Conceptos Categóricos

TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA DE TÓRAX EN SALA DE GUARDIA PARA EL DIAGNÓSTICO DE COVID-19

TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA DE TÓRAX EN SALA DE GUARDIA PARA EL DIAGNÓSTICO DE COVID-19


Nijmegen, Países Bajos
La tomografía computarizada de tórax, solicitada en sala de guardia y valorada con el sistema COVID-19 Reporting and Data System (CO-RADS), permite el diagnóstico rápido y confiable de COVID-19, sobre todo en los pacientes que refieren síntomas de más de 48 horas de duración.

Radiology 1-28

Autores:
Schalekamp S

Institución/es participante/s en la investigación:
Radboud University Medical Center

Título original:
Chest CT in the Emergency Department for Diagnosis of COVID-19 Pneumonia: Dutch Experience

Título en castellano:
Tomografía Computarizada de Tórax en Sala de Guardia para el Diagnóstico de Neumonía en COVID-19: Experiencia de Holanda

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.9 páginas impresas en papel A4


Introducción
La pandemia actual de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), causada por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2), requiere disponer de procedimientos diagnósticos rápidos y precisos. El método diagnóstico de referencia para la infección por SARS-CoV-2 es la detección de material viral en muestras respiratorias, mediante reacción en cadena de la polimerasa por transcripción inversa (RT-PCR por su sigla en inglés). Sin embargo, la RT-PCR tiene sensibilidad limitada y el rendimiento depende, en gran medida, de la calidad del ensayo, la cinética de la carga viral, y la duración de los síntomas. Además, los resultados del ensayo pueden demorar, un obstáculo importante especialmente para los pacientes que son asistidos en sala de guardia (SG). Por lo tanto, en los hospitales se requieren procedimientos diagnósticos rápidos y confiables para indicar oportunamente el aislamiento de los enfermos. La tomografía computarizada (TC) de tórax es un estudio disponible en la mayoría de las instituciones y que ofrece la posibilidad de un rastreo rápido. No obstante, las recomendaciones en relación con la utilización de la TC de tórax para el diagnóstico de COVID-19 han sido muy heterogéneas. La Dutch Radiological Society generó un sistema estandarizado para la TC de tórax en pacientes con síntomas moderados o graves de COVID-19. El COVID-19 Reporting and Data System (CO-RADS) es una clasificación de probabilidades para la presencia de compromiso pulmonar en el contexto de COVID-19; los puntajes son de 1 (sospecha muy baja) a 5 (nivel elevado de sospecha), en función del tipo y la distribución de las anormalidades pulmonares. En un estudio previo, la clasificación se asoció con concordancia moderada entre los observadores; incluso así, el rendimiento del sistema CO-RADS y su aplicabilidad clínica en el ámbito asistencial todavía no se conocen. El presente estudio multicéntrico tuvo por objetivo determinar la precisión de la clasificación CO-RADS para el diagnóstico de COVID-19 en pacientes asistidos en SG, con síntomas moderados a graves, compatibles con COVID-19, en la totalidad de los enfermos y en los pacientes estratificados según la duración de los síntomas. Para establecer conclusiones firmes, los datos de la TC de tórax se compararon con dos métodos diagnósticos estándar para COVID-19: el diagnóstico clínico y la RT-PCR para SARS-CoV-2.

Pacientes y métodos
La investigación retrospectiva se llevó a cabo en 4 centros médicos universitarios y 2 hospitales académicos a gran escala; se incluyeron pacientes asistidos en SG entre 20 de marzo y 3 de abril de 2020 con síntomas moderados o graves de COVID-19, sometidos a TC de tórax sin contraste en el momento de la internación. El diagnóstico presuntivo de COVID-19 se basó en la presencia de tos y disnea clínicamente relevante que motivaron la internación, fiebre (> 38ºC) sin causa conocida, o fiebre con anosmia. Los resultados de la TC se compararon con los de la RT-PCR positiva en muestras de faringe, nasales, lavado broncoalveolar o materia fecal, y con el diagnóstico clínico estándar establecido por un equipo multidisciplinario de profesionales, en función de los resultados de la RT-PCR, los antecedentes de contacto con pacientes con COVID-19, la necesidad de terapia con oxígeno, el momento de realización de la PCR y la probabilidad de diagnósticos alternativos. El rendimiento de la TC de tórax se estimó con el área bajo la curva (ABC) ROC y con odds ratios (OR) diagnósticos, respecto de los estándares diagnósticos. Se realizaron análisis por subgrupos de pacientes según la duración de los síntomas (menos de 48 horas, 48 horas a 7 días y más de 7 días).

Resultados
Fueron analizados 1070 pacientes con mediana de edad de 66 años (rango intercuartílico de 54 a 75 años; 626 hombres). El 50% (536 de 1070) tuvieron RT-PCR positiva, y en el 13% (137 de 1070) de los pacientes se consideró COVID-19 posible o probable en función del diagnóstico clínico estándar. La TC de tórax se asoció con ABC de 0.87 (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.84 a 0.89) en comparación con la RT-PCR, y de 0.87 (IC 95%: 0.85 a 0.89), en comparación con el diagnóstico clínico de referencia. La presencia de 4 puntos o más en el sistema CO-RADS se asoció con OR de 25.9 (IC 95%: 18.7 a 35.9) para el diagnóstico por RT-PCR, y con OR de 30.6 (IC 95%: 21.1 a 44.4) para el diagnóstico por los parámetros clínicos. En los enfermos con síntomas de menos de 48 horas de duración, el ABC cayó a 0.71 (IC 95%: 0.62 a 0.80; p < 0.001).

Conclusión
En el presente estudio, la interpretación de la TC de tórax con el sistema radiológico CO-RADS se asoció con ABC de 0.87 para el diagnóstico de COVID-19, al considerar a la RT-PCR como la prueba diagnóstica de referencia. Sin embargo, los valores declinaron considerablemente en los enfermos con síntomas de menos de 48 horas de duración.
ua40317

Imprimir esta página
-->