Conceptos Categóricos

LESIONES AGUDAS ACRO-ISQUÉMICAS EN PACIENTES NO INTERNADOS CON COVID-19

LESIONES AGUDAS ACRO-ISQUÉMICAS EN PACIENTES NO INTERNADOS CON COVID-19


Madrid, España
En pacientes con COVID-19 se han referido dos patrones diferentes de lesiones acro-isquémicas agudas: lesiones similares a sabañones, presentes en el 72% de los casos de una serie dermatológica, y lesiones similares a las del eritema multiforme en el 28% de los casos.

Journal of the American Academy of Dermatology 1-13

Autores:
Fernandez-Nieto D

Institución/es participante/s en la investigación:
Ramon y Cajal University Hospital

Título original:
Characterization of Acute Acro-Ischemic Lesions in Non-Hospitalized Patients: A Case Series of 132 Patients During the COVID-19 Outbreak

Título en castellano:
Caracterización de las Lesiones Agudas Acrales Isquémicas en Pacientes no Internados: Tres Series de Casos con 132 Pacientes durante la Epidemia de COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.75 páginas impresas en papel A4
Introducción
La enfermedad por el nuevo coronavirus (COVID-19 por su sigla en inglés) se ha asociado con diversas manifestaciones cutáneas, incluidas urticaria generalizada, exantemas eritematosos y exantemas similares a los de la varicela. En pacientes con COVID-19 también se describieron lesiones isquémicas y equimóticas acrales, como manifestaciones de los trastornos en el sistema de la coagulación. El objetivo del presente estudio retrospectivo fue evaluar pacientes que realizaron consultas generales entre 5 de marzo y 15 de abril de 2020 en España.

Métodos y resultados
Se incluyeron enfermos que presentaron lesiones cutáneas que motivaron la consulta. Se excluyeron, sin embargo, a los enfermos que no tuvieron lesiones cutáneas distales. En la cohorte inicial de 346 pacientes, 132 enfermos reunieron los criterios de inclusión para el presente estudio retrospectivo. La edad promedio de los pacientes fue de 19.9 años (1 a 51 años). Un total de 54 enfermos (40.9%) tenían contacto estrecho con un paciente con infección confirmada por el nuevo coronavirus, 28 pacientes (21.2%) referían contacto estrecho con profesionales de la salud y en 19 enfermos (14.4%) se estableció el diagnóstico clínico de COVID-19. Ningún paciente presentó neumonía por COVID-19 ni recibió medicaciones específicas. En 16 enfermos, los síntomas de COVID-19 aparecieron antes que las manifestaciones cutáneas, con un tiempo promedio de latencia de 9.2 días (3 a 30 días); en 3 enfermos, los trastornos cutáneos aparecieron en simultáneo con los síntomas de COVID-19. La duración promedio de las manifestaciones dermatológicas fue de 8.7 días (2 a 24 días). En 11 enfermos se tomaron muestras de hisopado nasofaríngeo para la detección de material nuclear de coronavirus asociado con síndrome respiratorio agudo grave (severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 [SARS-CoV-2]) por medio de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa reversa en tiempo real (rt-PCR por su sigla en inglés), luego de la aparición de las lesiones cutáneas. Dos pacientes (18.1%) presentaron resultados positivos. No se efectuaron estudios serológicos. El examen de las imágenes clínicas permitió identificar dos patrones diferentes de lesiones acro-isquémicas agudas, las cuales pueden aparecen superpuestas. El primer patrón fue el de lesiones similares a sabañones, presente en 95 pacientes (72% de los casos), caracterizadas por máculas violáceas, placas y nódulos, por lo general, en las regiones distales de los dedos de las manos y los pies. En 37 pacientes (28% de los casos) se observaron lesiones con patrón semejante al del eritema multiforme, con máculas eritematosas y vesículas. En comparación con el eritema multiforme clásico, los pacientes presentaron lesiones de menor tamaño (menos de 1 cm de diámetro) y, por lo general, no se asociaron con las clásicas lesiones en escarapela; las lesiones tendieron a estar diseminadas. Sólo 2 de los 37 enfermos (5.4%) presentaron de manera simultánea lesiones en otras partes del cuerpo, como rodillas, codos y orejas.

Discusión
El sistema de la coagulación se afecta en pacientes con COVID-19; los niveles elevados en sangre de dímero-D y el tiempo de protrombina fueron factores asociados con pronóstico desfavorable. Las lesiones acrales, verdaderamente isquémicas, se refirieron en pacientes con COVID-19 muy grave, como manifestación de coagulación intravascular diseminada. Sin embargo, cada vez se presta mayor atención a la relevancia clínica de las lesiones agudas isquémicas distales en pacientes asintomáticos o con sólo síntomas leves de COVID-19. Los enfermos referidos en la presente ocasión no presentaron neumonía ni otras complicaciones. El tiempo de latencia entre los síntomas de COVID-19 y las manifestaciones cutáneas, y el índice bajo de resultados positivos para SARS-CoV-2 en muestras de hisopado nasofaríngeo sugieren que las lesiones cutáneas de este tipo podrían ser una manifestación clínica tardía de infección por SARS-CoV-2. Todavía no se ha podido dilucidar si las mismas son consecuencia de los trastornos de la coagulación o de reacciones de hipersensibilidad.
ua40317