Conceptos Categóricos

EFECTOS EN LA REGULACIÓN AUTONÓMICA CARDÍACA DE UNA SESIÓN DE EJERCICIOS CON UN BASTÓN FLEXIBLE

Resúmenes amplios

EFECTOS EN LA REGULACIÓN AUTONÓMICA CARDÍACA DE UNA SESIÓN DE EJERCICIOS CON UN BASTÓN FLEXIBLE


São Paulo, Brasil
La implementación de un protocolo estandarizado de ejercicios con un bastón flexible no produjo cambios significativos en la regulación autonómica cardíaca en mujeres adultas sanas.

Revista Portuguesa de Cardiologia 34(1):35-42

Autores:
Santana de Oliveira L, Moreira PS, Valenti VE

Institución/es participante/s en la investigación:
Faculdade de Medicina de Botucatu (UNESP)

Título original:
Acute Effects of Flexible Pole Exercise on Heart Rate Dynamics

Título en castellano:
Efectos Agudos del Ejercicio con un Bastón Flexible sobre la Dinámica de la Frecuencia Cardíaca

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.77 páginas impresas en papel A4
Introducción
El sistema nervioso autónomo está involucrado en la modulación del sistema cardiovascular en diversas situaciones como el ejercicio, en el cual mantiene la homeostasis cardiovascular. La respuesta cardiovascular inducida por el ejercicio se caracteriza por el descenso inmediato de la actividad parasimpática a comienzos del ejercicio y el incremento de la frecuencia cardíaca, seguido por el aumento en la actividad del sistema nervioso simpático; mientras que, una vez concluido el ejercicio, disminuye la frecuencia cardíaca debido a la reactivación vagal. Las respuestas autonómicas cardíacas después del ejercicio son indicadores importantes del riesgo de eventos cardíacos adversos, como la variabilidad de frecuencia cardíaca (VFC). La VFC es un método no invasivo que evalúa la regulación autonómica cardíaca mediante el análisis de las variaciones entre los intervalos RR, que se relacionan con la influencia del sistema nervioso autónomo sobre el nódulo sinusal. En reposo, una VFC alta es un indicador de buena adaptación, como es el caso de los atletas; mientras que una VFC disminuida puede indicar alteraciones cardíacas. Durante los ejercicios aeróbicos, la VFC está modulada por el tono vagal disminuido y el incremento en la modulación simpática, y al final del ejercicio, hay un aumento progresivo de la VFC. En diversas investigaciones se encontró una respuesta autonómica cardíaca menos intensa después de los ejercicios de resistencia, en comparación con el ejercicio aeróbico que induce mayor sobrecarga cardíaca y respuestas autonómicas cardíacas máximas en la fase de recuperación con respecto a los primeros. Las contracciones isométricas con diferentes intensidades pueden modificar la modulación vagal cardíaca. El ejercicio con un bastón o barra flexible permite contracciones musculares generadas por la contracción concomitante de los músculos del hombro y del tronco; pero poco se sabe de sus efectos agudos sobre la regulación autonómica cardíaca como parte de los programas de rehabilitación cardiovascular. Por ello, este estudio tuvo como objetivo evaluar los efectos agudos sobre la regulación autonómica cardíaca de un protocolo de ejercicio estandarizado con bastones flexibles.

Métodos
Participaron 22 voluntarias sanas, no fumadoras, de entre 18 y 26 años, con un índice de masa corporal (IMC) inferior a 35 kg/m2, presión arterial sistólica inferior a 140 mm Hg y diastólica inferior a 90 mm Hg, sin arritmias cardíacas, ni disfunción del ventrículo izquierdo, y sin alteraciones posturales graves que pudiesen afectar el sistema respiratorio; tampoco presentaban trastornos respiratorios o auditivos. Para evitar la influencia hormonal durante los ciclos menstruales se excluyeron las mujeres entre los días 11 y 15 (fase folicular) o 21 y 25 (fase lútea) del ciclo. También, se excluyeron las mujeres caracterizadas como físicamente activas según el International Physical Activity Questionnaire. Antes del comienzo de la investigación se registraron los siguientes parámetros basales: edad, peso, estatura e IMC. Para el análisis de la VFC, los intervalos RR se registraron con un monitor de frecuencia cardíaca portátil. Se evaluaron la VFC en el tiempo y frecuencia y los índices geométricos de VFC. Se pidió a las participantes que no ingiriesen alcohol ni cafeína 24 horas antes del estudio y que sólo consumiesen una comida liviana dos horas antes. Los datos se recolectaron entre las 18 y las 21 horas. Se colocó la correa con el monitor cardíaco sobre el tórax, alineado con el tercio distal del esternón y el receptor en la muñeca. Antes de comenzar el ejercicio, se instruyó a las voluntarias para que mantuviesen una postura de pie neutra durante todo el procedimiento, que podían constatar en un monitor. Se procedió a la determinación de la presión arterial sistólica y diastólica antes e inmediatamente después del ejercicio y 30 minutos más tarde. El movimiento oscilatorio del bastón flexible se mantuvo mediante la flexión y extensión del codo y la vibración que emite fue en la frecuencia de 5 Hz. Las participantes debían mantenerse de pie con los pies separados y los hombros en flexión. Todos los ejercicios se realizaron por 15 segundos, con un período de descanso de 50 a 60 segundos entre ellos; se realizaron tres repeticiones para cada uno. Los ejercicios se realizaron en las siguientes posiciones: con los hombros en aproximadamente 180° de flexión con el bastón en el plano frontal, paralelo al piso; con los hombros en 90° de flexión, con el bastón en el plano transversal y con un hombro en 90° de flexión con el bastón en el plano sagital, perpendicular al piso. La VFC se analizó durante el reposo (control), a los 0 a 5 minutos, a los 5 a 10 minutos, a los 10 a 15 minutos, a los 15 a 20 minutos, a los 20 a 25 minutos y 25 a 30 minutos después de haber concluido el protocolo de ejercicio. Se utilizaron métodos estadísticos estándar para calcular las medias y sus desviaciones estándar. Para las distribuciones paramétricas se aplicó análisis de varianza de una vía para medidas repetidas seguido por la prueba post hoc de Bonferroni; mientras que para las no paramétricas se empleó la prueba de Friedman, seguida por la prueba post hoc de Dunn. La significación estadística se estableció en un valor de p < 0.05.

