Conceptos Categóricos

UNIDAD FEBRIL DE URGENCIAS DEL HOSPITAL MUÑIZ FRENTE A COVID-19, VIH Y TUBERCULOSIS

UNIDAD FEBRIL DE URGENCIAS DEL HOSPITAL MUÑIZ FRENTE A COVID-19, VIH Y TUBERCULOSIS


Buenos Aires, Argentina
Los sistemas salud de todo el mundo debieron adaptarse para hacer frente a la demanda de consultas generadas por la pandemia enfermedad por coronavirus 2019. Se dispone de poca información acerca de la atención médica de los pacientes con VIH y tuberculosis (TBC) y de las coinfecciones HIV/COVID-19 y TBC/COVID-19 en Argentina. Se describen los patrones de atención e internación durante la pandemia, según las semanas epidemiológicas.

Medicina Buenos Aires 81(2):143-148

Autores:
Francos JL

Institución/es participante/s en la investigación:
Hospital de Enfermedades Infecciosas Francisco J Muñiz

Título original:
La Unidad Febril de Urgencias del Hospital Muñiz frente a COVID-19, HIV y Turberculosis

Título en castellano:
La Unidad Febril de Urgencias del Hospital Muñiz frente a COVID-19, VIH y Tuberculosis

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.12 páginas impresas en papel A4


Introducción
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) fue declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo de 2020. Ocho días antes, la Argentina había notificado su primer caso, clasificado como importado, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Desde entonces, se aplicaron diferentes estrategias para hacer frente a la situación. El sector público de CABA puso en marcha las Unidades Febriles de Urgencias (UFU), espacios protegidos anexos a los hospitales de alta complejidad para atender a los pacientes con síntomas sospechosos de COVID-19 con las medidas de seguridad requeridas. En la Argentina, el Hospital de Infecciosas Francisco Javier Muñiz es el principal centro de referencia y de atención de pacientes con infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y tuberculosis (TBC). El objetivo de este trabajo fue evaluar las características de los pacientes que consultaron a la UFU del Hospital Muñiz, con especial atención en los enfermos con infección por VIH y con TBC.

Pacientes y métodos
Se realizó un estudio retrospectivo observacional de las consultas atendidas en la UFU-Muñiz durante el periodo comprendido entre las semanas epidemiológicas (SE) 28 y 42, inclusive, es decir, entre el 5 de julio y el 17 de octubre de 2020. Los datos demográficos se obtuvieron del registro de Sistema de Gestión de Hospitales (SIGEHOS), una herramienta informática integral y unificada para la gestión de los hospitales de la CABA que se vincula con los datos del Registro Nacional de las Personas (RENAPER). Los datos de laboratorio se obtuvieron de los informes del laboratorio de virología del hospital y del Sistema Integrado de información Sanitaria Argentina (SIISA). Los casos fueron clasificados en confirmados y descartados para COVID-19, sobre la base del diagnóstico de laboratorio. Se consideró caso confirmado al que presentó un resultado positivo (detectable) en la prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa reversa (RT-PCR) para SARS CoV-2. Las muestras utilizadas fueron principalmente hisopados nasofaríngeos. Los casos de TBC comprendieron a pacientes con TBC actual y pasada. Se consideró TBC activa (actual) a la TBC con confirmación bacteriológica o con diagnóstico clínico reciente, es decir, con síntomas característicos (tos de más de 15 días de evolución, fiebre prolongada, sudoración nocturna, pérdida de peso o apetito) y con imágenes radiológicas o tomográficas compatibles (cavidades unilaterales o bilaterales, condensación con broncograma aéreo, nódulos o nodulillos de distribución aleatoria).

Resultados
En el periodo estudiado, la UFU-Muñiz atendió 12 571 consultas. Pasó de 389 en la SE 28 a 1094 en la SE 42 con un pico de 1331 en la SE 40 (27 de septiembre a 3 de octubre). Esto representó el 9.7% de las consultas de todas las UFU de CABA en julio, el 12.9% en agosto, el 11.8% en septiembre y el 14.2% en octubre. Un total de 9623 (76.5%) consultas fueron casos sospechosos a los que se les tomó muestra para PCR. De los 9501 hisopados, se realizaron un mínimo de 319 en la SE 28 y un máximo de 984 en la SE 40. Además, se tomaron 122 muestras de saliva, entre 24 de septiembre y 17 de octubre. El resto de las consultas (n: 2948) consistió en evaluaciones clínicas de pacientes con COVID-19 principalmente derivados desde sitios de aislamiento extrahospitalarios o seguidos telefónicamente. Se realizaron 1582 seguimientos telefónicos a los casos confirmados de COVID-19. La edad media de los enfermos fue 38.2 años. Los varones representaron el 54.1% (n: 6801). El 46.6% correspondió a residentes de CABA, 41.1% residía fuera de CABA y 12.2% tenía residencia desconocida. Un total de 6097 pacientes contaban con obra social o medicina prepaga. Esto representó un 48.5% del total y llegaron a representar el 50.4% en agosto. El 51.5% de los pacientes pertenecían al sector público de salud (n: 6474). Requirieron internación 1023 pacientes (8.1%). Al comienzo del período, SE 28, se internaron 46 pacientes (11.8%), al final, SE 42, 58 pacientes (5.3%) y durante la SE 35 (23 al 29 de agosto 2020), la de mayor número de casos confirmados, se registró el mayor número de internaciones con 93 pacientes (9.5%). De las 9501 muestras, 2499 (26.3%) tuvieron resultado detectable (casos confirmados de COVID-19). Este porcentaje fue variando de 37.0% en la SE 28 a 17.7% en la SE 40, etapa en la que se realizó la mayor cantidad de hisopados. La edad media de los 2499 casos confirmados fue 37.9 años y los varones representaron el 54.7% (n: 1367). Requirieron internación 143 pacientes (5.7%), con una variación de entre 8.4% en la SE 28 y 2.7% en la SE 42. Consultaron 160 pacientes con VIH, representando el 1.3% del total de consultas. Se diagnosticó coinfección VIH/COVID-19 en 39 de 160 enfermos (24.4%). La edad media de los pacientes coinfectados fue 42.5 años y 64.1% fueron varones. Requirieron internación 9 pacientes coinfectados (23.1%). Consultaron 128 pacientes con TBC (1% del total de consultas) y se diagnosticó coinfección TBC/COVID-19 en 31 de 128 enfermos (24.2%). La edad media de los pacientes coinfectados fue 42.9 años y 70.9% fueron varones. Requirieron internación 8 pacientes coinfectados (25.8%). Cinco de ellos presentaban TBC activa y los tres restantes, antecedente de TBC. De los 23 pacientes que no requirieron internación cinco presentaban TBC activa, 13 TBC previa y en cinco de ellos no se contó con la información suficiente para determinar el estado de la misma. La triple asociación VIH/TBC/COVID-19 fue constatada en dos pacientes que no requirieron internación.

Conclusión


 
Contrariamente a lo esperado, las dos principales enfermedades atendidas en el hospital, TBC e infección por VIH, estuvieron poco representadas en la consulta, pero el requerimiento de internación para los coinfectados fue elevado. Esto puede deberse a consulta tardía por restricciones de movilidad y asistencia durante la cuarentena. Nuestros datos también indican que el sector público de la ciudad debió absorber demanda insatisfecha del sector privado.
ua40317

Imprimir esta página
-->