Conceptos Categóricos

ANTICUERPOS NEUTRALIZANTES CONTRA VARIANTES DE SARS-COV-2

ANTICUERPOS NEUTRALIZANTES CONTRA VARIANTES DE SARS-COV-2


Atlanta, EE.UU.
En respuesta a la infección natural y a la administración de la vacuna de ARNm-1273 se generan anticuerpos con capacidad neutralizante contra 4 variantes de SARS-CoV-2 (A.1, B.1, B.1.1.7 y N501Y). Los hallazgos sugieren que la inmunidad inducida por la infección y por la vacuna se mantiene frente a la variante B.1.1.7; sin embargo, la vigilancia epidemiológica y virológica debe ser permanente en el contexto de la posible aparición de nuevas variantes.

JAMA

Autores:
Suthar MS

Institución/es participante/s en la investigación:
Emory University

Título original:
Neutralizing Antibodies Against SARS-CoV-2 Variants After Infection and Vaccination

Título en castellano:
Anticuerpos Neutralizantes contra Variantes de SARS-CoV-2 luego de la Infección y la Vacunación

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.99 páginas impresas en papel A4
Introducción
Poco después de la infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) y de la aplicación de vacunas contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) aparecen anticuerpos neutralizantes, los cuales persisten durante meses. La aparición de variantes de SARS-CoV-2 ha motivado preocupación acerca de la eficacia de estos anticuerpos. En el presente estudio se comparó la respuesta de anticuerpos neutralizantes a 4 variantes en pacientes infectados y sujetos vacunados, con la finalidad de determinar cómo las mutaciones en las proteínas de la espiga se asocian con la neutralización del virus.

Pacientes y métodos
Se obtuvieron muestras de suero de 3 grupos de pacientes. En la Emory University se analizaron adultos internados con infección por SARS-CoV-2 confirmada por reacción en cadena de la polimerasa (PCR), entre 5 y 19 días después del inicio de los síntomas (julio de 2020). Por otra parte se analizó el suero de convalecientes, con antecedente confirmado de infección (PCR o estudios serológicos), entre 32 y 94 días después del inicio de los síntomas (marzo a agosto de 2020). Por último se analizaron muestras de suero, 14 días después de la aplicación de la segunda dosis (100 µg) de la vacuna con ARN mensajero, en participantes de estudios de fase I. Se evaluaron 4 variantes, representantes de SARS-CoV-2 original y las variantes nuevas, con mutaciones en las proteínas de la espiga. La primera variante -nCoV/USA_WA1/2020 (linaje A.1), simula fuertemente la cepa original de Wuhan y la proteína de la espiga que se utiliza en la vacuna de ARNm-1273. La segunda variante, EHC-083E (linaje B.1), tiene la mutación D614G en la espiga y fue la cepa predominante en el momento de la realización del estudio; se aisló de hisopado nasofaríngeo de un paciente de Atlanta, Georgia, en marzo de 2020. La tercera variante, B.1.1.7, se identificó originalmente en el Reino Unido y se la considera una variante de preocupación por su posible mayor transmisibilidad. La variante expresa diversas mutaciones de la proteína de la espiga y se aisló de un paciente de San Diego, California, en diciembre de 2020. La cuarta variante, N501Y, expresa una mutación en el dominio de unión al receptor en la espiga, presente en múltiples variantes, incluida la variante B.1.1.7 analizada en el presente estudio. Se realizaron ensayos de neutralización (live-virus focus reduction neutralization tests [FRNT]); se calcularon los títulos de neutralización FRNT50, es decir la dilución recíproca del suero que neutraliza el 50% de los virus, y la media geométrica de los títulos (geometric mean titers [GMT]), con intervalos de confianza del 95%. Las comparaciones de los resultados para las diferentes variantes se realizaron con pruebas de Kruskal-Wallis y con pruebas de Dunn para comparaciones múltiples; los valores de p < 0.05 se consideraron estadísticamente significativos.

Resultados
Fueron evaluadas muestras de suero de 20 pacientes con COVID-19 aguda (56.6 años en promedio; 50% de sexo masculino). La GMT (FRNT50) para la variante A.1 fue de 186 (IC 95%: 90 a 383), para la variante B.1, de 110 (IC 95%: 57 a 209), para la variante B.1.1.7 de 116 (IC 95%: 62 a 215), y de 141 para la variante N501Y, (IC 95%: 74 a 269). Las diferencias entre los grupos no fueron significativas. Se analizaron muestras de suero de convalecientes de 20 sujetos de 45 años en promedio (55% hombres). La GMT (FRNT50) para la variante A.1 fue de 168 (IC 95%: 113 a 249), para la variante B.1, de 91 (IC 95%: 60 a 138), para la variante B.1.1.7 de 145 (IC 95%: 96 a 220), y de 145 para la variante N501Y (IC 95%: 76 a 172). Las diferencias entre los grupos no fueron estadísticamente significativas. Se estudiaron muestras de suero de 14 sujetos que habían recibido la vacuna contra COVID-19 con ARNm-1273 (los sujetos tenían entre 18 y 55 años y el 43% eran hombres). La GMT (FRNT50) para la variante A.1 fue de 1709 (IC 95%: 1412 a 2069), para la variante B.1, de 804 (IC 95%: 632 a 1023), para la variante B.1.1.7, de 965 (IC 95%: 695 a 1341), y para la variante N501Y de 994 (IC 95%: 777 a 1272). Las comparaciones entre las variantes B.1, B.1.1.7, y N501Y no fueron estadísticamente significativas, pero los valores en los ensayos de neutralización con estas tres variantes fueron significativamente más bajos que los de la variante A.1 (p<0.001), B.1.1.7 (p=0.02), y N501Y (p=0.02).

Conclusión
Los resultados del presente estudio demuestran la presencia de anticuerpos neutralizantes contra las 4 variantes analizadas de SARS-CoV-2 en respuesta a la infección natural y a la administración de la vacuna de ARNm-1273. Los hallazgos sugieren que la inmunidad inducida por la infección y por la vacuna se mantiene frente a la variante B.1.1.7; sin embargo, la vigilancia epidemiológica y virológica debe ser permanente en el contexto de la posible aparición de nuevas variantes.   

 
 

 
ua40317

Imprimir esta página
-->