Conceptos Categóricos

EL CAPITAL DE SALUD(I)CIENCIA

SIIC cuenta con 21 comités científicos ordenados por especialidad y más de mil expertos representativos de la región y de los principales centros de investigación del mundo. Centenares de columnistas expertos, corresponsales y consultores médicos aportan sus conocimientos en los idiomas nativos; los especialistas biomédicos y técnicos que integran los equipos permanentes de SIIC convierten esa producción científica a nuestros idiomas.

LogoSIIC_vectorizado.jpg
rafaelbernal9.gif
Autor:

Rafael Bernal Castro
Sociedad Iberoamericana
de Información Científica (SIIC)
Director editorial

Presidente de la Fundación SIIC para la promoción de la Ciencia y la Cultura, Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Artículos publicados por Rafael Bernal Castro
Editado en: Salud(i)Ciencia, 11 N° 2, 2002
Primera edición virtual en: siicsalud 15 de Enero, 2008

Clasificación en siicsalud
Editoriales

Especialidades
Principal: Educación Médica
  Relacionadas: Informática Biomédica

Enviar correspondencia a:
Rafael Bernal Castro, Fundación SIIC, Belgrano 430 - 9º, C1092AAR, Buenos Aires, Argentina, E-mail: rafael.bernal@siic.info

Artículo completo
EL CAPITAL DE SALUD(I)CIENCIA

El reconocimiento de los profesionales es el mejor crédito alcanzado por la Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC) en sus 22 años de actividad.
Los miles de lectores de Salud(i)Ciencia residen en América, Europa y otros países del mundo. La sólida base sobre la que se asientan esta y las demás obras de SIIC refuerza la independencia informativa y justifica el perfeccionamiento constante de nuestra tarea editorial.
Combinar el respaldo de las empresas con la participación de los lectores fue el desafio que nos pusimos desde los primeros días. Pese a las críticas e ironías de quienes desvalorizan el papel del médico en la búsqueda y hallazgo de sus recursos bibliográficos, progresamos y crecimos más allá de la corta vida que caracterizan a los proyectos elaborados para gusto de pocos. Editamos información de calidad para América Latina y España; seleccionamos información valiosa donde se produzca, sin prejuicios de ningún tipo; aportamos un creciente números de investigaciones inéditas y originales de autores expresamente invitados por SIIC.
Escribíamos en la editorial que en 1992 presentaba a Salud(i)Ciencia:
¨Vivimos en la era de la información pero, si usted es como yo, probablemente no encuentre bastantes horas en el día para consumirla totalmente. Quienes nos preocupamos por la salud tenemos bien en claro los cambios que ocurren y los desafíos que se presentan; cómo aprovechar los cambios y enfrentamos con los desafíos depende de nuestro ingenio…”
Al reflexionar acerca de lo hecho y sus resultados, se comprenden las razones de nuestro legitimo orgullo: Salud(i)Ciencia es valorado por los médicos lectores de la Argentina e Iberoamérica; la cantidad de suscriptores en 2001 se ha triplicado; las empresas afines nos acompañan; las asociaciones de profesionales proponen acuerdos para que sus miembros lo reciban.
En relación con el contenido, los progresos de Salud(i)ciencia son visibles año tras año. A partir de esta edición que inagura el ciclo 2002, aumentamos a dos tercios de la publicación los artículos originales de Expertos Invitados; combinamos las ediciones en soporte papel de las bases de datos de SIIC En Internet; ampliamos la información referencial de los artículos y sus autores con las paginas virtuales de siicsalud; facilitamos las versiones en ingles de los artículos originales traducidos por SIIC al español; rediseñamos la sección de originales, reeditamos las siglas de la publicación en la portada, destacamos una selección al azar de congresos auspiciados.

