Conceptos Categóricos

SECUELAS NEUROLÓGICAS Y PSIQUIÁTRICAS EN SOBREVIVIENTES DE COVID-19

SECUELAS NEUROLÓGICAS Y PSIQUIÁTRICAS EN SOBREVIVIENTES DE COVID-19


Oxford, Reino Unido
El presente estudio sugiere morbilidad neurológica y psiquiátrica sustancial luego de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés); los riesgos serían más altos, pero no exclusivos, en los pacientes con COVID-19 grave. La información debe ser tenida muy en cuenta para la planificación de la asignación de recursos en salud y para establecer prioridades en investigación.

MedRxiv 1-18

Autores:
Taquet M, Geddes JR, Husain M, Harrison PJ

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Oxford

Título original:
Six-month Neurological and Psychiatric Outcomes in 236,379 Survivors of COVID-19

Título en castellano:
Evolución Neurológica y Psiquiátrica a los 6 Meses en 236 379 Sobrevivientes de COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.97 páginas impresas en papel A4
Introducción
Desde el inicio de la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), declarada en marzo de 2020, existe preocupación por el posible riesgo aumentado de trastornos neurológicos en los pacientes que sobreviven, tal como se refirió con anterioridad para otras infecciones por coronavirus. Las secuelas psiquiátricas también merecen atención. En un estudio, los sobrevivientes tuvieron riesgo aumentado de trastornos del estado de ánimo y de ansiedad, a los 3 meses de la infección. Sin embargo, se requieren estudios a gran escala y con seguimiento prolongado para identificar y cuantificar las consecuencias de la pandemia de COVID-19 sobre la salud mental. Para el presente estudio se utilizó la información proporcionada por una red electrónica de datos con la finalidad de investigar la incidencia de síntomas neurológicos y psiquiátricos a los 6 meses de COVID-19 aguda. Se evaluó la influencia de la gravedad de la enfermedad (reflejada por la internación, la internación en unidades de cuidados intensivos [UCI], y la encefalopatía) sobre las incidencias. También se analizaron las trayectorias de los hazard ratios (HRs) a los 6 meses.  

Pacientes y métodos
Para el presente estudio retrospectivo de cohorte y análisis de tiempo hasta los eventos se utilizaron datos de la red electrónica de salud TriNetX (con el registro de más de 81 millones de pacientes). La cohorte para el estudio abarcó pacientes con diagnóstico de COVID-19, quienes se compararon con pacientes con diagnóstico de influenza y con un grupo control de pacientes sin diagnóstico de infecciones del tracto respiratorio en el mismo período. En todas las cohortes se incorporaron pacientes de más de 10 años que presentaron un evento índice el 20 de enero de 2020 o con posterioridad, y que permanecían con vida el 13 de diciembre de 2020. Se estimó la incidencia de 14 valoraciones neurológicas y psiquiátricas a los 6 meses, después del diagnóstico confirmado de COVID-19: hemorragia intracraneal, accidente cerebrovascular (ACV) isquémico, parkinsonismo, síndrome de Guillain-Barré, trastornos de nervios, raíces nerviosas y plexos nerviosos, enfermedad muscular y de la unión neuromuscular, encefalitis, demencia, psicosis, trastornos de ansiedad y del estado de ánimo (agrupados y por separado), trastorno por uso de sustancias e insomnio. Mediante modelos de Cox se compararon las incidencias de estas anormalidades luego de aplicar puntajes de propensión. Se identificaron los factores de riesgo. La cohorte principal también se comparó con otras 4 cohortes de pacientes con diagnóstico en el mismo período de infecciones cutáneas, urolitiasis, fracturas de huesos largos y embolismo de pulmón.  

Resultados
Entre 236 379 pacientes con diagnóstico de COVID-19, la incidencia estimada de diagnósticos neurológicos o psiquiátricos en los 6 meses siguientes fue de 33.62% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 33.17 a 34.07), con 12.84% (IC 95%: 12.36 a 13.33), con un primer diagnóstico de dichos trastornos. Entre los pacientes internados en UCI, la incidencia estimada de estos diagnósticos fue de 46.42% (IC 95%: 44.78 a 48.09), en tanto que para los primeros diagnósticos fue de 25.79% (IC 95%: 23.50 a 28.25). En relación con los diagnósticos individuales, en la totalidad de la cohorte de pacientes con COVID-19, las incidencias estimadas fueron de 0.56% (IC 95%: 0.50 a 0.63) para la hemorragia intracraneal, 2.10% (IC 95%: 1.97 a 2.23) para el ACV isquémico, de 0.11% (IC 95%: 0.08 a 0.14) para el parkinsonismo, de 0.67% (IC 95%: 0.59 a 0.75) para la demencia, de 17.39% (IC 95%: 17.04 a 17.74) para el trastorno de ansiedad, y de 1.40% (IC 95%: 1.30 a 1.51) para los trastornos psicóticos. Entre los pacientes internados en UCI, las incidencias estimadas fueron de 2.66% (IC 95%: 2.24 a 3.16) para la hemorragia intracraneal, de 6.92% (IC 95%: 6.17 a 7.76) para el ACV isquémico, de 0.26% (IC 95%: 0.15 a 0.45) para el parkinsonismo, de 1.74% (IC 95%: 1.31 a 2.30) para la demencia, de 19.15% (IC 95%: 17.90 a 20.48) para los trastornos de ansiedad, y de 2.77% (IC 95%: 2.31 a 3.33) para el trastorno psicótico. Todas las categorías diagnósticas fueron más comunes en pacientes con COVID-19, en comparación con los sujetos con influenza (hazard ratio [HR] de 1.44, IC 95%: 1.40 a 1.47, para cualquier diagnóstico; HR de 1.78, IC 95%: 1.68 a 1.89, para cualquier primer diagnóstico), y en comparación con los pacientes con otras infecciones del tracto respiratorio (HR de 1.16, IC 95%: 1.14 a 1.17, para cualquier diagnóstico, y de 1.32, IC 95%: 1.27 a 1.36, para cualquier primer diagnóstico). Los HR, al igual que las incidencias, fueron más altos en los pacientes con COVID-19 más grave, es decir aquellos internados en UCI, en comparación con los sujetos no internados en UCI (HR de 1.58, IC 95%: 1.50 a 1.67, para cualquier diagnóstico; y HR de 2.87, IC 95%: 2.45 a 3.35, para cualquier primer diagnóstico). Los resultados fueron concordantes en varios análisis de sensibilidad.    

Conclusión
Los resultados del presente estudio muestran morbilidad neurológica y psiquiátrica sustancial a los 6 meses de la infección por SARS-CoV-2. Aunque los riesgos fueron más altos en los pacientes con antecedente de COVID-19 grave, no se limitaron a estos enfermos. Se requieren más estudios con cohortes seguidas de manera prospectiva para establecer conclusiones firmes al respecto.
ua40317

Imprimir esta página
-->