Conceptos Categóricos

EL CONFINAMIENTO POR LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 Y EL CONTROL DE LA GLUCEMIA

EL CONFINAMIENTO POR LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 Y EL CONTROL DE LA GLUCEMIA


Roma, Italia
En los individuos italianos con diabetes tipo 1, el control de la glucosa en sangre habría empeorado de manera significativa durante el confinamiento por la enfermedad por coronavirus 2019.

Diabetes Research and Clinical Practice 170(108513):1-5

Autores:
Cavallo MG

Institución/es participante/s en la investigación:
Sapienza University of Rome

Título original:
Effects of Work Status Changes and Perceived Stress on Glycaemic Control in Individuals with type 1 Diabetes During COVID-19 Lockdown in Italy

Título en castellano:
Los Efectos de los Cambios en el Estado Laboral y el Estrés Percibido Sobre el Control Glucémico en Personas con Diabetes Tipo 1 Durante el Confinamiento por COVID-19 en Italia

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.93 páginas impresas en papel A4
Introducción
Italia habría sido uno de los países europeos más afectados por la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés). Entre marzo y abril de 2020 el gobierno italiano ordenó el confinamiento completo del país en un intento de frenar la propagación del COVID-19. El confinamiento podría alterar de forma significativa la rutina diaria de las personas y generar una carga psicológica importante. Estos cambios masivos en el estilo de vida pueden afectar a las personas frágiles y a aquellas con enfermedades crónicas. En pacientes con diabetes tipo 1 (DT1) el confinamiento podría alterar el control glucémico. Además, según estudios el nivel de glucosa en sangre estaría influenciado por variables que son difícilmente predecibles y que responden mal a las intervenciones estándar, como las situaciones de estrés, los problemas psicológicos, y las desventajas socioeconómicas. El objetivo del presente estudio fue evaluar los efectos del confinamiento por COVID-19 sobre el control de la glucosa en sangre en personas con DT1 y explorar los determinantes de la variabilidad de la glucosa, en especial referentes a la modificación de estado de trabajo y el estrés percibido.

Métodos
Se reclutaron 50 pacientes con DT1 tratados con múltiples inyecciones diarias de insulina (MIDI) o infusión subcutánea continua de insulina (ISCI) más sistemas de monitoreo continuo de glucosa (CGM) o monitoreo flash de glucosa flash (MFG). El resultado principal fue el cambio de tiempo en rango (TIR, por sus siglas en inglés) de glucosa en sangre (GS) desde antes del confinamiento hasta el período de confinamiento. También se analizó el cambio de las medias de los niveles de glucosa en sangre (MG) y la hemoglobina glucosilada estimada (eHbA1c) en este período de tiempo. Los resultados secundarios fueron los cambios de tiempo por debajo del rango (TDR) y el tiempo por encima del rango (TER), y la mediana de eventos hipoglucémicos moderados y graves antes, durante y después del confinamiento. Se recopilaron datos sobre el examen físico, el perfil metabólico, duración de la diabetes, edad al inicio de la DT1, péptido C, complicaciones y comorbilidades de la diabetes, y requerimiento de insulina. También se registró información sobre el estrés percibido asociado al confinamiento, los cambios en el estado laboral y la actividad física. Todos los participantes tenían acceso completo a los medicamentos para la diabetes y los dispositivos de control de glucosa en sangre durante todo el período de confinamiento.

Resultados
Entre el período previo al confinamiento y el período de confinamiento se observó que a mediana de la TIR disminuyó de manera significativa (75% frente a 69%, p < 0.001) mientras que aumentaron de manera significativa los niveles de MG (154 mg/dl frente a 165 mg/dl, p: 0.027) y de eHbA1c (7.3% frente a 7.5%, p: 0.031). Además, el porcentaje de pacientes en buen control glucémico se redujo de 60% a 42% (p: 0.008). También se informó un aumento significativo del TER y el TDR, así como un número mayor de eventos hipoglucémicos moderados y graves durante el confinamiento. No se encontró relación entre el cambio del TIR previo al confinamiento y la modificación del tiempo dedicado a la actividad física. El TIR durante el confinamiento se correlacionó de manera positiva con la edad (r: 0.32, p: 0.03) y el TIR previo al confinamiento (r: 0.63, p < 0.001), y de manera inversa con la eHbA1c previa al confinamiento (r: -0.37, p: 0.015). La mediana del TIR durante el confinamiento fue 66.5 % en los pacientes que continuaron trabajando y 59.9% en aquellos que experimentaron la pérdida o la suspensión del trabajo. El TIR durante el confinamiento disminuyó de manera significativa en las personas que experimentaron la pérdida o suspensión del trabajo en comparación con aquellos que continuaron trabajando (p: 0.05). La pérdida o interrupción del trabajo asociada al confinamiento predijo de forma independiente el deterioro de la TIR después del ajuste por posibles factores de confusión (coeficiente β estandarizado: −0.29; intervalo de confianza del 95%: −18.7 a −2.25; p: 0.01). Durante el confinamiento, el 14% de las personas experimentaron estrés percibido grave y el 61% experimentaron estrés percibido moderado. Los pacientes con DT1 con mayor estrés percibido tenían una mayor frecuencia de hipoglucemia grave (r: 0.45, p: 0.003) a pesar de un número significativamente menor de bolos y unidades de insulina administradas por día en el período posterior al confinamiento (r: −0.39, p: 0.014; y r: −0.33, p: 0.04, respectivamente). El control global de la glucosa mejoró de forma notoria cuando terminó el confinamiento.

Conclusión
  En los individuos italianos con diabetes Tipo 1, el control de la glucosa en sangre empeoró significativamente durante el bloqueo de COVID-19. La inestabilidad laboral y los problemas relacionados representaron el principal factor determinante de la alteración de la variabilidad de la glucosa en esta población. Los problemas socioeconómicos y la carga psicológica tendrían efectos perjudiciales sobre la variabilidad de la glucosa incluso en pacientes con DT1 tratados con terapias estándar de atención y previamente con buen control metabólico. 
ua40317

Imprimir esta página
-->