Conceptos Categóricos

LAS OPCIONES DE TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 EN EVALUACIÓN

LAS OPCIONES DE TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 EN EVALUACIÓN


Athens, Grecia
El inicio temprano de la terapia antiviral habría demostrado ser beneficioso para el pronóstico de los pacientes con enfermedad por coronavirus 2019.

Clinical Microbiology and Infection 1-49

Autores:
Fragkou PC

Institución/es participante/s en la investigación:
Attikon University Hospital

Título original:
Review of Trials Currently Testing Treatment and Prevention of COVID-19

Título en castellano:
Revisión de Ensayos que Actualmente Evalúan el Tratamiento y la Prevención del COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.14 páginas impresas en papel A4
Introducción
A medida que los casos de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) continúan aumentando en todo el mundo, faltan pruebas de grandes ensayos controlados aleatorizados sobre tratamientos antivirales dirigidos. En la actualidad, se están estudiando diversas opciones de tratamiento y prevención para esta enfermedad en todo el mundo. El objetivo del presente estudio fue resumir todos los ensayos clínicos registrados que examinan las opciones de tratamiento y prevención para el COVID-19. Además, analizó y evaluó de manera metodológica la calidad de los estudios de intervención registrados.    

Métodos
Se realizaron búsquedas sistemáticas en la base de datos Clinicaltrials.gov, el Chinese Clinical Trial Registry y el European Union Clinical Trials Register hasta el 26 de Marzo de 2020. Además, se realizó una búsqueda manual adicional de los registros para estudios posiblemente no identificados. No se aplicaron restricciones de diseño de estudio, idioma, o país. Se incluyeron participantes de cualquier edad y antecedentes médicos con COVID-19 o en riesgo de esta enfermedad, al igual que cualquier intervención probada actualmente relacionada con el tratamiento o la prevención del COVID-19. Se excluyeron los estudios y ensayos retirados o cancelados que no informan estrategias terapéuticas o preventivas para COVID-19. Los estudios elegibles se resumieron y tabularon. Los ensayos intervencionistas se analizaron de manera metodológica. La medicina tradicional china y la homeopatía se excluyeron de la evaluación cualitativa. Se evaluó el diseño del estudio, el número de inclusiones planificadas y los resultados primarios de los estudios de intervención, excluyendo los estudios retrospectivos y de "acceso ampliado". Los estudios también se analizaron de acuerdo con el criterio de valoración primario, es decir, clínico, virológico, radiológico, o biológico/inmunológico.  

Resultados
En total, se recuperaron 309 ensayos que evaluaron las opciones de tratamiento terapéutico del COVID-19, 23 estudios que evaluaron estrategias preventivas del COVID-19 y 3 estudios que examinaron ambos. Finalmente, 214 estudios fueron revisados metodológicamente. Los estudios de tratamiento intervencionista fueron en su mayoría aleatorizados (n: 150, 76%) y abiertos (n: 73, 37%) con una media de número de inclusiones planificadas de 90. Las terapias celulares y la hidroxicloroquina fueron las terapias candidatas evaluadas con mayor frecuencia (25 y 22 ensayos respectivamente), mientras que el remdesivir se asoció con el mayor promedio de número de inclusiones planificadas por ensayo. Los inhibidores de la proteasa (IP) serían unos agentes terapéuticos posiblemente potentes contra la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés). En modelos de susceptibilidad in vitro, los IP serían eficaces contra el coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV, por sus siglas en inglés), el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV, por sus siglas en inglés) y el SARS-CoV-2. Para el COVID-19, se ha informado que el lopinavir/ritonavir solo o combinado con otros agentes reduce con eficacia los resultados adversos en casos esporádicos de China. Los inhibidores de la acido ribonucleico (ARN) polimerasa eficaces contra el SARS-CoV podrían tener efectos inhibitorios similares contra el SARS-CoV-2. En estudios datos preclínicos el remdesivir habría demostraron eficacia contra el SARS-CoV y el MERS-CoV, ya que tiene el potencial de superar la capacidad de corrección de pruebas de la exonucleasa de coronavirus y tiene una barrera de resistencia genética alta. La eficacia del favipiravir contra el SARS-CoV-2 se está investigando en 9 ensayos clínicos. La ribavirina en combinación con lopinavir/ritonavir o interferón alfa esta actualmente recomendada por las China National Practice Guidelines para el tratamiento de COVID-19 grave. Los datos experimentales demostraron que la cloroquina sería altamente eficaz in vitro contra el SARS-CoV-2 en una concentración eficaz estimada que se puede lograr fácilmente con regímenes de dosificación estándar. Sin embargo, la eficacia de los medicamentos contra la malaria en la práctica clínica aún se debate. Los inmunosupresores (junto con los antivirales) pueden desempeñar un papel clave en el tratamiento contra la infección grave por SARS-CoV-2. El tocilizumab y el sarilumab se evalúan actualmente en 13 ensayos clínicos; el tocilizumab, en particular, mejoró los síntomas y los parámetros de laboratorio en un pequeño estudio retrospectivo en China. El uso de plasma convaleciente podría mejorar la supervivencia de los pacientes infectados por SARS-CoV-2. Las células natural killer han demostrado resultados prometedores como inmunoterapia adoptiva en diversos tipos de cáncer, y también pueden ser potentes células efectoras en la infección por SARS-CoV-2. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) enfatizan el papel de la detección, las medidas de precaución, la prevención de la exposición y la desinfección ambiental como el pilar de la prevención de COVID-19. Es importante destacar que al menos 4 vacunas están en desarrollo. Otras moléculas preventivas incluyen la hidroxicloroquina y el aerosol recombinante humano interferón α1b. Se espera que la cepa viva atenuada de Mycobacterium bovis se pruebe como una estrategia preventiva contra COVID-19 entre profesionales de la salud.  

Conclusión
Se han registrado numerosos ensayos clínicos desde el inicio de la pandemia de COVID-19. Los resultados de la presente revisión subrayan la necesidad de registrar meticulosamente tantos detalles del estudio como sea posible en los registros internacionales durante los brotes. Si bien se requiere urgentemente la implementación de nuevas terapias, la reutilización de los medicamentos existentes sería una alternativa viable y que consume menos tiempo. Las estrategias terapéuticas deben seguir la respuesta inmune en 2 fases en el COVID-19. Inicialmente, el tratamiento debe apuntar a fortalecer la respuesta inmune del huésped contra el virus e inhibir la replicación viral. El inicio temprano de la terapia antiviral ha demostrado ser beneficioso para el pronóstico de los pacientes. En la fase posterior de la infección, los pacientes podrían aprovechar los enfoques terapéuticos antiinflamatorios. Como en toda pandemia, la prevención tendría un papel clave en el COVID-19.     
ua40317