Conceptos Categóricos

IMPORTANCIA DE LAS MEDIDAS PARA CONTENER LA PROPAGACIÓN DEL COVID-19 EN LA REDUCCIÓN DEL EXCESO DE MORTALIDAD

IMPORTANCIA DE LAS MEDIDAS PARA CONTENER LA PROPAGACIÓN DEL COVID-19 EN LA REDUCCIÓN DEL EXCESO DE MORTALIDAD


Londres, Reino Unido
En este estudio se describe un modelo simple y una herramienta en línea para conocer el exceso de mortalidad durante 1 año debido a la pandemia de COVID-19, a partir de los resultados se aprecia la importancia de las medidas de supresión estrictas y sostenidas.

The Lancet 1-11

Autores:
Banerjee A

Institución/es participante/s en la investigación:
University College London

Título original:
Estimating Excess 1-year Mortality Associated With the COVID-19 Pandemic According to Underlying Conditions and Age: A Population-Based Cohort Study

Título en castellano:
Estimación del Exceso de Mortalidad al Año Asociado con la Pandemia de COVID-19 Según las Condiciones Subyacentes y la Edad: Un Estudio de Cohorte Basado en la Población

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.99 páginas impresas en papel A4
Introducción
El exceso de muertes por la pandemia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) puede darse tanto en los infectados, por efectos directos, como en los afectados no infectados por efectos indirectos, debido a las dificultades en el acceso al sistema de salud, las consecuencias físicas, psicológicas y sociales del distanciamiento y los cambios económicos. Una manera de estimar y monitorear el exceso de mortalidad es comparar los números de muertes durante la pandemia con las esperadas en función de los riesgos de mortalidad de fondo (previo a COVID-19). Las tasas de letalidad de COVID-19 varían del 0.27% al 10%, posiblemente relacionadas con diferencias demográficas, estrategias respecto a las pruebas diagnósticas y prevalencia de comorbilidades. El Reino Unido tiene una tasa de letalidad relativamente alta  (8.2%), pero se desconoce la tasa de mortalidad debido a que los test se realizan más frecuentemente en los casos más graves que requieren internación que en aquellos más leves. El 14 de abril, la Office for National Statistics comunicó 6000 muertes en la semana del 28 de marzo al 3 de abril de 2020, de las cuales alrededor de 2500 no tenían diagnóstico de COVID-19 en los certificados de defunción, proporcionando la primera indicación de los efectos indirectos de la pandemia sobre la mortalidad. El objetivo de presente estudio fue aportar estimaciones iniciales del exceso de muertes relacionadas con COVID-19 durante un período de 1 año en función de las diferentes tasas y niveles relativos de impacto de la infección.  

Métodos
En este estudio de cohorte de base poblacional se utilizaron registros electrónicos de salud de atención primaria y secundaria de Inglaterra (Health Data Research UK–CALIBER). Se obtuvo la prevalencia de comorbilidades definidas por las guías de Public Health England en individuos de 30 años o más registrados con una práctica entre 1997 y 2017, con al menos 1 año de datos de seguimiento. Se estimó la mortalidad a 1 año mediante la elaboración de modelos simples del exceso de muertes relacionadas con COVID-19, suponiendo un riesgo relativo (RR) debido a la pandemia (comparada con los antecedentes de mortalidad) de 1.5, 2.0 y 3.0 en diferentes escenarios de tasa de infección, incluida la contención completa (0.001%), supresión parcial (1%), mitigación (10%) y no hacer nada (80%). También se elaboró un prototipo de calculador de riesgo para estimar el exceso de muertes.  

Resultados
Se incluyeron 3 862 012 individuos de 30 años o más, el 50.7% eran mujeres; el 86.3% tenía 70 años o menos (edad media 43.5 años) y el 13.7% eran mayores de 70 años (edad media 78.1 años en hombres y 80.2 años en mujeres). Más del 20% de la población tenía al menos una condición de alto riesgo, el 13.7% eran mayores de 70 años y 6.3% tenían 70 años o menos con al menos una comorbilidad. La asociación de morbilidades fue frecuente (10.1%), especialmente entre enfermedad cardiovascular, diabetes, enfermedad renal crónica y EPOC. La prevalencia de hipertensión fue elevada, del 7.4% en los de 70 años o menos y 31.7% en aquellos mayores de 70 años. La mortalidad a 1 año en personas de alto riesgo fue del 4.46%, la edad y las comorbilidades combinadas influenciaron en el riesgo basal, que vario notablemente según las distintas situaciones. La mortalidad fue del 8.62% en aquellos con EPOC, 7.84% en los que tenían enfermedad renal crónica, 6.37% en personas con enfermedad cardiovascular y 4.1% en diabéticos. En los hombres mayores de 70 años, las tasas de mortalidad a 1 año fueron 13.6% para EPOC, 11.5% para enfermedad renal crónica, 10.4 % para enfermedad cardiovascular y 8.9% para diabetes; mientras que en las mujeres fueron del 12.3% para EPOC, 9.6% para enfermedad renal crónica, 10.6% para enfermedad cardiovascular y 9.8% para diabéticos. Se estimó el riesgo de mortalidad basal a 1 año por grupo de edad, sexo y número de comorbilidades, en ausencia de COVID-19. Por ejemplo, un hombre de 66 a 70 años sin comorbilidades tiene un riesgo de mortalidad estimado a 1 año más alto (1.07%) que una mujer de 56 a 60 años con una condición subyacente (0.91%). De acuerdo con la calculadora de riesgo en línea, un hombre de 66 años con EPOC tiene un riesgo de mortalidad basal al año de 6.39%, en Inglaterra hay 25 641 personas en este subgrupo, por lo que habría 1639 muertes basales al año. El modelo (si se establece en una tasa de infección del 10% y RR de 2.0) estimó que el exceso de muerte en esa categoría demográfica sería de 164. Con una prevalencia de COVID-19 de 10% (escenario mitigación) y de 80% (escenario no hacer nada), se estimó que el exceso de muertes sería de 18 374 (mitigación) y 146 996 (no hacer nada) con un RR de 1.5; si el RR fuese de 2.0, el exceso de muertes sería de 36 749 (mitigación) y 293 991 (no hacer nada), y 73 498 (mitigación) y 587 982 (no hacer nada) con un RR de 3.0. El número de muertes correspondientes con la supresión total (0.001%) y la supresión parcial (1%) fueron 2 (total) y 1837 (parcial) con un RR de 1.5; 4 (completo) y 3675 (parcial) con un RR de 2.0; y 7 (completo) y 7350 (parcial) con un RR de 3.0.  

Conclusión
Se describe un modelo simple y una herramienta en línea para conocer el exceso de mortalidad durante 1 año a partir de la pandemia de COVID-19, según la edad, el sexo y las estimaciones específicas sobre comorbilidades. Estos resultados señalan la necesidad de medidas de supresión estrictas y sostenidas, así como esfuerzos sostenidos para proteger a las personas con mayor riesgo mediante una variedad de intervenciones preventivas.
ua40317