Conceptos Categóricos

LA SALUD MENTAL DE LOS NIÑOS DURANTE LA PANDEMIA DE ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019

LA SALUD MENTAL DE LOS NIÑOS DURANTE LA PANDEMIA DE ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019


Wuhan, China
Durante el brote de enfermedad por coronavirus 2019 en China los niños que estuvieron en confinamiento en el hogar habrían experimentado depresión y ansiedad.

JAMA Pediatrics

Autores:
Song R

Institución/es participante/s en la investigación:
Huazhong University of Science and Technology

Título original:
Mental Health Status Among Children in Home Confinement During the Coronavirus Disease 2019 Outbreak in Hubei Province, China

Título en castellano:
El Estado de Salud Mental Entre Niños en Confinamiento en el Hogar Durante el Brote de la Enfermedad por Coronavirus 2019 en la Provincia de Hubei, China

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.9 páginas impresas en papel A4
Introducción
A medida que la epidemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) progresó en Wuhan, provincia de Hubei, China, el gobierno chino ordenó el cierre de las escuelas en todo el país. Más de 180 millones de estudiantes en China fueron confinados a sus hogares. Para el 9 de abril de 2020, la pandemia de COVID-19  habría provocado cientos de cierres escolares en todo el mundo afectando a millones de estudiantes. La salud mental de los niños en confinamiento en el hogar es un tema que genera preocupación. El objetivo del presente estudio fue investigar los síntomas de depresión y ansiedad entre los estudiantes confinados en los hogares en la provincia de Hubei, China, esto podría ayudar a optimizar las intervenciones sobre la salud mental de los niños para las partes interesadas en todos los países afectados por COVID-19.  

Métodos
En la provincia de Hubei, los estudiantes en Wuhan fueron confinados a sus hogares desde el 23 de enero de 2020, y los de Huangshi (una ciudad a unos 85 km de Wuhan) comenzaron con esta restricción el 24 de enero de 2020. Los estudiantes en la ciudad de Huangshi permanecieron en el hogar hasta el 23 de marzo de 2020, y los de Wuhan hasta el 8 de abril de 2020. Un total de 2330 estudiantes de segundo a sexto grado en 2 escuelas primarias en la provincia de Hubei, de los cuales 845 eran de Wuhan y 1485 eran de Huangshi, fueron invitados a completar una encuesta entre el 28 de febrero y el 5 de marzo de 2020. Los estudiantes completaron la investigación a través de una plataforma en línea. El enlace de la encuesta se envió al teléfono celular del tutor. Los estudiantes procedieron a la encuesta después de que su tutor hubiera dado su consentimiento. Todos los cuestionarios se incluyeron en el análisis después de una auditoría de calidad. La información recopilada incluyó el género, el grado escolar, el optimismo acerca de la epidemia, si les preocupaba estar infectados por COVID-19, y los síntomas depresivos y de ansiedad medidos con el Children’s Depression Inventory–Short Form (CDI-S) y el  Screen for Child Anxiety Related Emotional Disorders, respectivamente. Ambas medidas fueron validadas para su uso en idioma chino. Se aplicaron regresiones lineales generalizadas para variables continuas y regresiones logísticas para variables binarias. Los resultados se analizaron estadísticamente con la versión 22.0 del SPSS. El valor de p inferior a 0.05 fue considerado estadísticamente significativo.  

Resultados
Entre 2330 estudiantes, 1784 participantes (1012 varones [56.7%]; 1109 niños [62.2%] que residen en Huangshi) completaron la encuesta. La tasa de respuesta fue del 76.6%. El promedio de tiempo que los estudiantes habían sido restringidos a su hogar al completar la presente encueta fue de 33.7 días. Un total de 403 estudiantes (22.6%) y 337 estudiantes (18.9%) informaron síntomas depresivos y de ansiedad, respectivamente. Los estudiantes en Wuhan tuvieron puntajes del CDI-S significativamente más altos que los de Huangshi (β: 0.092; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.014 a 0.170), con un mayor riesgo de síntomas depresivos (odds ratio: 1.426; IC 95%: 1.138 a 1.786). Se observó que los estudiantes que estaban poco preocupados o no preocupados por verse afectados por COVID-19 tenían puntajes del CDI-S significativamente más bajos que aquellos que estaban bastante preocupados (β: −0.184; IC 95%: −0.273 a −0.095), con un menor riesgo de síntomas depresivos (odds ratio: 0.521; IC 95%: 0.400 a 0.679). Los participantes  que no eran optimistas acerca de la epidemia, en comparación con aquellos que eran bastante optimistas, tenían puntajes del CDI-S significativamente más altos (β: 0.367; IC 95%: 0.250 a 0.485), con un mayor riesgo de síntomas depresivos (odds ratio: 2.262; IC 95%: 1.642 a 3.117). No se detectó una asociación significativa entre las características demográficas y los síntomas de ansiedad.  

Discusión y conclusión
En el presente estudio, el 22.6% de los estudiantes informaron tener síntomas depresivos, que es más alto que otras investigaciones en las escuelas primarias de China (17.2%). Durante el brote de COVID-19, la reducción de las actividades al aire libre y la interacción social podrían haberse asociado con un aumento de los síntomas depresivos de los niños. El 18.9% de los estudiantes informaron síntomas de ansiedad, que es más alta que la prevalencia reportada en otras encuestas. El síndrome respiratorio agudo severo en 2003 también se habría asociado con diversos síntomas psicológicos entre los estudiantes en China. Al igual que otras experiencias traumáticas, las enfermedades infecciosas graves podrían influir en la salud mental de los niños. Una limitación del presente estudio actual sería que no pudo evaluar si estos resultados serán duraderos después del brote de COVID-19. Los participantes estarían bajo seguimiento para determinar cuánto tiempo durarán los resultados observados. Una mejor comprensión de cómo la pandemia de COVID-19 afecta la salud mental de los estudiantes podría ayudar a guiar futuras intervenciones. 
ua40317