Conceptos Categóricos

EFICACIA DE LA VACUNA CONTRA COVID-19 BNT162B2 CONTRA LAS VARIANTES DEL VIRUS B.1.1.7 Y B.1.351

EFICACIA DE LA VACUNA CONTRA COVID-19 BNT162B2 CONTRA LAS VARIANTES DEL VIRUS B.1.1.7 Y B.1.351


Doha, Qatar
La vacuna BNT162b2 fue eficaz para prevenir la infección y la enfermedad por SARS-CoV-2 en la población de Qatar, a pesar del predominio de infecciones por las variantes B.1.1.7 y B.1.351 en ese país. La eficacia de la vacuna contra la variante B.1.351 fue alrededor de 20% más baja, en comparación con la referida en los estudios clínicos (>90%) y en la práctica asistencial de diversos países, entre ellos Israel y los Estados Unidos.

New England Journal of Medicine 1-3

Autores:
Abu-Raddad LJ

Institución/es participante/s en la investigación:
Weill Cornell Medicine–Qatar

Título original:
Effectiveness of the BNT162b2 Covid-19 Vaccine Against the B.1.1.7 and B.1.351 Variants

Título en castellano:
Eficacia de la Vacuna contra COVID-19 BNT162b2 contra las Variantes del Virus B.1.1.7 y B.1.351

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.84 páginas impresas en papel A4


Introducción
La vacuna de ARN mensajero contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) BNT162b2 (Pfizer–BioNTech®) se asocia con eficacia del 95%. En Qatar se lanzó una campaña de inmunización masiva con este producto, el 21 de diciembre de 2020. Hasta el 31 de marzo de 2021, un total de 385 853 sujetos habían recibido al menos una dosis de la vacuna, y 265 410 habitantes habían sido vacunados con las dos dosis. La vacunación tuvo lugar durante la segunda y la tercera olas de COVID-19 en dicha región, desencadenadas por la expansión de las variantes B.1.1.7 (desde mediados de enero de 2021) y B.1.351 (desde mediados de febrero de 2021) de coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2). La propagación de la variante B.1.1.7 fue máxima durante la primera semana de marzo, en tanto que la expansión acelerada de la variante B.1.351 comenzó a mediados de marzo y persiste en la actualidad. Los estudios de secuenciación del genoma viral, realizados entre 23 de febrero y 18 de marzo, indicaron que el 50% y el 44.5% de los casos de COVID-19 en Qatar fueron atribuibles a infección por la variante B.1.351 y la variante B.1.1.7, respectivamente. Prácticamente todos los casos en los cuales se realizó secuenciación del genoma viral después de 7 de marzo de 2021 obedecieron a alguna de estas dos variantes. Los datos acerca de la vacunación, las pruebas virológicas (reacción en cadena de la polimerasa (PCR]), y las características clínicas de COVID-19 se obtuvieron de registros nacionales y de bases de datos federales para COVID-19, en las cuales se registran todos los casos de infección por SARS-CoV-2 desde el inicio de la epidemia. La eficacia de la vacuna se estimó con un diseño de casos y controles con pruebas negativas, una metodología que resultó eficaz en los estudios de eficacia de la vacuna contra la influenza. De hecho, este proceso es útil para controlar el sesgo que puede ocurrir por las diferencias en el comportamiento relacionado con la búsqueda de atención clínica, entre los sujetos vacunados y los individuos no vacunados. La eficacia estimada de la vacuna contra cualquier infección documentad por la variante B.1.1.7 fue de 89.5% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 85.9 a 92.3) a los 14 días o más de la aplicación de la segunda dosis de la vacuna. La eficacia estimada de la vacuna contra cualquier infección documentada por la variante B.1.351 fue de 75.0% (IC 95%: 70.5 a 78.9). La eficacia de la vacuna contra la enfermedad grave o fatal, atribuible a infección por cualquier variante de SARS-CoV-2 (con predominio de las variantes B.1.1.7 y B.1.351 en Qatar) fue muy alta, de 97.4% (IC 95%: 92.2 a 99.5). Los análisis de sensibilidad confirmaron los resultados. La eficacia de la vacuna también se valoró con un estudio de diseño de cohorte, mediante la comparación de la incidencia de la infección entre las personas vacunadas, con la incidencia en una cohorte nacional con resultados negativos en las pruebas serológicas. La eficacia estimada fue de 87.0% (IC 95%: 81.8 a 90.7) contra la variante B.1.1.7 y de 72.1% (IC 95%: 66.4 a 76.8) contra la variante B.1.351; estos hallazgos confirman los resultados de los análisis principales. Los resultados en conjunto indican que la vacuna BNT162b2 fue eficaz para prevenir la infección y la enfermedad en la población de Qatar, a pesar del predominio de infecciones por las variantes B.1.1.7 y B.1.351 en ese país. Sin embargo, la eficacia de la vacuna contra la variante B.1.351 fue alrededor de 20% más baja, en comparación con la referida en los estudios clínicos (>90%) y en la práctica asistencial de diversos países, entre ellos Israel y losEstados Unidos. Hasta el 31 de marzo de 2021 en Qatar se registraron 6689 casos de infección entre los sujetos que habían recibido una dosis de la vacuna y 1616 casos entre las personas que fueron vacunadas con las dos dosis. Ocurrieron 7 decesos por COVID-19 entre los vacunados: 5 enfermos después de la aplicación de la primera dosis, y dos, después de la aplicación de la segunda dosis. Incluso así, la protección reducida contra la infección por la variante B.1.351 no parece reflejarse en menor protección contra las formas más graves de la infección, es decir aquellas que motivan internación o muerte; la eficacia se mantuvo alta en este sentido, superior al 90%.
ua40317

Imprimir esta página
-->