Trabajamos en nuestros idiomas
Facilitamos el preciso contacto de los lectores porque escribimos en español y portugués, los idiomas más sencillos para estudiar pero no para editar. Aunque resulte paradójico, la información científica en nuestros dos idiomas más representativos es –desde el punto de vista de la producción editorial- cara y compleja.
¿Por qué escasean las ediciones en castellano y portugués de novedades científicas estratégicas?
Abarcar el conjunto de las especialidades y publicar en castellano una selección de sus principales artículos implica una cantidad de pasos que desalientan a los editores que buscan la rentabilidad instantánea. Disponer de una biblioteca propia al día, contar con la tecnología informática y medios de comunicación en condiciones de aportar novedades, capturar millares de artículos mensuales, seleccionarlos para luego traducirlos y redactarlos en castellano y portugués requiere la paciente conformación de equipos de trabajo cuyos méritos transmitan confianza. La responsable edición de textos extranjeros necesita profesionales que interpreten y redacten con objetividad lo que en oportunidades ni los mismos autores han sabido comunicar en sus propias lenguas. La capacidad de escribir de manera comprensible no es una dote innata, es consecuencia del estudio y la experiencia.

Leer con precisión
La lectura del inglés médico no puede compararse con flexible, aunque también riesgosa, consulta a un menú gastronómico. La interpretación de bibliografía científica no admite errores o dudosas traducciones; cuando ocurren, los omnipotentes objetivos generan patológicos resultados. La comprensión del inglés exige el estudio de la lengua en niveles que permitan una lectura autónoma confiable; esta meta implica las inversiones de tiempo, capital y energía necesarias para que los conocimientos bilingües aseguren la puesta al día sin interpretaciones ambivalentes. Imaginemos los montos de esa erogación multiplicada por las decenas de miles de profesionales que pretenden resolver sus deseos de traducir.
Los médicos lectores, devenidos improvisados traductores, podrán alejar riesgos y multiplicar conocimientos con redacciones y traducciones realizadas por quienes ejercen cotidianamente, de manera combinada, la profesión médica y el tratamiento de textos en idiomas extranjeros. Así jerarquizadas, nuestras publicaciones en castellano y portugués refieren investigaciones de trascendencia originalmente escritas en inglés, alemán, francés, japonés, italiano, etc.
Los redactores y traductores de la organización trabajan para miles de socios, suscriptores y lectores. Esta escala de producción facilita las permanentes actualizaciones de los recursos materiales y humanos, como asimismo la formación continua de quienes componemos la estructura de SIIC. Especialmente de la medicina y el idioma resuelven los inconvenientes literarios o lingüísticos que a diario plantean los textos extranjeros. Trabajamos en equipo para respaldar la formación de los millares de profesionales de la salud que confían en nosotros.
SIIC cuenta con 21 comités científicos ordenados por especialidad y más de mil expertos representativos de la región y de los principales centros de investigación del mundo. Centenares de columnistas expertos, corresponsales y consultores médicos aportan sus conocimientos en los idiomas nativos; los especialistas biomédicos y técnicos que integran los equipos permanentes de SIIC convierten esa producción científica a nuestros idiomas.
Si Ud. Pretende viajar, no le acompañaremos en su avión. En cambio, si lo que necesita es actualizarse y confiar en lo escrito, estamos a su lado, organizados, con experiencia.
Rafael Bernal Castro
Director Editorial
Presidente
Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC)


(especial para SIIC Derechos reservados)
Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de la
Sociedad Iberoamericana de Información Científica (SIIC) S.A. sin previo y expreso consentimiento de SIIC.
Título español
 Autoevaluación
  Tema principal en SIIC Data Bases
 Especialidades

  English title
  Abstract
  Key words
Full text
(exclusivo a suscriptores)


Autor 
Artículos
Correspondencia
Patrocinio y reconocimiento
Imprimir esta página
Clasificado en
Editoriales

Especialidad principal:
Educación Médica

Relacionadas:
 Informática Biomédica
Suscripción a siicsalud

Extensión: 2.17 páginas impresas en papel A4