Conceptos Categóricos

EL IMPACTO DE LAS INTERVENCIONES PARA MITIGAR LA PROPAGACIÓN TEMPRANA DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019

EL IMPACTO DE LAS INTERVENCIONES PARA MITIGAR LA PROPAGACIÓN TEMPRANA DE LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019


Singapur, Singapur
La combinación de cuarentena, distanciamiento del lugar de trabajo y cierre de escuelas sería altamente eficaz para evitar la propagación temprana de la enfermedad por coronavirus 2019.

The Lancet Infectious Diseases 20(6):678-688

Autores:
Cook AR

Institución/es participante/s en la investigación:
National University of Singapore

Título original:
Interventions to Mitigate Early Spread of SARS-CoV-2 in Singapore: a Modelling Study

Título en castellano:
Las Intervenciones para Mitigar la Propagación Temprana del SARS-CoV-2 en Singapur: Un Estudio de Modelado

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2 páginas impresas en papel A4
Introducción
Desde que comenzó el brote de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) en la ciudad china de Wuhan el 31 de diciembre de 2019, se han reportado 68 casos importados y 175 infecciones adquiridas localmente en Singapur. A pesar de estos esfuerzos y las medidas de precaución a nivel nacional se espera que el número de casos en Singapur aumente debido al alto volumen de viajeros entrantes. El objetivo del presente estudio fue desarrollar un modelo espacial nacional de transmisión de COVID-19 en Singapur para estimar la distribución de casos a través del tiempo y el espacio, y para evaluar el impacto potencial de las intervenciones en el tamaño del brote sí los esfuerzos locales de contención fracasan.  

Métodos
Se adaptó un modelo de simulación de epidemia de influenza para estimar la probabilidad de transmisión de humano a humano del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés) en una población simulada de Singapur. Utilizando este modelo, se estimó el número acumulado de infecciones por SARS-CoV-2 a los 80 días, después de la detección de 100 casos de transmisión comunitaria, en tres escenarios de infectividad (número de reproducción básica [R0] de 1.5, 2.0, o 2.5) y suponiendo que 7.5% de las infecciones serían asintomáticas. Primero se ejecutó el modelo asumiendo que no habría una intervención establecida (escenario de referencia), y posteriormente se evaluó el efecto de 4 escenarios de intervención en comparación con el escenario de referencia sobre el tamaño y la progresión del brote para cada valor de R0. Estos escenarios incluían medidas de aislamiento para individuos infectados y cuarentena de miembros de la familia (cuarentena); cuarentena más cierre inmediato de escuelas por 2 semanas; cuarentena más distanciamiento del lugar de trabajo, en el que se alienta al 50% de la fuerza laboral a trabajar desde casa durante 2 semanas; y la combinación de cuarentena, cierre de escuelas y distanciamiento del lugar de trabajo (intervención combinada). También se realizaron análisis de sensibilidad al alterar la fracción asintomática de infecciones (22.7%, 30.0%, 40.0% y 50.0%) para comparar los tamaños de los brotes bajo las mismas medidas de control.  

Resultados
Para el escenario de referencia, cuando R0 fue 1.5, la mediana del número acumulado de infecciones en el día 80 fue 279 000 (rango intercurtil [RIQ]: 245 000 a 320 000), correspondiente al 7.4% (RIQ: 6.5 a 8.5) de la población residente de Singapur. La mediana del número de infecciones aumentó con una mayor infectividad: 727 000 casos (RIQ: 670 000 a 776 000) cuando R0 fue 2.0, correspondiente al 19.3% (RIQ: 17.8 a 20.6) de la población de Singapur, y 1 207 000 casos (RIQ: 1 164 000 a 1 249 000) cuando R0 fue 2.5, correspondiente al 32% (RIQ: 30.9 a 33.1) de la población de Singapur. El número máximo correspondiente de infecciones diarias desde el día 0 hasta el día 80 fue de 12 400 (RIQ: 11 700 a 12 900) para el escenario de referencia, 600 (RIQ: 0a 1400) para el escenario de cuarentena, 500 (RIQ: 0 a 1300) para el escenario de cierra de escuelas, 300 (RIQ: 0 a 900) para el escenario de distanciamiento del lugar de trabajo, y 120 (RIQ: 0 a 900) para la intervención combinada. En comparación con el escenario de referencia, la intervención combinada fue la más eficaz, reduciendo el promedio del número estimado de infecciones en 99.3% (RIQ: 92.6 a 99.9) cuando R0 fue 1.5, en 93.0% (RIQ: 81.5 a 99.7) cuando R0 fue 2.0, y en 78.2% (RIQ: 59.0 a 94.4) cuando R0 fue 2.5. Para todas las simulaciones, el promedio de edad de infección fue de 37 años (RIQ: 26 a 49). El número de infecciones adquiridas en el trabajo excedió consistentemente a las de la escuela, aunque los estudiantes podrían transmitir el virus dentro de la comunidad de origen. Estos patrones de transmisión serían particularmente notorios para la intervención combinada a niveles más altos de infectividad (R0: 2.5), con una mediana de 1300 infecciones adquiridas en la escuela (RIQ: 300 a 2800), 124 000 en el lugar de trabajo (RIQ: 31 000 a 241 000) y 132 000 (RIQ: 34 000 a 265 000) en la comunidad de origen. Estos modelos suponían que el 7.5% de los casos eran asintomáticos. Una proporción asintomática más alta dio como resultado un promedio del número acumulado más alto de casos para el cierre de escuelas, el distanciamiento laboral y los escenarios de intervención combinada: 97 000 adicionales (RIQ: 31 200 a 151 000), 64 800 (RIQ: 10 500 a 110 000) y 51 000 casos (RIQ: 1500 a 107 000), respectivamente, cuando R0 era 1.5.  

Conclusión
La planificación pandémica es crucial en las primeras etapas para evitar un brote a nivel nacional. La implementación de la intervención combinada de poner en cuarentena a las personas infectadas y sus familiares, el distanciamiento del lugar de trabajo y el cierre de escuelas una vez que se haya detectado la transmisión comunitaria, podría reducir sustancialmente la cantidad de infecciones por SARS-CoV-2. Por lo tanto,  los autores del presente estudio recomiendan el despliegue inmediato de esta estrategia sí se confirma la transmisión secundaria local dentro de Singapur. Sin embargo, la cuarentena y el distanciamiento del lugar de trabajo deben priorizarse sobre el cierre de escuelas porque en esta etapa temprana, los niños sintomáticos parecerían tener tasas de ausentismo escolar más altas que los adultos sintomáticos al trabajo. En proporciones asintomáticas más altas, la eficacia de la intervención podría reducirse de manera sustancial, lo que requeriría la necesidad de tratamiento y manejo eficaces de casos, y medidas preventivas como las vacunas.   
ua40317