Conceptos Categóricos

ALTERACIONES EN EL GUSTO O EL OLFATO EN PACIENTES CON COVID-19 LEVE

ALTERACIONES EN EL GUSTO O EL OLFATO EN PACIENTES CON COVID-19 LEVE


Londres, Reino Unido
Las alteraciones del gusto o el olfato son frecuentes en los pacientes con infección por SARS-CoV-2 levemente sintomática. Los trastornos del gusto y del olfato pueden aparecer antes, en simultáneo o después de la aparición de los síntomas típicos, y en una minoría pueden ser la única anormalidad.

JAMA

Autores:
Borsetto D

Institución/es participante/s en la investigación:
Guy's and St Thomas' Hospitals

Título original:
Alterations in Smell or Taste in Mildly Symptomatic Outpatients with SARS-CoV-2 Infection

Título en castellano:
Alteraciones en el Gusto o el Olfato en Pacientes Ambulatorios con Infección por SARS-CoV-2 Levemente Sintomática

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.78 páginas impresas en papel A4
Introducción
A partir de diciembre de 2019, la epidemia de la enfermedad por el nuevo coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), se propagó por todo el mundo. Los enfermos con infección por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 [SARS-CoV-2]) puede presentar síntomas leves, como fiebre, fatiga, tos seca, mialgias o disnea. Se ha visto que otras cepas de coronavirus pueden invadir el sistema nervioso central a través del neuroepitelio olfatorio y propagarse desde el bulbo olfatorio. Asimismo, las células epiteliales nasales son las que expresan más fuertemente receptores de SARS-CoV-2, la enzima convertidora de angiotensina 2, en el tracto respiratorio. Se han referido casos aislados de anosmia y en un trabajo, la prevalencia de alteraciones del gusto y el olfato, en pacientes con COVID-19, fue de 34%; sin embargo, se conoce poco el momento de aparición de estas anormalidades, en relación con los síntomas característicos de la enfermedad. El objetivo del presente estudio fue conocer la prevalencia, la intensidad y el momento de aparición de trastornos del olfato o el gusto en pacientes con infección por SARS-CoV-2.

Pacientes y métodos
Se evaluaron adultos de 18 años o más, asistidos en el Treviso Regional Hospital, entre 19 y 22 de marzo de 2020. Los enfermos tenían infección por SARS-CoV-2 confirmada por reacción en cadena de la polimerasa en hisopado de fauces y nasofaríngeo, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Los pacientes presentaban enfermedad leve, de modo que podían ser seguidos ambulatoriamente. Los pacientes fueron contactados entre 5 y 6 días después de la obtención de las muestras para estudio microbiológico; en ese momento se obtuvo información acerca de las características demográficas, y los enfermos completaron el Acute Tract Infection Questionnaire (ARTIQ). La aparición brusca de trastornos en el olfato o el gusto, en el transcurso de las dos semanas previas a la toma de las muestras, se conoció con el Sino-nasal Outcome Test 22 (SNOT-22: 0, ausencia de alteraciones; 1, alteraciones muy leves; 2, alteraciones leves; 3, alteraciones moderadas; 4, alteraciones importantes y 5, alteraciones muy importantes). Se calculó la prevalencia a partir del porcentaje de enfermos con estas anormalidades, con intervalos de confianza del 95% (IC 95%). Las comparaciones de prevalencia se realizaron con pruebas de Fisher.

Resultados
Un total de 202 de 374 pacientes reclutados completó el SNOT-22 telefónicamente. La mediana de edad de los enfermos fue de 56 años (20 a 89 años) y el 52% fue de sexo femenino. Un total de 130 pacientes (64.4%; IC 95%: 57.3% a 71%) refirieron alteraciones del gusto o el olfato, con una mediana de 4 puntos en el cuestionario (rango intercuartílico de 3 a 5); el 23.8% tuvo un puntaje de 5. El 34.6% de los pacientes (45 de 130) también refirió bloqueo nasal. Otros síntomas referidos con frecuencia fueron la fatiga (68.3%), la tos seca o productiva (60.4%) y la fiebre (55.5%). En 24 enfermos, las alteraciones del gusto y el olfato aparecieron antes que los síntomas restantes, en 46 pacientes aparecieron simultáneamente, y en 54 sujetos, después de los síntomas típicos. En 6 pacientes sólo se comprobaron alteraciones del gusto o el olfato. Estas anormalidades fueron más comunes en las mujeres (72.4% de 105; IC 95%: 62.8% a 80.7%), respecto de los hombres (55.7% de 97; IC 95%: 45.2% a 65.8%; p = 0.02).

Discusión
Los resultados del presente estudio indican que las alteraciones del gusto o del olfato son frecuentes en los pacientes con infección por SARS-CoV-2 levemente sintomática. Los hallazgos, sin embargo, deben interpretarse con cautela como consecuencia de limitaciones metodológicas importantes (estudio de diseño transversal y muestra reducida de pacientes, entre otras). Además, si bien el SNOT-22 se correlaciona bien con las pruebas objetivas de función olfatoria, los enfermos pueden tener dificultades para cuantificar la función olfatoria; en los estudios futuros se deberían incluir pruebas objetivas. Si los hallazgos se confirman en investigaciones futuras, deberían considerarse la implementación de estas pruebas y el aislamiento de los enfermos durante la pandemia de COVID-19.
ua40317