Conceptos Categóricos

MORBILIDAD Y MORTALIDAD MATERNAS Y NEONATALES EN COVID-19

MORBILIDAD Y MORTALIDAD MATERNAS Y NEONATALES EN COVID-19


Oxford, Reino Unido
Durante el embarazo, la COVID-19 se asocia con incrementos sustanciales del riesgo de morbilidad materna grave, mortalidad materna y complicaciones neonatales. Los hallazgos deben tenerse en cuenta para la implementación de medidas de prevención de la infección durante la gestación.

JAMA Pediatrics 175(8):817-826

Autores:
Papageorghiou AT

Institución/es participante/s en la investigación:
John Radcliffe Hospital

Título original:
Maternal and Neonatal Morbidity and Mortality among Pregnant Women with and without COVID-19 Infection: The INTERCOVID Multinational Cohort Study

Título en castellano:
Morbilidad y Mortalidad Maternas y Neonatales en Embarazadas con COVID-19 o sin COVID-19: Estudio Internacional de Cohorte INTERCOVID

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.93 páginas impresas en papel A4
Introducción
Los riesgos asociados con la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por su sigla en inglés) en embarazadas no se conocen con precisión. En las primeras revisiones sistemáticas al respecto solo se consideraron unos pocos estudios, con números reducidos de embarazadas, para el análisis de los efectos de la COVID-19. Sin embargo, la experiencia previa con el coronavirus causante del síndrome respiratorio agudo grave (severe acute respiratory syndrome [SARS]-CoV) y con el coronavirus causante del síndrome de Medio Oriente (Middle East respiratory syndrome [MERS]) sugiere que las infecciones por coronavirus podrían asociarse con evolución desfavorable del embarazo. El INTERGROWTH-21st Consortium realizó un estudio prospectivo, longitudinal y de observación (INTERCOVID), con la participación de 43 hospitales de 18 países, con la finalidad de conocer con precisión las posibles asociaciones entre la evolución materna y fetal y el diagnóstico de COVID-19, en comparación con embarazadas reclutadas de manera concomitante, sin diagnóstico de COVID-19. Durante 8 meses, a partir de 2 de marzo de 2020 se reclutaron mujeres de 18 años o más con embarazos de cualquier duración o en trabajo de parto, con diagnóstico de COVID-19 confirmado por estudios de laboratorio o por hallazgos radiográficos sugestivos de la enfermedad. Se utilizó un amplio espectro de equipos para la realización de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) en tiempo real y de serología. Para cada caso se reclutaron 2 controles, sin diagnóstico de COVID-19. La incorporación se llevó a cabo en 43 centros de Argentina, Brasil, Egipto, Francia, Ghana, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Nigeria, Macedonia del Norte, Paquistán, Rusia, España, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos. Las participantes fueron comparables en términos de edad gestacional (± 2 semanas). Se consideraron embarazos únicos y múltiples, incluso aquellos con anormalidades congénitas. Los criterios principales de valoración fueron tres índices no ponderados: el índice de morbilidad y mortalidad materna, con la inclusión de al menos una de las siguientes morbilidades vinculadas con la gestación: sangrado vaginal del tercer trimestre, hipertensión arterial inducida por el embarazo, preeclampsia, eclampsia, síndrome HELLP (hemólisis, aumento de las enzimas hepáticas y recuento bajo de plaquetas), parto pretérmino, infecciones que motivaron el uso de antibióticos y otras morbilidades relacionadas con la gestación que motivaron tratamientos específicos, internación en unidades de cuidados intensivos (UCI) o muerte; el índice de morbilidad neonatal grave, con la inclusión de por lo menos 3 de las siguientes complicaciones: displasia broncopulmonar, encefalopatía hipóxica, sepsis, anemia con necesidad de transfusión, conducto arterioso persistente con necesidad de tratamiento quirúrgico, hemorragia intraventricular y enterocolitis necrotizante o retinopatía de la prematuridad; e índice de mortalidad con la inclusión de la mortalidad fetal, al menos una de las morbilidades fetales graves señaladas con anterioridad, internación en UCI neonatales durante 7 días o más, y muerte neonatal antes del alta. Los componentes individuales de los índices fueron criterios secundarios de valoración.

Resultados
Se evaluaron 706 embarazadas con diagnóstico de COVID-19 y 1424 embarazadas sin diagnóstico de COVID-19; las mujeres de ambos grupos fueron comparables en sus características demográficas. La frecuencia de sobrepeso fue del 48.6% en las mujeres con diagnóstico de COVID-19, en comparación con el 40.2% en las mujeres sin este diagnóstico. Las pacientes con COVID-19 tuvieron riesgo aumentado de preeclampsia y eclampsia (riesgo relativo [RR]: 1.76; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.27 a 2.43), infecciones graves (RR: 3.38; IC 95%: 1.63 a 7.01), internación en UCI (RR: 5.04; IC 95%: 3.13 a 8.10), mortalidad (RR: 22.3; IC 95%: 2.88 a 172), parto pretérmino (RR: 1.59; IC 95%: 1.30 a 1.94), parto pretérmino por indicación clínica (RR: 1.97; IC 95%: 1.56 a 2.51), índice de morbilidad neonatal grave (RR: 2.66; IC 95%: 1.69 a 4.18), e índice de morbilidad y mortalidad neonatal grave (RR: 2.14; IC 95%: 1.66 a 2.75). La fiebre y la dificultad para respirar de cualquier duración se asociaron con riesgo aumentado de complicaciones maternas graves (RR: 2.56; IC 95%: 1.92 a 3.40) y de complicaciones neonatales (RR: 4.97; IC 95%: 2.11 a 11.69). Las mujeres asintomáticas con COVID-19 permanecieron con riesgo aumentado de morbilidad materna (RR: 1.24; IC 95%: 1.00 a 1.54) y de preeclampsia (RR: 1.63; IC 95%: 1.01 a 2.63) únicamente. Entre las pacientes con resultados positivos en la PCR (98.1%), 54 (13%) neonatos tuvieron resultados también positivos. El parto por cesárea (RR: 2.15; IC 95%: 1.18 a 3.91), pero no la lactancia materna (RR: 1.10; IC 95%: 0.66 a 1.85), se asoció con riesgo aumentado de positividad neonatal.

Conclusiones
Los resultados del presente estudio internacional indican que la COVID-19 durante el embarazo se asocia con incrementos sustanciales del riesgo de morbilidad materna grave, mortalidad materna y complicaciones neonatales. Los hallazgos deben ser tenidos muy en cuenta para la implementación de las medidas de prevención de la infección durante la gestación.
ua40317

Imprimir esta página
-->