Conceptos Categóricos

CARACTERÍSTICAS DE COVID-19 EN NIÑOS

CARACTERÍSTICAS DE COVID-19 EN NIÑOS


San Antonio, EE.UU.
Los resultados de la presente revisión revelan que los niños con COVID-19 tienen un pronóstico generalmente muy bueno. Sin embargo, se requieren más estudios para poder identificar aquellos pacientes pediátricos que presentan riesgo aumentado de inflamación grave e insuficiencia de múltiples órganos.

EclinicalMedicine 1-19

Autores:
Moreira A

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Texas Health Science Center at San Antonio

Título original:
COVID-19 in 7780 Pediatric Patients: A Systematic Review

Título en castellano:
COVID-19 en 7780 Pacientes Pediátricos: Revisión Sistemática

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.06 páginas impresas en papel A4
Introducción
En diciembre de 2019 se comunicó un número sin precedentes de casos de neumonía, en adultos de la ciudad de Wuhan, China. A pesar del rápido accionar de las autoridades sanitarias y gubernamentales del país, la aparición de casos similares siguió en rápido y alarmante aumento. En enero de 2020 se identificó un nuevo agente de transmisión zoonótica, el coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2), el agente etiológico de la neumonía. La transmisión del virus entre personas fue causa de la pandemia actualmente en curso de enfermedad por el coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés). Hasta principios de junio de 2020 se habían comunicado más de 6.4 millones de casos confirmados de COVID-19 y más de 380 000 decesos; los casos más sintomáticos se refirieron en la población adulta, motivo por el cual gran parte de la información es aplicable a sujetos adultos, internados por COVID-19 en China. Sin embargo, en el curso de la pandemia comenzaron a describirse casos en niños. Hasta la fecha se sabe que los niños con COVID-19 tienen síntomas más leves y deben ser internados con menor frecuencia que los adultos. Sin embargo, el 14 de mayo de 2020, los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de los Estados Unidos emitieron un alerta por un síndrome inflamatorio multisistémico en niños (multisystem inflammatory syndrome in children [MIS-C]), vinculado con COVID-19. El objetivo de la presente revisión sistemática fue definir las características clínicas y bioquímicas de MIS-C.

Métodos
Para el estudio se siguieron las pautas Preferred Reporting Items for Systematic Reviews and Meta-Analyses (PRISMA). Los artículos, publicados hasta mayo de 2020 en cualquier idioma, se identificaron mediante búsquedas bibliográficas en PubMed, LitCovid, Scopus, y la base de datos de COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud. Se incluyeron estudios transversales, series de casos, estudios de casos y controles y artículos de revisión, entre otros. Los artículos debían aportar información sobre los hallazgos clínicos, de laboratorio y en los estudios por imagen en pacientes de menos de 21 años internados por COVID-19. La infección por SARS-CoV-2 debía haberse confirmado por prueba de reacción en cadena de la polimerasa por transcripción reversa (RT-PCR por su sigla en inglés) en muestras nasofaríngeas, de fauces, de sangre o de materia fecal, en cualquier momento de evolución.

Resultados
Se identificaron 1142 estudio, 131 de los cuales fueron aptos para el presente estudio; los trabajos se publicaron entre 24 de enero y 11 de mayo de 2020 en 26 países, aunque la mayoría de los pacientes eran de los Estados Unidos. Se analizaron en total 7780 enfermos (56% de sexo masculino). La edad promedio de los enfermos fue de 8.9 años y el 75.6% refería antecedentes de exposición a un familiar con COVID-19. El diagnóstico de la infección se confirmó por medio de la detección de SARS-CoV-2 en hisopado de fauces. Sólo el 3.3% de los paciente requirió internación en unidades de cuidados intensivos o tratamiento. Veinte estudios con 655 pacientes aportaron datos acerca de la presencia de enfermedades concomitantes; la mayoría de los pacientes (65%) tenía un estado de inmunosupresión o antecedentes de enfermedad cardíaca o respiratoria. En un porcentaje considerable de pacientes se detectó infección concomitante por virus de la influenza y Mycoplasma. El 19.3% de los enfermos no presentó síntomas; los dos síntomas más frecuentes fueron la fiebre (59.1%) y la tos (55.9%). Los síntomas del tracto respiratorio superior fueron característicos de COVID-19, pero algunos enfermos presentaron fatiga, dolor abdominal o anorexia. En la radiografía y la tomografía computarizada (TC) de tórax, 23.6% y 18.9% de los enfermos, respectivamente, tenían resultados normales. Se observaron lesiones en parche en 105 de 501 enfermos en la radiografía de tórax; en la TC, las opacidades bilaterales en vidrio esmerilado fueron la anormalidad más común. El recuento de glóbulos blancos por lo general fue normal, pero los neutrófilos estuvieron levemente descendidos y los linfocitos, algo aumentados. Los marcadores de función hepática y renal fueron normales. Los niveles de 4 marcadores inflamatorios estuvieron por encima de la media: dímero-D, procalcitonina, creatina quinasa e interleuquina 6. Sesenta y seis estudios aportaron información acerca de los tratamientos indicados (en 614 pacientes). El 41% de los enfermos fue tratado con interferón, mientras que el 20.2% recibió terapia empírica con antibióticos. Se utilizaron corticoides y gammaglobulina por vía intravenosa en el 4.1% y 3.1% de los enfermos, respectivamente. Un total de 21 estudios aportó información acerca de las complicaciones: 7 casos de insuficiencia renal (0.09%), 19 casos de shock (0.24%) y 42 niños con insuficiencia respiratoria (0.54%). Siete pacientes fallecieron (0.09%) y 11 niños (0.14%) reunieron criterios de MIS-C del CDC. Respecto de los controles (n: 14), los pacientes con MIS-C presentaron, con mayor frecuencia, disnea, vómitos y diarrea; si bien el recuento de blancos fue similar en los dos grupos, los pacientes con MIS-C presentaron linfopenia significativa y los niveles séricos de lactato deshidrogenasa y de D-dímero fueron más altos en los pacientes con MIS-C, respecto de los controles (p < 0.05). En los pacientes con MIS-C se comprobó menor expresión de células asesinas naturales CD16+CD56+ en la circulación. Los resultados en los estudios por imagen y los tratamientos fueron similares en los dos grupos.

Conclusión
Los resultados de la presente revisión sistemática indican que los niños con COVID-19 tienen un pronóstico generalmente muy bueno. La prevalencia de MIS-C fue de 0.14% y el índice de mortalidad de 0.09%. Se requieren más estudios para poder identificar aquellos pacientes pediátricos que presentan riesgo aumentado de inflamación grave e insuficiencia de múltiples órganos.
ua40317