Conceptos Categóricos

INFORME DE UN CASO DE TRANSMISIÓN VERTICAL DE SARS-COV-2 DE MADRE ASINTOMÁTICA A NEONATO ASINTOMÁTICO

INFORME DE UN CASO DE TRANSMISIÓN VERTICAL DE SARS-COV-2 DE MADRE ASINTOMÁTICA A NEONATO ASINTOMÁTICO


Madrid, España
La posibilidad de transmisión vertical del SARS-CoV-2 ha sido materia de debate. El presente trabajo informa un caso de transmisión de dicho virus de una madre asintomática a un neonato también asintomático.

The Pediatric Infectious Disease Journal 40(3):115-117

Autores:
Carrasco-Colom J

Institución/es participante/s en la investigación:
Hospital Universitario "12 de Octubre"

Título original:
Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 Vertical Transmission from an Asymptomatic Mother

Título en castellano:
Transmisión Vertical del Coronavirus 2 Causante del Síndrome Respiratorio Agudo Grave a Partir de una Madre Asintomática

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.92 páginas impresas en papel A4
Introducción
La posibilidad de transmisión vertical del coronavirus 2 causante del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por su sigla en inglés) a partir de una madre infectada al feto, ha sido materia de debate desde que se inició la pandemia por coronavirus 2019 (COVID-19). Si bien la mayoría de los estudios no han hallado evidencia de transmisión materno-fetal, se han informado casos aislados de posible transmisión vertical; no obstante, se trata de casos muy heterogéneos que incluyen diferentes tipos de muestras y de herramientas diagnósticas. Una revisión sistemática reciente ha determinado que la transmisión al feto puede ocurrir en el 3.2% de las mujeres infectadas en el tercer trimestre. El presente trabajo comunicó un caso de transmisión vertical de SARS-CoV-2 a partir de una madre asintomática con detección molecular del virus en muestras de sangre e hisopado nasofaríngeo al momento del parto, y en dos muestras nasofaríngeas del neonato a las 5 y 28 horas de vida, con seroconversión de anticuerpos IgG a los 23 días de vida.   

Presentación del caso
La madre es una mujer de 28 años, sin antecedentes clínicos de importancia; los controles prenatales fueron normales. Doce días antes del parto, su pareja comenzó con síntomas compatibles con COVID-19; el hisopado arrojó resultado positivo. Por ser contacto estrecho, también se realizó hisopado nasofaríngeo a la madre 8 días antes del parto, con resultado positivo. Se llevó a cabo un nuevo hisopado al momento de ser ingresada el día del parto, el cual también obtuvo resultado positivo. Ese mismo día se amplificó SARS-CoV-2 en una muestra de sangre materna, y se midieron anticuerpos contra el virus, lo que dio resultado indeterminado para IgM e IgA, y negativo para IgG. La madre se encontraba asintomática. El parto fue normal, por vía vaginal. El neonato (una niña) presentó examen físico normal al nacer y a las 2 horas de vida. A las 5 horas se tomó muestra de hisopado nasofaríngeo, con resultado positivo. Con el fin de descartar una posible contaminación con fluidos maternos, se repitió el hisopado a las 28 horas de vida, nuevamente con resultado positivo. A los 3 días, madre e hija recibieron el alta, sin presentar síntomas de ningún tipo, ni al momento del alta ni los días subsiguientes. A los 23 días de vida, el test molecular para SARS-CoV-2 en hisopado nasofaríngeo de la niña resultó negativo; al mismo tiempo, se llevaron a cabo pruebas serológicas que resultaron positivas para IgM, IgA e IgG. Por su parte, las pruebas serológicas realizadas a la madre, que habían dado negativas al momento del parto, dieron positivas para IgG 6 semanas después (los valores para IgM e IgA siguieron siendo indeterminados).

Discusión y conclusión
Los autores del presente trabajo postulan que el caso informado es un caso de transmisión vertical de SARS-CoV-2, dada la detección molecular temprana del virus a las 5 horas de vida y la persistencia del resultado positivo en una segunda muestra recogida luego de las primeras 24 horas de vida. No queda claro si la infección neonatal fue adquirida intraparto o si se trata de una transmisión intrauterina. Asimismo, se confirma la seroconversión IgG para SARS-CoV-2 del neonato, dado que se detectaron anticuerpos IgG a los 23 días de vida; se descarta la probabilidad de transferencia transplacentaria de IgG materna, ya que la madre obtuvo resultado negativo para IgG al momento del parto y, de hecho, la seroconversión materna se produjo recién a las 6 semanas después de este. Un hallazgo importante del presente caso es la detección molecular del SARS-CoV-2 en la muestra de sangre materna, lo que sugiere que la infección pudo haber sido sistémica. En ese caso, existe el riesgo teórico de transmisión intrauterina a través de la placenta. Por otra parte, si bien no puede descartarse la posibilidad de transmisión intraparto debido a la exposición del neonato a fluidos maternos, este tipo de transmisión parece ser menos probable dado que el hisopado nasofaríngeo neonatal ya era positivo a las 5 horas de vida. Para confirmar la transmisión vertical, deberían tomarse muestras de líquido amniótico antes de la rotura de membranas, de placenta o de cordón umbilical; no obstante, la recolección de este tipo de muestras puede ser verdaderamente dificultosa al momento del parto, cuando se trata de una madre infectada por SARS-CoV-2. En la mayoría de los casos informados de transmisión materno-fetal de SARS-CoV-2, la madre cursaba síntomas de COVID-19 de diversa gravedad. Según los autores, este sería el primer caso comunicado de transmisión vertical a partir de una madre asintomática. Por lo tanto, el presente caso reafirma la necesidad de efectuar pruebas para SARS-CoV-2 en las embarazadas que son ingresadas para dar a luz, dado que un resultado positivo modifica las pautas de manejo, tanto para la madre y el neonato como para el personal de salud. En conclusión, el presente trabajo informó un caso de transmisión vertical de SARS-CoV-2, en el que tanto la madre como el neonato eran asintomáticos. Esto respalda la necesidad de evaluar a toda embarazada para detectar la presencia del virus y, en caso de dar positivo, descartar también su presencia en el neonato.
ua40317

Imprimir esta página
-->