidectomía conservadora son la edad avanzada, la duración más prolongada de la cirugía y el mayor volumen de la pieza extraída, y que la probabilidad de lesión permanente se incrementa cuando se trata de procedimientos ulteriores.
ua40317