Conceptos Categóricos

VACUNA CON ARNM BNT162B2 CONTRA COVID-19 EN PACIENTES CON LEUCEMIA LINFOCÍTICA CRÓNICA

VACUNA CON ARNM BNT162B2 CONTRA COVID-19 EN PACIENTES CON LEUCEMIA LINFOCÍTICA CRÓNICA


Tel Aviv, Israel
Los resultados del presente estudio indican que los pacientes con leucemia linfocítica crónica tienen una marcada reducción de la síntesis de anticuerpos contra SARS-CoV-2 en respuesta a la aplicación de dos dosis de vacuna con ARNm. La actividad de la enfermedad y el tratamiento actual o pasado influyen considerablemente en la probabilidad de respuesta.

Blood 137(23):1-9

Autores:
Herishanu Y

Institución/es participante/s en la investigación:
Tel Aviv Sourasky Medical Center

Título original:
Efficacy of the BNT162b2 mRNA COVID-19 Vaccine in Patients with Chronic Lymphocytic Leukemia

Título en castellano:
Eficacia de la Vacuna con ARNm BNT162b2 contra COVID-19 en Pacientes con Leucemia Linfocítica Crónica

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.89 páginas impresas en papel A4
Introducción
El coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (severe acute respiratory syndrome [SARS]-CoV-2) es un virus con ARN que causa la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por su sigla en inglés). Los índices de enfermedad grave y de mortalidad son más altos en los sujetos de edad avanzada y en pacientes con comorbilidades subyacentes. El genoma de coronavirus codifica para cuatro proteínas estructurales principales, la de la espiga (S), la de la envoltura, la de la membrana y la de la nucleocápside. El virus ingresa en las células del organismo luego de la unión de la proteína S a la enzima convertidora de angiotensina (ECA) 2, presente en las células epiteliales de la mucosa oral y de las células alveolares pulmonares de tipo II. En general, los pacientes con leucemia linfocítica crónica (LLC) tienen riesgo aumentado de infecciones bacterianas y virales, por los defectos inmunológicos inherentes a la enfermedad de base y por los efectos del tratamiento. Los pacientes con LLC tienen compromiso de la respuesta inmune humoral y celular como consecuencia de defectos cualitativos y cuantitativos de las células inmunitarias efectoras; la respuesta a la vacunación también puede estar comprometida. Durante los primeros meses de la pandemia de COVID-19, dos estudios multicéntricos retrospectivos a gran escala refirieron índices altos de COVID-19 grave y de mortalidad por COVID-19 en pacientes con LLC, en observación o con tratamiento. Recientemente se aprobó el uso de dos vacunas sobre la base de ARN mensajero contra COVID-19 (BNT162b2 y mRNA-1273); ambas fueron aprobadas por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos y la European Medicines Agency y su uso se recomienda para evitar la COVID-19. Las vacunas BNT162b2 y mRNA-1273 consisten en ARNm encapsulado en nanopartículas lipídicas que codifica para la totalidad de la proteína de la espiga (S) de SARS-CoV-2. En los estudios clínicos en fase III, estas vacunas se asociaron con eficacia de 94% a 95% para la prevención de infección sintomática por SARS-CoV-2, de manera independiente de la edad. Sin embargo, hasta ahora, los pacientes con enfermedades oncohematológicas han sido excluidos de los estudios de vacunas contra COVID-19. En el presente estudio se analiza la síntesis de anticuerpos en respuesta a la aplicación de la vacuna con ARNm BNT162b2 en pacientes con LLC.  

Pacientes y métodos
Se analizó la presencia de anticuerpos en respuesta a la aplicación de dos dosis de la vacuna con ARNm BNT162b2 contra COVID-19 en pacientes con LLC y en controles sanos comparables en edad y sexo. Los participantes recibieron las dos dosis de la vacuna separadas por 21 días; el título de anticuerpos contra la proteína S se determinó con ensayos comerciales, después de la aplicación de la segunda dosis.  

Resultados
En total se evaluaron 167 pacientes con LLC; el índice de respuesta de anticuerpos fue de 39.5%. Para las comparaciones se analizaron 52 individuos con LLC y 52 controles sanos comparables en edad y sexo; en este análisis se comprobó una reducción significativa de la respuesta de anticuerpos, en los pacientes con LLC respecto de los controles (52% y 100%, respectivamente; odds ratio [OR] ajustado de 0.010; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.001 a 0.162; p < 0.001). El índice de respuesta fue más alto en los pacientes que presentaron remisión clínica después del tratamiento (79.2%), seguido por los enfermos que no habían recibido tratamiento (55.2%) y los sujetos que recibían tratamiento en el momento de la vacunación (16.0%). En los pacientes tratados con inhibidores de tirosina quinasa de Bruton o venetoclax, con anticuerpo monoclonal anti-CD20 o sin este tratamiento, los índices de respuesta fueron considerablemente más bajos (16.0% y 13.6%). Ningún paciente expuesto a anticuerpos contra CD20 menos de 12 meses antes de la vacunación respondió con síntesis de anticuerpos. En los análisis de variables múltiples, los factores predictivos de respuesta de anticuerpos fueron la menor edad, el sexo femenino, la ausencia de tratamiento en el momento de la vacunación, los niveles de inmunoglobulina (Ig) G iguales o superiores a 550 mg/dl, y los niveles de IgM iguales o superiores a 40 mg/dl.  

Conclusión
Los resultados del presente estudio indican que los pacientes con LLC tienen una marcada reducción de la síntesis de anticuerpos contra SARS-CoV-2 en respuesta a la aplicación de dos dosis de vacuna con ARNm. La actividad de la enfermedad y el tratamiento actual o pasado influyen considerablemente en la probabilidad de respuesta. El índice de respuesta bajo, cercano al 40%, coincide con los valores referidos en estudios previos (20% a 40%), en pacientes con LLC que recibieron la vacuna conjugada antineumocócica PCV13, la vacuna antineumocócica 23-valente, la vacuna contra virus de hepatitis B y las vacunas contra virus de influenza A y B.  
ua40317

Imprimir esta página
-->