Conceptos Categóricos

SÍNDROME POSCOVID EN PACIENTES CON ANTECEDENTE DE INTERNACIÓN POR ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019

SÍNDROME POSCOVID EN PACIENTES CON ANTECEDENTE DE INTERNACIÓN POR ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019


Londres, Reino Unido
Los pacientes que han sido internados por enfermedad por coronavirus 2019 tienen riesgo aumentado de disfunción de múltiples órganos, en comparación con el riesgo esperado en la población general. El aumento del riesgo no se limita a los sujetos de edad avanzada y no es uniforme en todas las etnias. El diagnóstico, el tratamiento y la prevención del síndrome posCOVID requieren de un abordaje multidisciplinario; con urgencia, los factores de riesgo deben ser identificados.

BMJ 1-10

Autores:
Banerjee A

Institución/es participante/s en la investigación:
University College London

Título original:
Post-COVID Syndrome in Individuals Admitted to Hospital with COVID-19: Retrospective Cohort Study

Título en castellano:
Síndrome PosCOVID en Pacientes Internados por COVID-19: Estudio Retrospectivo de Cohorte

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.06 páginas impresas en papel A4


Introducción
En las primeras etapas de la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), el índice estimado de infección por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) en el Reino Unido fue del 6% (de 13% en Londres). La atención en general estuvo dirigida a los efectos directos (infección) e indirectos de COVID-19 sobre la mortalidad, especialmente en el corto plazo. Sin embargo, se requieren estudios con seguimiento prolongado para conocer los efectos a largo plazo sobre la morbilidad asociada con el antecedente de COVID-19, para la implementación de planes eficaces de atención. SARS-CoV-2 se identificó a finales de 2019; desde entonces se prestó interés especial a las manifestaciones respiratorias; sin embargo, se sabe que el virus afecta directamente a múltiples órganos e, indirectamente, el riesgo de otras enfermedades (por ejemplo enfermedad cardiovascular y cánceres), como consecuencia de las modificaciones en los patrones de comportamiento de la sociedad y de las restricciones para la asignación de recursos para la salud. Los efectos prolongados de COVID-19 comienzan a ser reconocidos. COVID prolongada o síndrome posCOVID (SPC) son definidos por el National Institute for Health and Care Excellence (NICE) como los signos y síntomas que aparecen durante o después de una infección compatible con COVID-19 y que persisten durante más de 12 semanas y que no son atribuibles a otras enfermedades. Diversas condiciones preexistentes y numerosos factores de riesgo predicen la evolución clínica de COVID-19 aguda, como la necesidad de internación en unidades de cuidados intensivos y la mortalidad. Sin embargo, las características clínicas y epidemiológicas del SPC se conocen mucho menos.

La información disponible sugiere variaciones importantes en las estimaciones de prevalencia e incidencia de SPC, en relación con las diferencias en las poblaciones estudiadas, los métodos de reclutamiento, la duración de los períodos de seguimiento y los tamaños de las muestras. En la mayoría de los trabajos se prestó especial atención a los síntomas del SPC, y no a la disfunción de órganos; sólo unos pocos trabajos incluyeron grupos adecuados para control. El objetivo del presente estudio fue estimar el exceso de morbilidad luego de COVID-19 grave, a partir de datos en registros electrónicos del Reino Unido. Específicamente se cuantificó la incidencia de mortalidad, la utilización de recursos para la salud y el compromiso de órganos específicos en pacientes con antecedente de internación por COVID-19. Asimismo, se estimaron los cocientes de incidencia para la mortalidad, las nuevas internaciones, y la disfunción de múltiples órganos, luego de COVID-19, en comparación con los de un grupo control comparable, en la población general.

Pacientes y métodos
El estudio retrospectivo de cohorte se realizó en hospitales del National Health Service (NHS) de Inglaterra. Se analizaron 47 780 sujetos de 65 años en promedio (55% hombres) con antecedente de internación por COVID-19, dados de alta hasta 31 de agosto de 2020. Los pacientes se compararon con controles perfectamente comparables, entre 50 millones de habitantes del registro. Los criterios principales de valoración fueron los índices de nuevas internaciones, de mortalidad por cualquier causa, y de diagnósticos de enfermedades respiratorias

,


cardiovasculares
, metabólicas, renales y hepáticas, hasta 30 de septiembre de 2020. Se determinaron las variaciones en los índices, en relación con la edad, el sexo y la etnia.

Resultados
Al cabo de un seguimiento promedio de 140 días, alrededor de la tercera parte de los pacientes que habían sido dados de alta luego de COVID-19 debieron ser internados nuevamente (14 060 de 47 780) y más de 1 de cada 10 enfermos (n: 5875) fallecieron después del alta. Estos índices fueron 4 y 8 veces más altos, respectivamente, en comparación con el grupo control. Los índices de enfermedad respiratoria (p < 0.001), diabetes (p < 0.001), y enfermedad cardiovascular (p < 0.001) también estuvieron significativamente aumentados en pacientes con antecedente de internación por COVID-19, con 770 (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 758 a 783), 127 (IC 95%: 122 a 132) y 126 (IC 95%: 121 a 131) diagnósticos por cada 1000 persona-años, en el mismo orden. Los índices fueron más altos para los pacientes de menos de 70 años, en comparación con los pacientes de 70 años o más, y en los enfermos pertenecientes a minorías étnicas, en comparación con la población de raza blanca; las diferencias más pronunciadas se registraron para las enfermedades respiratorias (10.5; IC 95%: 9.7 a 11.4), para los sujetos de menos de 70 años (4.6; IC 95%: 4.3 a 4.8) respecto de los sujetos de 70 años o más, y para los sujetos de etnia no blanca (11.4; IC 95%: 9.8 a 13.3), respecto de los sujetos de raza blanca.

Conclusión



Los resultados del presente estudio indican que después de la internación por COVID-19, el 29% de los pacientes debe ser internado nuevamente y el 12% fallecen en el transcurso de 140 días de seguimiento. Los índices de disfunción de múltiples órganos estuvieron aumentados en los sujetos con antecedente de COVID-19, respecto de la población general. La diabetes y los eventos cardiovasculares mayores fueron particularmente frecuentes (como incidencia y prevalencia) luego de COVID-19. El riesgo absoluto de muerte, reinternación y disfunción de múltiples órganos luego del alta  fue más alto en los sujetos de menos de 70 años y de minorías étnicas.

ua40317

Imprimir esta página
-->