Conceptos Categóricos

CLORHEXIDINA Y MICROORGANISMOS DEL AEROSOL DE LA PROFILAXIS DENTAL

Resúmenes amplios

CLORHEXIDINA Y MICROORGANISMOS DEL AEROSOL DE LA PROFILAXIS DENTAL


Sergipe, Brasil
En pacientes que se someten a tratamientos de ortodoncia, el uso de productos con clorhexidina al 0.12% previo a los procedimientos de profilaxis mediante la infusión a alta velocidad de bicarbonato de sodio se asocia con reducción significativa de la contaminación por aerosoles.

Dental Press Journal of Orthodontics 19(3):95-101

Autores:
Rodrigues Menezes dos Santos I, Azevedo Moreira AC, Castellucci e Barbosa M

Institución/es participante/s en la investigación:
Federal University of Sergipe

Título original:
Effect of 0.12% Chlorhexidine in Reducing Microorganisms Found in Aerosol Used for Dental Prophylaxis of Patients Submitted to Fixed Orthodontic Treatment

Título en castellano:
Efecto de la Clorhexidina al 0.12% para Reducir el Número de Microorganismos Presentes en el Aerosol Generado por la Profilaxis Dental de los Pacientes Sometidos a Tratamiento con Ortodoncia Fija

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.12 páginas impresas en papel A4
Introducción
La práctica de la odontología requiere del control de las infecciones cruzadas y de la implementación de medidas de bioseguridad. En ocasiones, los microorganismos superan las medidas de seguridad utilizadas, y la contaminación cruzada representa un riesgo para los profesionales y los pacientes. Una de las causas de este fenómeno es la negligencia por parte de los profesionales con respecto a la bioseguridad, lo que favorece las infecciones cruzadas, especialmente en prácticas con alto número de pacientes como los consultorios de ortodoncia. El uso de dispositivos fijos de ortodoncia se asocia con acumulación de biofilm, y los odontólogos constantemente están buscando nuevas técnicas para tratar esta complicación. Algunos fármacos antimicrobianos son útiles para mantener la integridad de la estructura del diente, como la clorhexidina, compuesto que inhibe el crecimiento de bacterias como el estreptococo (asociado con la aparición de caries). Algunas partículas en aerosoles pueden contener virus, como el de la inmunodeficiencia humana o el de la hepatitis B, y existen pruebas de que son capaces de penetrar el tracto respiratorio y las conjuntivas del odontólogo, el asistente o el paciente. Es importante, por lo tanto, evitar la contaminación cruzada con aerosoles, por lo que el objetivo del presente estudio fue evaluar si el uso de enjuagues bucales con clorhexidina al 0.12% se relaciona con menor contaminación del aerosol de bicarbonato de sodio utilizado para la profilaxis de pacientes sometidos a tratamientos de ortodoncia.  

Métodos
Se realizó un estudio longitudinal cuantitativo con pacientes sometidos a tratamientos de ortodoncia en el que los individuos fueron tratados mediante procedimientos estandarizados, y se incluyeron sujetos con al menos cinco dientes en cada cuadrante de los arcos superiores e inferiores, sin enfermedades sistémicas y que no hubieran usado antibióticos o enjuagues bucales con antisépticos (o se hubieran sometido a profilaxis profesional) en los 30 días previos al estudio. De 25 pacientes evaluados, finalmente se incluyeron en el estudio 23, de 10 a 40 años. Antes de iniciar los procedimientos de ortodoncia fija se descontaminaron los equipos con clorhexidina al 2% y alcohol al 70%, se utilizó agua destilada para la profilaxis dental (enjuague bucal durante un minuto), y el dispositivo que aerosoliza el bicarbonato de sodio (aplicado en la boca durante cuatro minutos) fue esterilizado mediante autoclave. Se siguieron criterios ideales de bioseguridad y se llevó a cabo un estudio en dos fases, separadas por 30 días (en la segunda ocasión se realizó un lavado bucal con clorhexidina durante un minuto, en lugar del agua destilada, 10 minutos antes de la profilaxis con bicarbonato). Luego de cada procedimiento se tomaron muestras de la frente y la boca del profesional y del tórax del paciente (muestras 1, 2 y 3, respectivamente), y se colocaron en medios de cultivo para evaluar el crecimiento bacteriano. Se incubaron las muestras a 37°C durante 48 horas y se contó el número de unidades formadoras de colonias (UFC) presentes mediante métodos automatizados. Para el análisis estadístico se utilizaron las pruebas de Shapiro-Wilk, la de la t de Student, la de Wilcoxon y la de Kruskal-Wallis, y se consideraron significativos valores de p < 0.05.  

Resultados
Se observaron diferencias estadísticamente significativas entre el número de UFC entre la primera y la segunda evaluación en las muestras 1, 2 y 3 (p < 0.001). La media de UFC en la primera prueba fue de 9.05 x 102, mientras que en la segunda fue de 5.57 x 102, y se observaron diferencias significativas en la muestra 1 (3.21 x 102 contra 2.05 x 102, p = 0.0074), la 2 (p = 0.0051) y la 3 (p = 0.0035) entre el primer y el segundo momento. Al comparar los sitios de toma de estas tres muestras, las medias de UFC fueron mayores en el tórax del paciente en comparación con las muestras 1 y 2, y la media en esta última fue mayor que en la muestra 1.  

Discusión y conclusiones
El tratamiento de ortodoncia se asoció con la posibilidad de que haya cambios en la microbiota oral y mayor riesgo de contaminación, por lo que es necesario tomar medidas preventivas sobre la base de las características de los profesionales y los pacientes. La profilaxis dental es uno de los métodos de prevención más eficaces, y existen indicios de que la infusión de alta velocidad de bicarbonato de sodio es útil para eliminar el biofilm de la superficie de los dientes y de distintas fosas presentes en la boca, por lo que se recomienda en todos los sujetos que se someten a ortodoncia. Esta técnica se asocia con menores tiempos de procedimiento y baja liberación de calor, pero también con formación de aerosoles (mayor riesgo en comparación con la infusión de velocidad baja). En ocasiones se administran antimicrobianos como la clorhexidina, compuesto que se suele administrar dos veces por día en soluciones de enjuague bucal al 0.2% (aunque a concentración de 0.12% también sería eficaz, con menos efectos adversos). En el presente estudio se evaluó la eficacia de una solución con clorhexidina al 0.12% para reducir la contaminación asociada con los tratamientos de ortodoncia, y se observó que cuando se aplicaba antes del procedimiento reducía significativamente el número de UFC de bacterias presentes en el aerosol que se genera durante la profilaxis con bicarbonato de sodio. Existe discrepancia en los estudios previos sobre el tema en cuanto a la eficacia de la clorhexidina para reducir esta contaminación, pero en esta investigación fue superior al enjuague con agua destilada únicamente. La clorhexidina es un catión que en la boca es atraído por las cargas negativas de la superficie bacteriana, y tiene propiedades bactericidas y bacteriostáticas relacionadas con la concentración del compuesto. Se detectó que a mayor proximidad al área de trabajo mayor es la diseminación bacteriana, por lo que los profesionales deben proteger su cara, el cuello y los brazos. Los autores concluyen que en los pacientes que se someten a tratamientos de ortodoncia los enjuagues bucales con clorhexidina al 0.12% previos a los procedimientos de profilaxis mediante la infusión a alta velocidad de bicarbonato de sodio se asocian con reducción significativa de la contaminación por aerosoles.    
ua40317

Imprimir esta página
-->