Conceptos Categóricos

EL RIESGO DE INFECCIÓN POR CORONAVIRUS 2 DEL SÍNDROME RESPIRATORIO AGUDO GRAVE ENTRE EL PERSONAL DE SALUD DE LA PRIMERA LÍNEA

EL RIESGO DE INFECCIÓN POR CORONAVIRUS 2 DEL SÍNDROME RESPIRATORIO AGUDO GRAVE ENTRE EL PERSONAL DE SALUD DE LA PRIMERA LÍNEA


Boston, EE.UU.
Los trabajadores de la salud de la primera línea tendrían mayor riesgo de infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave que la comunidad general.

The Lancet Public Health 1-9

Autores:
Chan AT

Institución/es participante/s en la investigación:
Massachusetts General Hospital

Título original:
Risk of COVID-19 Among front-line Health-care Workers and the General Community: a Prospective Cohort Study

Título en castellano:
El Riesgo de COVID-19 entre los Trabajadores de Atención Médica de la Primera Línea y la Comunidad General: Un Estudio de Cohorte Prospectivo

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.05 páginas impresas en papel A4
Introducción
El coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés), que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) se ha convertido en una amenaza para la salud mundial. Se espera que la carga de esta enfermedad aumente. Como resultado, habrá una necesidad continua de trabajadores de atención médica de primera línea en roles orientados al paciente. Debido a que este trabajo requiere una exposición personal cercana a pacientes con infección por SARS-CoV-2, los trabajadores de atención médica de primera línea tendrían un alto riesgo de infección, lo que contribuye a una mayor propagación. Según la experiencia con otros virus respiratorios, el uso constante de equipos de protección personal (EPP) es importante para reducir la transmisión nosocomial. No obstante, los datos sobre los trabajadores de atención médica de primera línea y el riesgo de COVID-19 serían limitados. El objetivo del presente estudio fue evaluar el riesgo de COVID-19 entre los trabajadores de atención médica de primera línea en comparación con la comunidad general y el efecto del EPP en el riesgo.

Métodos
Se realizó un estudio de cohorte prospectivo y observacional en el Reino Unido y los Estados Unidos (EE.UU.) de la comunidad general, incluidos los trabajadores de atención médica de primera línea, utilizando datos autoinformados de la aplicación para teléfonos inteligentes COVID Symptom Study del 24 de marzo (Reino Unido) y 29 de marzo (EE. UU.) al 23 de abril de 2020. Los participantes fueron usuarios voluntarios de la aplicación y al primer uso proporcionaron información sobre factores demográficos (incluyendo edad, género, raza u origen étnico, estatura y peso, y ocupación) e historial médico, y posteriormente informaron cualquier síntoma de COVID-19. Para el análisis primario, se definió a los trabajadores de atención médica de primera línea como los participantes que informaron el contacto directo con el paciente. Los análisis secundarios preespecificados entre los trabajadores de atención médica de primera línea investigaron la disponibilidad de EPP y el contacto con pacientes con COVID-19, así como el sitio primario de práctica clínica. Se utilizó el modelo de riesgos proporcionales de Cox para estimar los cocientes de riesgo (CR) ajustados multivariados del resultado primario, que fue una prueba COVID-19 positiva. Para evaluar los factores asociados con la adecuación del EPP, trabajar en entornos clínicos de alto riesgo, o una mayor exposición a pacientes con COVID-19, se utilizó modelos de regresión logística multivariable para estimar los odds ratios (OR) ajustados (OR) y los intervalos de confianza del 95% (IC 95%).

Resultados
Entre 2 035 395 individuos de la comunidad y 99 795 trabajadores de atención médica de primera línea, se registraron 5545 informes de incidentes de una prueba COVID-19 positiva durante 34 435 272 días-persona. En el Reino Unido, el 1.1% de los trabajadores de la salud informaron haber sido evaluados en comparación con el 0.2% de la comunidad general, mientras que el 4.1% de los trabajadores de la salud de los EE.UU. fueron evaluados en comparación con el 1.1% de la comunidad general. En comparación con la comunidad general, los trabajadores de atención médica de primera línea tenían un mayor riesgo de informar una prueba COVID-19 positiva (CR ajustado: 11.61, IC 95%: 10.93 a 12.33). La asociación parecía más fuerte en el Reino Unido (CR ajustado: 12.52, IC 95%: 11.77 a 13.31) que en los EE.UU. (CR ajustado: 2.80, IC 95%: 2.09 a 3.75;p < 0.0001). Para tener en cuenta las diferencias en la frecuencia de las pruebas entre los trabajadores de atención médica de primera línea y la comunidad general y el posible sesgo de selección, se utilizó un modelo de probabilidad inversa ponderada para ajustar la probabilidad de recibir una prueba COVID-19 que demostró un mayor riesgo de infección entre los trabajadores de atención médica de primera línea (CR ajustado: 3.40, IC 95%: 3.37 a 3.43). Los trabajadores de la salud negros, asiáticos y de minorías étnicas tenían un mayor riesgo de COVID-19 (CR ajustado: 1.81, IC 95%: 1.45 a 2.24) en comparación con los trabajadores de la salud blancos no hispanos. Las estimaciones de riesgo fueron similares entre los varones y mujeres trabajadores de la salud de primera línea. Los análisis secundarios y post hoc sugirieron que la adecuación del EPP y el entorno clínico también fueron factores importantes. Notablemente, incluso entre los trabajadores de atención médica de primera línea que informan EPP adecuado, el riesgo de COVID-19 aumentó para aquellos que atienden a pacientes con sospecha de COVID-19 (CR ajustado: 2.39, IC 95%: 1.90 a 3.00) y para aquellos que atienden a pacientes con COVID-19 documentado (CR ajustado: 4.83, IC 95%: 3.99 a 5.85), en comparación con los trabajadores de la salud que no atendieron a ninguno de estos grupos. En comparación con el riesgo para la comunidad en general, el riesgo para los trabajadores de atención médica de primera línea aumentó en todos los entornos de atención de salud, pero fue más alto para aquellos que trabajan en entornos de pacientes hospitalizados (CR ajustado: 24.30, IC 95%: 21.83 a 27.06) y hogares de ancianos (CR ajustado: 16.24, IC 95%: 13.39 a 19.70).

Conclusión
  En el Reino Unido y los EE.UU., el riesgo de infección por SARS-CoV-2 sería mayor entre los trabajadores de atención médica de primera línea que en la comunidad general. Este riesgo sería especialmente alto entre los trabajadores de la salud negros, asiáticos y de minorías étnicas, y las personas en contacto directo con pacientes con COVID-19 que informaron disponibilidad inadecuada de EPP o se les pidió que reutilizaran el EPP. Los sistemas de atención médica deben garantizar la disponibilidad adecuada de EPP y desarrollar estrategias adicionales para proteger a los trabajadores de la salud del COVID-19, particularmente aquellos de origen étnico negro, asiático y minoritario.
ua40317