Conceptos Categóricos

LA TRANSMISIÓN DEL CORONAVIRUS 2 DEL SÍNDROME RESPIRATORIO AGUDO GRAVE A LOS CONTACTOS DEL HOGAR

LA TRANSMISIÓN DEL CORONAVIRUS 2 DEL SÍNDROME RESPIRATORIO AGUDO GRAVE A LOS CONTACTOS DEL HOGAR

Se recomienda realizar pruebas para detectar coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo a todos los contactos del hogar, incluidas las personas asintomáticas.

The Lancet Infectious Diseases 1-11

Autores:
Ng OT

Institución/es participante/s en la investigación:
National Centre for Infectious Diseases

Título original:
SARS-CoV-2 Seroprevalence and Transmission risk Factors among High-risk Close Contacts: a Retrospective Cohort Study

Título en castellano:
La Seroprevalencia del SARS-CoV-2 y los Factores de Riesgo de Transmisión entre Contactos Cercanos de Mayor Riesgo: Un Estudio de Cohorte Retrospectivo

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.02 páginas impresas en papel A4
Introducción
La pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por su sigla en inglés) habría provocado 1 119 431 muertes hasta el 21 de octubre de 2020. Existe preocupación por la alta tasa de complicaciones y mortalidad asociadas con esta enfermedad. La proporción de portadores asintomáticos y factores de riesgo de transmisión del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por su sigla en inglés) entre los contactos domésticos y no domésticos sigue sin estar clara. Es poco probable que las estrategias de detección mediante reacción en cadena de la polimerasa (PCR) basadas en la presencia de síntomas identifiquen infecciones asintomáticas o casos relativamente leves que no se presentan en el sistema de atención de la salud. Como tal, los estudios de seroprevalencia son importantes para determinar el alcance de la infección en la comunidad para influir en las estrategias de salud pública. En la comunidad en general, un estudio de contactos cercanos determinó que la gravedad de los síntomas sería un factor que se correlaciona con la transmisión del SARS-CoV-2. El objetivo del presente estudio fue determinar las tasas de afección asintomática y los factores de riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 entre contactos cercanos de pacientes con COVID-19.

Métodos
El presente estudio de cohorte retrospectivo involucró a todos los contactos cercanos de casos confirmados de COVID-19 en Singapur, identificados entre el 23 de enero y el 3 de abril de 2020. Los contactos del hogar se definieron como personas que compartían la residencia con el caso índice COVID-19. Los contactos cercanos no domiciliarios se definieron como aquellos que tuvieron contacto durante al menos 30 minutos dentro de los 2 m del caso índice. Todos los pacientes con COVID-19 en Singapur recibieron tratamiento hospitalario, con acceso restringido al personal de atención médica. Todos los contactos cercanos fueron puestos en cuarentena durante 14 días, con monitorización de síntomas tres veces al día por teléfono. Los contactos sintomáticos se sometieron a la prueba de PCR para el SARS-CoV-2. Las tasas de afección clínica secundaria derivaron de la prevalencia del SARS-CoV-2 confirmado por PCR entre contactos cercanos. Los contactos que dieron su consentimiento se sometieron a pruebas serológicas y una evaluación detallada del riesgo de exposición. Se utilizó un modelo bayesiano para estimar la prevalencia de diagnósticos perdidos y casos positivos asintomáticos de SARS-CoV-2. Se utilizaron modelos de regresión logística univariada y multivariada para determinar los factores de riesgo de transmisión del SARS-CoV-2.

Resultados
Entre el 23 de enero y el 3 de abril de 2020, se identificaron 7770 contactos cercanos (1863 contactos domésticos, 2319 contactos laborales y 3588 contactos sociales) vinculados con 1114 casos índice de COVID-19 confirmados por PCR. Las pruebas de PCR basadas en síntomas detectaron 188 casos de COVID-19, y 7582 contactos cercanos completaron la cuarentena sin una prueba de PCR positiva para el SARS-CoV-2. Entre 7518 (96.8%) de los 7770 contactos cercanos con datos completos, la tasa de afección clínica secundaria fue del 5.9% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 4.9 a 7.1) para 1779 contactos del hogar, 1.3% (IC 95%: 0.9 a 1.9) para 2231 contactos de trabajo y 1.3% (IC 95%: 1.0 a 1.7) para 3508 contactos sociales. La mediana de edad de los contactos cercanos fue de 33 años y 3922 (52.2%) eran mujeres. El sexo del contacto y la duración de los síntomas del caso índice antes del ingreso al hospital no se asociaron significativamente con la tasa de afección clínica secundaria. Los contactos menores de 30 años tenían menos probabilidades de ser diagnosticados como COVID-19 positivos que los de 30 años o más. Entre los contactos laborales, los varones tenían más probabilidades que las mujeres de ser diagnosticados como COVID-19 positivos. El análisis bayesiano de datos serológicos y de síntomas obtenidos de 1150 contactos cercanos (524 contactos domésticos, 207 contactos laborales y 419 contactos sociales) estimó que la estrategia de prueba de PCR basada en síntomas omitió el 62% (IC 95%: 55 a 69) de los casos de COVID -19 diagnósticos y el 36% (IC 95%: 27 a 45) de las personas con infección por SARS-CoV-2 que eran asintomáticas. Compartir una habitación (odds ratio [OR] multivariado: 5.38; IC 95%: 1.82 a 15.84, p = 0.0023) y ser hablado por un caso índice durante 30 minutos o más (OR multivariado: 7.86; IC 95%: 3.86 a 16.02, p < 0.0001) se asociaron con la transmisión del SARS-CoV-2 entre los contactos del hogar. Entre los contactos que no son del hogar, la exposición a más de un caso (OR multivariado: 3.92; IC 95%: 2.07 a 7.40, p < 0.0001), ser hablado por un caso índice durante 30 minutos o más (OR multivariado: 2.67; IC 95%: 1.21 a 5.88, p = 0.015) y compartir un vehículo con un caso índice (OR multivariado: 3.07; IC 95%: 1.55 a 6.08, p = 0.0013) se asociaron con la transmisión del SARS-CoV-2. Entre los contactos domésticos y no domésticos, el contacto indirecto, el intercambio de comidas y el uso conjunto del baño no se correlacionaron de forma independiente con la transmisión del SARS-CoV-2.

Conclusión
  La tasa de afección en el hogar y los factores de riesgo de transmisión a nivel individual del SARS-CoV-2 sugieren que el distanciamiento físico y la minimización de las interacciones verbales directas ayudarían a reducir la transmisión comunitaria. Para prevenir la transmisión a los contactos del hogar, sería importante la identificación temprana de los casos índice y los contactos de las personas COVID-19 positivas. En vista del número significativo de diagnósticos perdidos en la estrategia de prueba basada en síntomas, se recomienda realizar pruebas a todos los contactos del hogar, incluidas las personas asintomáticas.  
ua40317

Imprimir esta página
-->