Conceptos Categóricos

IMPORTANCIA DE LAS MEDIDAS DE SALUD PÚBLICA EN LA EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA DE COVID-19

IMPORTANCIA DE LAS MEDIDAS DE SALUD PÚBLICA EN LA EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA DE COVID-19


Toronto, Canadá
El crecimiento epidémico de COVID-19 no se asoció con la ubicación geográfica ni con cuestiones climáticas. Sólo las intervenciones de salud pública se asociaron con reducción del crecimiento epidémico reducido, y cuanto mayor sea el número de intervenciones de salud pública concurrentes, mayor será la reducción del crecimiento. El efecto positivo de estas intervenciones debe sopesarse contra los posibles daños económicos y psicosociales, para decidir cuándo y cómo levantar las restricciones.

Canadian Medical Association Journal 192(23):1-8

Autores:
Jüni P

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Toronto

Título original:
Impact of Climate and Public Health Interventions on the COVID-19 Pandemic: A Prospective Cohort Study

Título en castellano:
Impacto del Clima y las Intervenciones en la Salud Pública en la Pandemia de COVID-19: Un Estudio de Cohorte Prospectivo

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.09 páginas impresas en papel A4
Introducción
Los mecanismos sugeridos para la desaceleración de las epidemias de influenza en los meses de verano en los climas templados están relacionados con temperaturas más altas, mayor humedad o mayor radiación solar. Estas características se asocian con la latitud geográfica. Otra explicación posible es el cierre de las escuelas durante el verano. Para desacelerar el crecimiento de la actual pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), muchos países ordenaron el cierre de escuelas y otras intervenciones de salud pública, como restricciones de reuniones masivas, distanciamiento social o cierre de negocios no esenciales. Sin embargo, no está claro si estas intervenciones o los cambios estacionales mediados por el clima afectan la pandemia. El objetivo de este estudio fue determinar si el crecimiento epidémico se asocia con el clima o las intervenciones de salud pública destinadas a reducir la transmisión del síndrome respiratorio agudo grave por coronavirus 2 (SARS-CoV-2).

Métodos
Se trató de un estudio de cohorte prospectivo de zonas con brotes documentados de COVID-19, para determinar la asociación del crecimiento epidémico de COVID-19 durante un período de seguimiento preestablecido (del 21 de marzo al 27 de marzo de 2020), con un período de exposición previo de 14 días (del 7 al 13 de marzo de 2020). Se incluyeron todas las áreas geopolíticas (estados para Australia y EE.UU., provincias y territorios para Canadá, países y territorios de ultramar para el resto del mundo) con al menos 10 casos al 20 de marzo de 2020. Se excluyeron del análisis a China, debido a que su crecimiento epidémico se había desacelerado y el brote parecía estar contenido, y a Corea del Sur, Italia e Irán porque ya se encontraban en epidemia. La variable de exposición primaria fue la latitud y se consideraron variables de exposición a la temperatura media, la humedad absoluta, el cierre de escuelas, las restricciones de reuniones masivas y las medidas de distanciamiento social. El criterio principal de valoración fue el crecimiento epidémico, definido como el índice de tasa que compara el recuento acumulado de casos confirmados de COVID-19 al final del período de seguimiento el 27 de marzo de 2020, con el recuento acumulado una semana antes, el 20 de marzo de 2020.

Resultados
Se incluyeron 144 áreas geopolíticas con 375 609 casos. La mediana del recuento de casos de COVID-19 por millón de habitantes fue de 87.6, la razón de la tasa media que representa el crecimiento epidémico fue de 3.56. La mayoría de las áreas geopolíticas estaban en el hemisferio norte, casi a nivel del mar, con climas templados. La temperatura media fue de 12.8 °C, la humedad relativa media fue del 69% y la humedad absoluta media fue de 7.1 g/m3. La temperatura se asoció estrechamente con el cuadrado de la latitud y, en menor medida, también la humedad absoluta; la humedad relativa no estuvo relacionada. En 38 áreas geopolíticas, al 1 de marzo de 2020 se había implementado al menos una intervención de salud pública, en 24 áreas se implementó una medida (16.7%) y en 14 áreas dos o tres intervenciones (9.7%); el resto no implementó ninguna medida de salud pública (73.6%). La mediana del porcentaje de la población de 65 años o más fue del 14.0%, la esperanza media de vida al nacer fue de 79 años, en promedio el 9.2% del PBI se gastó en salud y la distancia media al foco epidémico más cercano fue de 4300 km. En el análisis univariado, no hubo asociación entre el crecimiento epidémico y la latitud o la temperatura media. Por el contrario, hubo una asociación negativa con la humedad relativa y con la humedad absoluta. El compuesto de cualquier intervención de salud pública y sus componentes –restricciones de reuniones masivas, cierre de escuelas y medidas de distanciamiento social–, mostraron fuertes asociaciones negativas con el crecimiento epidémico. La correlación negativa fue más pronunciada en las zonas que implementaron dos o tres intervenciones de salud pública, en comparación con las regiones que habían implementado una. El crecimiento epidémico varió según el continente, el gasto en salud, el índice de vulnerabilidad de enfermedades infecciosas y la distancia al foco epidémico más cercano. En el análisis multivariado y los análisis restringidos, las asociaciones con la latitud y la temperatura no fueron significativas. Las relaciones entre crecimiento epidémico y humedad relativa y absoluta se atenuaron y se volvieron, en su mayoría, no significativas. Las asociaciones negativas con las intervenciones de salud pública se mantuvieron sólidas, a excepción de las medidas de distanciamiento social. El modelo multivariado principal mostró una correlación negativa débil y no significativa del crecimiento epidémico con la humedad absoluta, pero una asociación fuerte continua con el número de intervenciones de salud pública implementadas.

Conclusión
El crecimiento epidémico de COVID-19 no se asoció con la latitud geográfica ni con la temperatura. Se encontraron correlaciones con la humedad relativa y absoluta, pero estas se atenuaron en modelos multivariados, lo cual sugiere un papel menor de la humedad en la epidemiología de COVID-19. Solo las intervenciones de salud pública se asociaron de manera congruente con un crecimiento epidémico reducido; cuanto mayor sea el número de intervenciones de salud pública concurrentes, mayor será la reducción del crecimiento. Tomados en conjunto, estos hallazgos sugieren que es probable que la estacionalidad desempeñe solo un papel menor en la epidemiología de COVID-19, mientras que las intervenciones de salud pública (cierre de escuelas, restricción de reuniones masivas, distanciamiento social) parecen tener un gran impacto. El efecto importante de las intervenciones de salud pública debe sopesarse cuidadosamente contra los posibles daños económicos y psicosociales al decidir cuándo y cómo levantar las restricciones.
ua40317