Conceptos Categóricos

SUSCEPTIBILIDAD PARA LA INFECCIÓN POR SARS-COV-2 EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

SUSCEPTIBILIDAD PARA LA INFECCIÓN POR SARS-COV-2 EN NIÑOS Y ADOLESCENTES


London, Reino Unido
Los resultados del presente estudio preliminar sugieren que los niños y adolescentes tienen menor susceptibilidad para adquirir la infección por SARS-CoV-2, en comparación con los adultos. Además, a nivel poblacional, los niños y adolescentes tendrían menor participación que los adultos en la transmisión de la infección, pero la evidencia en este sentido aún es escasa.

JAMA Pediatrics

Autores:
Viner RM

Institución/es participante/s en la investigación:
UCL Great Ormond Street Institute of Child Health

Título original:
Susceptibility to SARS-CoV-2 Infection Among Children and Adolescents Compared With Adults: A Systematic Review and Meta-analysis

Título en castellano:
Susceptibilidad para la Infección por SARS-CoV-2 en Niños y Adolescentes respecto de Adultos – Revisión Sistemática y Metanálisis

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.9 páginas impresas en papel A4


Introducción
La relevancia de los niños y adolescentes de menos de 20 años en la transmisión de coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) todavía se desconoce; sin embargo, esta información es de importancia primordial para la implementación de planes nacionales destinados a aumentar o reducir las medidas de distanciamiento social, incluida la reapertura de las escuelas. Los niños y adolescentes representan entre 1% y 3% de todos los casos de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) en todo el mundo, con porcentajes aún más bajos para los casos graves y los decesos. Los niños, con mucha frecuencia, presentan infección asintomática, de modo que los análisis de series en función de los síntomas pueden subestimar la incidencia de infección en estos grupos de edad. El papel de los niños y adolescentes en la transmisión de COVID-19 depende del riesgo de exposición, la probabilidad de infección luego de la exposición (susceptibilidad), la presencia o ausencia de síntomas luego de la infección, la capacidad de presentar carga viral suficientemente alta para transmitir la infección y la propensión al contacto con otras personas, en relación con los grupos de edad y los hábitos de vida. Si bien distintos tipos de estudios pueden aportar información útil sobre la susceptibilidad y la transmisión en niños, respecto de la población adulta, todos ellos presentan cierto tipo de sesgo. Algunos trabajos de rastreo de los contactos sugirieron que los niños transmiten el virus menos que los adultos; sin embargo, en otros estudios no se observaron estas diferencias por edad. Los estudios de rastreo poblacional son útiles para identificar la infección mediante la detección de ARN viral o de anticuerpos que reflejan infección previa. Sin embargo, la prevalencia  de SARS-CoV-2 en niños de una población no representa un indicador directo de la susceptibilidad o la transmisión, ya que la prevalencia esperada depende de la exposición, la susceptibilidad, los porcentajes de niños en la población, los índices de mezcla entre niños y entre niños y adultos y el momento en el que se implementaron intervenciones de distanciamiento social para evitar los contactos. El objetivo de la presente revisión sistemática con metanálisis de estudios publicados y no publicados fue determinar la susceptibilidad de niños y adolescentes para la infección por SARS-CoV-2, respecto de los adultos.

Métodos
Los artículos publicados hasta 28 de julio de 2020 se identificaron mediante búsqueda bibliográfica en PubMed y MedRxiv, búsquedas manuales de las referencias y contactos con los profesionales. Los estudios debían aportar datos sobre la prevalencia de SARS-CoV-2 en niños y adolescentes de menos de 20 años, respecto de adultos (20 años o más). Para la revisión sistemática se siguieron las pautas Preferred Reporting Items por Systematic Reviews and Meta-analysis (PRISMA); se aplicaron metanálisis de efectos aleatorios. El criterio principal de valoración fue el índice de segundos casos de infección (en los estudios con rastreo de contactos) o la prevalencia o seroprevalencia (en los estudios de rastreo poblacional) entre niños y adolescentes, respecto de adultos.

Resultados
Se identificaron 13 926 estudios, 32 de los cuales con 41 640 niños y adolescentes y 268 945 adultos reunieron los criterios de inclusión (18 estudios de rastreo de contactos y 14 trabajos de rastreo de la población). El odds ratio (OR) global de ser un contacto infectado en niños respecto de adultos fue de 0.56 (intervalo de confianza dl 95% [IC 95%]: 0.37 a 0.85), con heterogeneidad importante (I2 = 94.6%). Tres estudios de rastreo de casos en escuelas revelaron transmisión mínima de  los niños a los maestros. Los hallazgos de los estudios con rastreo poblacional fueron heterogéneos y no permitieron metanálisis. Sin embargo, la mayoría de ellos sugirió una seroprevalencia más baja entre los niños, en comparación con los adultos, mientras que la seroprevalencia en adolescentes sería similar a la de los adultos.

Conclusión
Los resultados de la presente revisión sistemática con metanálisis indican que los niños y adolescentes de menos de 20 años tienen 44% menos probabilidades de ser casos secundarios de infección por SARS-CoV-2, en comparación con los sujetos de más de 20 años; las diferencias fueron incluso más pronunciadas entre los niños de menos de 10 a 14 años. Sin embargo, los datos fueron insuficientes para concluir si la capacidad de transmisión del virus por los niños es inferior a la de los adultos. Por lo tanto, los niños serían menos susceptibles a la infección por SARS-CoV-2, pero el papel que los niños y adolescentes tienen en la transmisión de la infección sigue sin comprenderse con precisión.  
ua40317