Resultados
La edad promedio de las participantes fue de 19.95 años; la estatura, de 1.63 ± 0.05 metro; el peso, de 56.7 ± 7 kg; el IMC promedio, de 29.25 kg/m2; mientras que la frecuencia cardíaca basal fue de 89.25 ± 11, y el intervalo RR promedio, de 686.15 ± 91 ms. No se observaron modificaciones significativas en la VFC en función del tiempo y la frecuencia o en los índices geométricos antes y después de la realización de los ejercicios con un bastón flexible. Tampoco, hubo diferencias significativas en la presión arterial sistólica y diastólica antes, inmediatamente después y a los 30 minutos de realizado el ejercicio.

Discusión y conclusión
Recuerdan los autores que la activación muscular isométrica aguda desencadena respuestas cardiovasculares mediante los mecanorreceptores. Los ejercicios con bastones flexibles activan la contracción isométrica de los músculos que afectan la presión intratorácica, como el músculo oblicuo interno y los relacionados con los movimientos de los hombros, como el trapecio superior e inferior y el músculo deltoides lateral. En la presente investigación se evaluó la recuperación autonómica cardíaca después de una única sesión de ejercicios con un bastón flexible en mujeres sanas. El hallazgo principal del estudio fue la ausencia de respuestas significativas de la VFC en los dominios del tiempo y frecuencia y en los índices geométricos después del ejercicio. Además, no se hallaron diferencias significativas en la presión arterial sistólica y diastólica antes, inmediatamente después y a los 30 minutos de realizado el ejercicio. La recuperación cardiovascular después de un ejercicio aeróbico de alta intensidad se caracteriza por la disminución de la presión arterial luego de finalizada la actividad (hipotensión posejercicio); mientras que el ejercicio con un bastón flexible es isométrico y anaeróbico e induce la contracción de los músculos del tronco y del hombro. Está documentado en la bibliografía que la activación del quimiorreflejo muscular durante las contracciones isométricas sostenidas eleva la presión arterial mientras incrementa la actividad nerviosa simpática muscular. Los investigadores creen que la intensidad del protocolo utilizado en el ensayo, más que el estilo de ejercicio, fue la razón principal de la ausencia de respuestas significativas de la presión arterial sistólica y diastólica durante la fase de recuperación. Se postularon tres mecanismos para explicar el control autonómico cardíaco durante la contracción muscular voluntaria, como la activación de áreas cerebrales; la actividad refleja con quimiorreceptores y mecanorreceptores y los aferentes barorreceptores asociados con disminución de la función barorreceptora durante el ejercicio, que produce el ascenso posterior de la presión arterial, sin estimulación del reflejo de bradicardia. La hipótesis inicial fue que el protocolo de ejercicio empleado provocaría respuestas autonómicas cardíacas significativas durante la fase de recuperación, principalmente debidas al reflejo presor al ejercicio, que se origina en el músculo esquelético y contribuye con la regulación del sistema cardiovascular durante el ejercicio. Sin embargo, no se observaron cambios antes y después de la implementación del protocolo estandarizado de ejercicio. Asimismo, los investigadores creen posible que si la duración de los ejercicios hubiese sido de 30 segundos, en lugar de 15, las respuestas autonómicas cardíacas podrían haber sido más intensas. No obstante, la elección de un protocolo de baja intensidad de ejercicio, en lugar de uno de moderada a alta intensidad, se basó en la intención de aplicarlo para los programas de rehabilitación cardíaca destinada a los pacientes con trastornos cardíacos. Los ejercicios con un bastón flexible se utilizan para los programas de rehabilitación de la inestabilidad del hombro; pero hay poca información sobre su uso en terapia cardiovascular y respiratoria. Se desconoce si los protocolos de ejercicio de baja a moderada intensidad están más indicados para los pacientes con alteraciones cardiovasculares en la fase inicial de la rehabilitación, debido a que la disminución del tono parasimpático podría producir una muerte súbita. El ejercicio físico tiene efectos positivos agudos y crónicos en las personas con alteraciones cardíacas, ya que provocan el descenso de la presión arterial. Entre las limitaciones de la investigación se señala que sólo se evaluaron mujeres, cuya regulación en la respuesta autonómica cardíaca es diferente de la de los hombres, y que no se incluyeron valoraciones electromiográficas y de los gases en sangre, si bien el propósito fue determinar la respuesta autonómica después del ejercicio. En conclusión, la implementación de un protocolo estandarizado de ejercicios con un bastón flexible no produjo cambios significativos en la regulación autonómica cardíaca en las mujeres adultas sanas. Es necesaria la realización de más estudios para determinar los efectos a largo plazo de este protocolo de ejercicio sobre las variables cardiovasculares.  
ua40317

Imprimir esta página
-->