Conceptos Categóricos

LA CALIDAD DE LA ATENCIÓN AL FINAL DE LA VIDA DURANTE LA COVID-19

LA CALIDAD DE LA ATENCIÓN AL FINAL DE LA VIDA DURANTE LA COVID-19


Umea, Suecia
En Suecia habría disminuido la calidad de la atención al final de la vida en los hospitales y hogares de ancianos durante los primeros tres meses de la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019.

Journal of Pain and Symptom Management 61(1):11-19

Autores:
Martinsson L

Institución/es participante/s en la investigación:
Umeå University

Título original:
Were Clinical Routines for Good End-of-Life Care Maintained in Hospitals and Nursing Homes During the First Three Months of the Outbreak of COVID-19? A National Register Study

Título en castellano:
¿Se Mantuvieron las Rutinas Clínicas para una Buena Atención al Final de la Vida en Hospitales y Hogares de Ancianos durante los Primeros Tres Meses del Brote de COVID-19? Un Estudio de Registro Nacional

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.9 páginas impresas en papel A4
Introducción
La pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019 (COVID-19) podría afectar las rutinas clínicas y la atención médica en unidades de cuidados intensivos y salas regulares. Se ha observado que gran proporción de todas las muertes por COVID-19 se ha producido en la población de ancianos frágiles en hogares de ancianos. Brindar atención al final de la vida a las personas con COVID-19 es un desafío, con dificultades en la participación de los miembros de la familia debido al riesgo de propagación de la enfermedad, la falta de equipo de protección personal y un sistema de atención de salud restringido. Pocos estudios han analizado la calidad de la atención al final de la vida de los pacientes que mueren de COVID-19. En circunstancias normales, la gran mayoría de las personas mayores en Suecia mueren en hogares de ancianos y salas de hospitales de agudos. Esto incluso se acentuó durante los primeros tres meses de la pandemia de COVID-19. El control de los síntomas es fundamental para los cuidados al final de la vida y está incluido en la definición de cuidados paliativos de la Organización Mundial de la Salud. Las evaluaciones estructuradas del dolor y otros síntomas son rutinas que se consideran esenciales para el control de los síntomas. El objetivo del presente estudio fue examinar si la adhesión a las rutinas clínicas para una buena atención al final de la vida difería para las muertes debido a COVID-19 en comparación con un cohorte de referencia de 2019 y sí diferían entre hogares de ancianos y hospitales.  

Métodos
Los datos sobre 5 elementos que reflejan las rutinas clínicas de las personas que murieron de forma esperada por COVID-19 durante los primeros tres meses de la pandemia (marzo a mayo de 2020) se obtuvieron del Swedish Register of Palliative Care, un registro nacional de calidad que recopila datos mediante un cuestionario sobre el final de la vida. cuestionario de las unidades de atención médica. Este cuestionario es respondido por el personal de atención médica, en la mayoría de los casos, por una enfermera titulada o un médico, después de la muerte de un paciente. Los 5 elementos que reflejan las rutinas de atención son: sí el paciente fue examinado por un médico durante los últimos días de vida; sí el dolor fue evaluado y documentado durante la última semana de vida; sí se evaluaron otros síntomas durante la última semana de vida; sí se evaluó la salud bucal durante la última semana de vida; y sí se consultó a cuidados paliativos especializados. Estos ítems se compararon entre el grupo de COVID-19 y un cohorte de referencia (todas las muertes esperadas en hogares de ancianos y hospitales informadas durante 2019) y entre las muertes por COVID-19 en hogares de ancianos y hospitales.  

Resultados
Se identificaron alrededor de 1316 y 685 muertes esperadas por COVID-19 en hogares de ancianos y hospitales, respectivamente. La primera muerte se informó durante la primera semana de marzo. Hubo una mayor proporción de mujeres (p < 0.0001) y una mayor proporción de muertes hospitalarias (p < 0.0001) en el cohorte de 2019 en comparación con el grupo COVID-19, mientras que la distribución por edades no difirió significativamente. Se identificaron un total de 14 000 personas que habían fallecido de forma esperada por causas distintas al COVID-19 en 2020. En este grupo hubo una mayor proporción de mujeres (p < 0.0001) y una menor proporción de muertes hospitalarias (p < 0.01) en comparación con los casos de COVID-19, mientras que la distribución por edad no difirió significativamente. Cuatro de las 5 rutinas de atención al final de la vida examinadas fueron realizados con menos frecuencia en el grupo total de COVID-19 en comparación con el cohorte de referencia: menos fueron examinados por un médico durante los últimos días antes de la muerte, fue menos probable que se evaluaran el dolor y la salud bucal, y menos pacientes tenían una consulta con un equipo de cuidados paliativos especializado (p < 0.0001, respectivamente). La evaluación de síntomas distintos al dolor no difirió significativamente entre el cohorte de referencia y las muertes esperadas por COVID-19. Los 5 ítems difirieron entre los hogares de ancianos y los hospitales en el grupo COVID-19, más notablemente en la proporción de personas examinadas por un médico durante los últimos días (hogares de ancianos: 18%; hospitales: 100%). Aproximadamente 625 (51.6%) personas que murieron de manera esperada por COVID-19 en hogares de ancianos fueron examinadas por un médico por última vez un mes o más antes de la muerte. Sin embargo, la evaluación del dolor se realizó con más frecuencia en hogares de ancianos que en hospitales (p < 0.0001).  

Conclusión
El presente estudio de registro nacional demuestra que diversas rutinas clínicas para la atención al final de la vida no cumplieron con los estándares habituales durante los primeros tres meses de la pandemia de COVID-19 en Suecia, particularmente en los hogares de ancianos. Se debe integrar una mayor preparación y seguimiento de la calidad de la atención al final de la vida en los planes futuros para pandemias.
ua40317

Imprimir esta página
-->