Conceptos Categóricos

EFICACIA Y SEGURIDAD DEL TRATAMIENTO ANTIVIRAL EN COVID-19

EFICACIA Y SEGURIDAD DEL TRATAMIENTO ANTIVIRAL EN COVID-19


Beijing, China
Hasta ahora, ningún tratamiento antiviral utilizado en pacientes con COVID-19 se asoció con beneficios clínicos indudables. Se requieren más estudios para la administración confiable de estas formas de terapia.

Canadian Medical Association Journal 192(25):1-11

Autores:
Zhai S

Institución/es participante/s en la investigación:
Peking University Third Hospital

Título original:
Efficacy and Safety of Antiviral Treatment for COVID-19 from Evidence in Studies of SARSCoV-2 and Other Acute Viral Infections: a Systematic Review and Meta-analysis

Título en castellano:
Eficacia y Seguridad del Tratamiento Antiviral para COVID-19 con la Evidencia de Estudios de SARS-CoV-2 y otras Infecciones Virales Agudas: Revisión Sistemática y Metanálisis

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.84 páginas impresas en papel A4


Introducción
Hasta el 30 de abril de 2020, la enfermedad por el nuevo coronavirus (COVID-19 por su sigla en inglés) causó más de 210 000 decesos en todo el mundo, entre los más de tres millones de sujetos infectados. El agente responsable de COVID-19 es el nuevo betacoronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS] CoV-2), con características similares al SARS-CoV y al coronavirus del síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS por su sigla en inglés). Si bien están en marcha numerosos estudios con diversos tratamientos para COVID-19, las estrategias actuales de terapia se basan esencialmente en la experiencia observada en el contexto del tratamiento de pacientes con infección por SARS-CoV y MERS. El objetivo de la presente revisión sistemática con metanálisis fue establecer recomendaciones para los distintos antivirales administrados en pacientes con COVID-19, SARS, MERS e influenza.

Pacientes y métodos
Para el estudio se siguieron las pautas Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analysis (PRISMA). Los artículos publicados en cualquier idioma hasta abril de 2020 se identificaron mediante búsquedas en MEDLINE, Embase, el Cochrane Central Register of Controlled Trials (CENTRAL), PubMed, 3 bases de datos de la China (China National Knowledge Infrastructure [CNKI], Wanfang y SinoMed), medRxiv y Chinaxiv. Los fármacos analizados fueron ribavirina, cloroquina, hidroxicloroquina, umifenovir, favipiravir, interferón y lopinavir/ritonavir. Los criterios de valoración estudiados fueron la eficacia clínica (mortalidad, índice de asistencia ventilatoria mecánica, duración de la internación en unidades de cuidados intensivos [UCI], duración de la internación, evolución virológica, índice de progresión de la enfermedad o alivio de los síntomas) y la seguridad (efectos adversos sintomáticos y graves). Se analizaron estudios clínicos controlados y aleatorizados, estudios de cohorte y estudios de casos y controles. El riesgo de sesgo se determinó con los criterios Cochrane y con la escala de Newcastle-Ottawa; la fortaleza de las recomendaciones se estableció con el sistema Grading of Recommendations, Assessment, Development and Evaluation (GRADE). Mediante métodos de efectos aleatorios de Mantel-Haenszel o de DerSimonian y Laird se estimaron los risk ratios (RR) o los odds ratios (OR) y se calcularon las diferencias de riesgo. Las poblaciones analizadas incluyeron pacientes con COVID-19 no grave y con COVID-19 grave; se aplicó la definición de neumonía de la Organización Mundial de la Salud: fiebre o sospecha de infección del tracto respiratorio más 1 de los siguientes criterios: frecuencia respiratoria de más de 30 por minuto, distrés respiratorio grave o saturación periférica de oxígeno (SpO2) de 93% o menos.

Resultados
Fueron evaluados 19 estudios realizados en la China, Arabia Saudita, Singapur, los Estados Unidos, Francia y Canadá. Siete estudios fueron de diseño clínico controlado y aleatorizado, 11 fueron estudios de cohorte y 1 trabajo fue de casos y controles. En los trabajos se incluyeron pacientes con COVID-19 (n: 12), MERS (n: 2); SARS (n: 4) e influenza (n: 1). Las intervenciones evaluadas fueron ribavirina (n: 3), hidroxicloroquina (n: 5), favipiravir (n: 3), interferón (n: 3), lopinavir/ritonavir (n: 2), umifenovir (n: 1), ribavirina e interferón (n: 1), y umifenovir y lopinavir/ritonavir (n: 1). Al momento de la redacción del trabajo no se disponía de estudios efectuados con remdesivir. Se encontró evidencia de muy baja calidad para los beneficios de las intervenciones terapéuticas evaluadas, en pacientes con COVID-19 grave y COVID-19 no grave. La única excepción fue para el tratamiento con lopinavir/ritonavir, para el cual la evidencia de baja calidad sugirió una reducción de la internación en UCI (diferencia de riesgo de 5 días menos; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0 a 9 días) y de la internación global (diferencia de 1 día menos; IC 95%: 0 a 2 días). En relación con los parámetros de seguridad, la evidencia disponible fue de calidad baja o muy baja, con excepción del tratamiento con lopinavir/ ritonavir, en cuyo caso, evidencia de calidad moderada sugirió un aumento del riesgo de diarrea, náusea y vómitos.

Conclusión
Los resultados globales de la revisión sistemática con metanálisis no aportaron evidencia firme para ninguna de las intervenciones terapéuticas analizadas, en pacientes con COVID-19. Sólo se encontró evidencia de baja calidad para el tratamiento con lopinavir/ritonavir, en relación con el acortamiento de la internación y de la internación en UCI.
ua40317