Conceptos Categóricos

EVOLUCIÓN RESPIRATORIA AL AÑO DE LA INTERNACIÓN POR COVID-19

EVOLUCIÓN RESPIRATORIA AL AÑO DE LA INTERNACIÓN POR COVID-19


Southampton, Reino Unido
En la mayoría de los pacientes que se recuperan de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) grave, los puntajes de disnea y la capacidad para el ejercicio mejoran en el transcurso del tiempo; sin embargo, en un subgrupo de pacientes hay cambios fisiológicos y radiológicos hasta 12 meses después de la enfermedad aguda. Se requieren más estudios para conocer con precisión los patrones evolutivos de la función pulmonar, luego de COVID-19.

The Lancet Respiratory Medicine 1-8

Autores:
Wang Y

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Southampton

Título original:
3-Month, 6-Month, 9-Month, and 12-Month Respiratory Outcomes in Patients following COVID-19-Related Hospitalisation: a Prospective Study

Título en castellano:
Evolución Respiratoria a los 3, 6, 9 y 12 Meses en Pacientes con Antecedente de Internación por COVID-19: Estudio Prospectivo

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.94 páginas impresas en papel A4


Introducción
La pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) ha generado consecuencias devastadoras para los sistemas de salud de todo el mundo. Los síntomas asociados con COVID-19 son muy variables, desde síntomas leves del tracto respiratorio superior, hasta síndrome de distrés respiratorio agudo. También se han descripto diversas manifestaciones no pulmonares, incluidas anormalidades hematológicas, gastrointestinales, renales, dermatológicas, neurológicas y psiquiátricas. Hasta el momento del presente estudio, más de 100 millones de personas en todo el mundo se recuperaron de COVID-19; sin embargo, existe preocupación por el daño persistente de algunos órganos, incluidos los pulmones, luego de la infección aguda. No se dispone de datos suficientes para conocer la magnitud de las secuelas de COVID-19; sin embargo, los síndromes posvirales han sido bien descriptos en otras enfermedades virales, incluidas las epidemias previas por coronavirus. Los datos del COVID Symptom Study sugieren que la mayoría de los pacientes con COVID-19 se recupera en el transcurso de las 2 semanas que siguen al inicio de los síntomas; sin embargo, alrededor del 10% puede tener síntomas persistentes entre 3 semanas y algunos meses después. Las secuelas posCOVID incluyen fibrosis pulmonar, enfermedad vascular pulmonar y sistémica, bronquiectasias, fatiga crónica y trastornos mentales, como trastorno de estrés postraumático, depresión y ansiedad. Por lo tanto, los pacientes deben ser correctamente monitorizados para detectar complicaciones pulmonares crónicas y secuelas de COVID-19. El objetivo del presente estudio fue describir los patrones temporales de las variables respiratorias en el transcurso de 12 meses después de la internación por neumonía asociada con COVID-19, en pacientes que no debieron ser intubados.

Pacientes y métodos
Para el presente estudio prospectivo, longitudinal, de cohorte se incluyeron pacientes con antecedente de internación por COVID-19 grave que no requirieron ventilación mecánica. Los enfermos fueron seguidos de manera prospectiva a los 3, 6, 9 y 12 meses después del alta del Renmin Hospital of Wuhan University, Wuhan, China. Se excluyeron los pacientes con antecedente de hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardiovascular, cáncer y enfermedades pulmonares crónicas, como asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. También se excluyeron los pacientes con antecedente de intubación y asistencia ventilatoria mecánica, debido a las consecuencias adversas de la asistencia respiratoria sobre la evolución pulmonar. En los controles de seguimiento, los pacientes fueron sometidos a examen físico, estudio bioquímico de rutina, pruebas de función respiratoria (capacidad de difusión de monóxido de carbono [DLCO], volumen espiratorio forzado entre 25% y 75% de la capacidad vital forzada [CVF], capacidad residual funcional, CVF, volumen espiratorio forzado en el primer segundo [VEF1], volumen residual, capacidad pulmonar total y capacidad vital), tomografía computarizada de tórax de alta resolución (TCAR), y prueba de distancia de caminata en 6 minutos; también se incluyó la escala modificada de disnea del Medical Research Council (mMRC).

Resultados
Entre 1 de febrero y 31 de marzo de 2020 se estudiaron 135 pacientes y 83 de ellos (61%) participaron en el estudio. La mediana de edad de los participantes fue de 60 años (rango intercuartílico [RIC] de 52 a 66 años). Se observó compromiso transitorio fisiológico pulmonar y alteración de la capacidad para el ejercicio en la mayoría de los enfermos; sin embargo, en algunos casos, las anormalidades fisiológicas y radiológicas persistieron hasta los 12 meses después de COVID-19. Se comprobó una reducción significativa de la DLCO en el transcurso del estudio, con una mediana de 77% de los valores esperados (RIC de 67 a 87) a los 3 meses, 76% de los valores esperados (RIC de 68 a 90) a los 6 meses, y de 88% de los valores esperados (RIC de 78 a 101) a los 12 meses del alta. Al año se comprobaron cambios radiológicos persistentes en el 24% de los enfermos (n: 20). Los modelos de regresión de variables múltiples mostraron probabilidades más altas de compromiso de la DLCO en las mujeres (odds ratio de 8.61, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 2.83 a 26.2; p = 0.0002); los trastornos radiológicos se asociaron con los puntajes máximos de neumonía en la TCAR durante la internación (OR de 1.36; IC 95%: 1.13 a 1.62; p = 0.0009).

Conclusión
Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto la importancia del seguimiento prolongado de los pacientes con antecedente de neumonía asociada con COVID-19, incluso en aquellos que no debieron ser intubados. En estudios futuros se deberán analizar los factores relacionados con el compromiso pulmonar persistente, mayor en mujeres, y la utilidad de las medidas estandarizadas de rehabilitación pulmonar a corto, mediano y largo plazo.
ua40317

Imprimir esta página
-->