Conceptos Categóricos

PREVALENCIA DE ENFERMEDAD CARDÍACA INFLAMATORIA EN ATLETAS PROFESIONALES CON ANTECEDENTE DE COVID-19

PREVALENCIA DE ENFERMEDAD CARDÍACA INFLAMATORIA EN ATLETAS PROFESIONALES CON ANTECEDENTE DE COVID-19


Nueva York, EE.UU.
La aplicación sistemática de un protocolo de rastreo en atletas profesionales con antecedente de enfermedad por coronavirus 2019 permitió detectar una baja prevalencia de enfermedad cardíaca inflamatoria, de modo que la mayoría de estos pacientes pueden retomar las actividades deportivas con seguridad.

JAMA Cardiology

Autores:
Engel DJ

Institución/es participante/s en la investigación:
Columbia University Irving Medical Center

Título original:
Prevalence of Inflammatory Heart Disease Among Professional Athletes With Prior COVID-19 Infection Who Received Systematic Return-to-Play Cardiac Screening

Título en castellano:
Prevalencia de Enfermedad Cardíaca Inflamatoria en Atletas Profesionales con Antecedente de COVID-19 Sometidos a Rastreo Sistemático antes del Reinicio de las Actividades Deportivas

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.79 páginas impresas en papel A4


Introducción
En la población general se describió una prevalencia alta de daño cardíaco, en pacientes internados por infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2). Sin embargo, la prevalencia global de efectos cardiológicos, en el contexto de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), y de daño del miocardio luego de enfermedad leve o asintomática, no se conoce. Para los atletas, la información al respecto también es escasa; la definición de daño cardíaco asociado con COVID-19, especialmente miocarditis, y la distinción entre la patología cardíaca en el contexto de COVID-19 y la adaptación cardíaca en los corazones de los atletas tampoco se han establecido. En ausencia de información firme, el abordaje óptimo para la estratificación del riesgo cardíaco para que los atletas vuelvan a participar en actividades deportivas luego de COVID-19 no ha sido definido. Por el momento se recomienda un abordaje conservador para la vuelta al deporte (VD), en atletas de competencia. Las principales ligas profesionales de deportes, como la Major League Soccer (MLS), la Major League Baseball (MLB), la National Hockey League (NHL), la National Football League (NFL) y las National Basketball Associations para hombres y mujeres fueron las primeras organizaciones que retomaron la actividad deportiva completa en el contexto de la pandemia de COVID-19, con estrictas medidas de seguridad. Las organizaciones aplicaron programas para la VD, basados en las recomendaciones de mayo de 2020 del American College of Cardiology (ACC) Sports and Exercise Cardiology Section. En el presente estudio se comunican los resultados del rastreo cardíaco rutinario en atletas con antecedente de COVID-19, con la finalidad de determinar la prevalencia de daño miocárdico clínicamente detectable y relevante.

Pacientes y métodos
Para el presente estudio transversal se revisaron los estudios realizados en el contexto de los programas de VD entre mayo y octubre de 2020 en atletas profesionales con antecedente de COVID-19. Las ligas deportivas profesionales implementaron las medidas de rastreo sugeridas por las organizaciones de profesionales. En  los pacientes se realizaron mediciones de los niveles séricos de troponina, electrocardiografía (ECG) y ecocardiografía en reposo; los pacientes con resultados anormales en las pruebas iniciales fueron sometidos a estudios adicionales, como resonancia magnética cardíaca o ecocardiografía de estrés. El criterio principal de valoración fue la prevalencia de resultados anormales, compatibles con daño del miocardio asociado con COVID-19, y los hallazgos obtenidos en los estudios diagnósticos adicionales, en los pacientes con resultados anormales en las primeras pruebas.

Resultados
Para el estudio se incluyeron 789 atletas profesionales de 25 años en promedio (777 hombres [98.5%]). Un total de 460 atletas (58.3%) tenía antecedente de COVID-19 sintomática y 329 (41.7%) habían presentado COVID-19 asintomática o con pocos síntomas (mínimamente sintomática). Los estudios cardíacos se realizaron a los 19 días en promedio después de la confirmación de COVID-19 (3 a 156 días). Se identificaron resultados anormales en el rastreo cardiológico en 30 atletas (3.8%). Se encontraron niveles anormales de troponina en 6 atletas (0.8%), anormalidades en el ECG en 10 atletas (1.3%), y anormalidades ecocardiográficas en 20 atletas (2.5%) que motivaron estudios adicionales; 5 atletas (0.6%) sometidos a resonancia magnética cardíaca tuvieron hallazgos compatibles con enfermedad cardíaca inflamatoria (3 casos de miocarditis y 2 pacientes con pericarditis), que motivaron restricciones para la VD. No se registraron eventos cardíacos en los atletas que sometidos a estudios de rastreo y que retomaron la participación en deportes de competencia.

Conclusión
Los resultados del presente estudio a gran escala sugieren una prevalencia baja de enfermedad inflamatoria cardíaca, de modo que la mayoría de los atletas con antecedente de COVID-19 podrían retomar las actividades deportivas.

 
ua40317

Imprimir esta página
-->