Conceptos Categóricos

LA VACUNA DE ÁCIDO RIBONUCLEICO MENSAJERO CONTRA LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 Y LA FERTILIDAD MASCULINA

LA VACUNA DE ÁCIDO RIBONUCLEICO MENSAJERO CONTRA LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS 2019 Y LA FERTILIDAD MASCULINA


Miami, EE.UU.
En varones jóvenes y sanos, la aplicación de la vacuna de ácido ribonucleico mensajero contra la enfermedad por coronavirus 2019 no disminuye ninguno de los parámetros de los espermatozoides.

JAMA

Autores:
Ramasamy R

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Miami Miller School of Medicine

Título original:
Sperm Parameters Before and After COVID-19 mRNA Vaccination

Título en castellano:
Parámetros de los Espermatozoides antes y después de la Vacunación con ARNm de COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.02 páginas impresas en papel A4


Introducción

En la actualidad, dos vacunas de ácido ribonucleico mensajero (ARNm) contra la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés), la BNT162b2 y la ARNm-1273, recibieron la autorización de uso de emergencia de la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos. A pesar de la alta eficacia y los pocos eventos adversos encontrados en los ensayos clínicos, solo el 56% de las personas en los EE.UU. informaron que querían recibir la vacuna contra la COVID-19. Una de las razones de para no vacunarse es el posible efecto negativo sobre la fertilidad. La toxicidad reproductiva no se evaluó en los ensayos clínicos y el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés) se ha asociado con disminuciones en los parámetros de los espermatozoides. El objetivo del presente informe fue evaluar los parámetros de los espermatozoides antes y después de la administración de la vacuna de ARNm.



Métodos

El presente estudio prospectivo unicéntrico se realizó en la Universidad de Miami, EE.UU. Mediante folletos publicados en todo el hospital universitario y correos electrónicos de listas internas se reclutaron voluntarios varones sanos de 18 a 50 años para recibir la vacuna ARNm de COVID-19. La junta de revisión institucional de la Universidad de Miami aprobó el estudio y se obtuvo el consentimiento informado por escrito de todos los participantes. Los convocados fueron evaluados previamente para asegurarse de que no tuvieran problemas de fertilidad subyacentes. Se excluyeron los sujetos con síntomas de COVID-19 o un resultado de prueba positivo dentro de los 90 días. Los participantes proporcionaron una muestra de semen después de 2 a 7 días de abstinencia, antes de recibir la primera dosis de vacuna y aproximadamente 70 días después de la segunda dosis de la vacuna. Los análisis de semen fueron realizados por andrólogos capacitados según las pautas de la Organización Mundial de la Salud e incluyeron el volumen de semen, la concentración de espermatozoides, la motilidad de los espermatozoides y el recuento total de espermatozoides móviles (RTEM). Se incluyeron individuos con oligospermia (concentración de espermatozoides < 15 millones/ml). Después de calcular la distribución de los datos en la prueba de normalidad, se informaron las medianas y los rangos intercuartílicos para todas las variables. Se utilizó la prueba de suma de rangos de Wilcoxon para comparar los parámetros del semen antes y después de la vacunación. El cambio en el RTEM se presentó de manera gráfica. El análisis estadístico se realizó con la versión 24 del software SPSS. Se consideró estadísticamente significativo el valor de p de dos colas inferior a 0.05.



Resultados

Entre el 17 de diciembre de 2020 y el 12 de enero de 2021, 45 hombres se ofrecieron como voluntarios (promedio de edad: 28 años [rango intercuartílico: 25 a 31 años]). Se obtuvieron muestras de seguimiento a una mediana de 75 días (rango intercuartílico: 70 a 86 días) después de la segunda dosis. El estudio finalizó el 24 de abril de 2021. Las muestras de referencia se obtuvieron después de un promedio de período de abstinencia de 2.8 días (rango intercuartílico: 2 a 3 días) y las muestras de seguimiento después de una mediana de tres días (rango intercuartílico: 3 a 4 días). De los 45 hombres, 21 (46.7%) recibieron la BNT162b2 y 24 (53.3%) recibieron la ARNm-1273. La concentración basal de espermatozoides y RTEM fueron 26 millones/ml (rango intercuartílico: 19.5 a 34) y 36 millones (rango intercuartílico: 18 a 51), respectivamente. Después de la segunda dosis de vacuna, la media de la concentración de espermatozoides aumentó significativamente a 30 millones/ml (rango intercuartílico: 21.5 a 40.5; p: 0.02) y la mediana de RTEM a 44 millones (rango intercuartílico: 27.5 a 98; p: 0.001). El volumen de semen y la motilidad de los espermatozoides también aumentaron significativamente. Ocho de los 45 participantes eran oligospérmicos antes de la vacuna (media de la concentración de espermatozoides: 8.5 millones/ml). De estos 8, 7varones habían aumentado la concentración de espermatozoides al rango normozoospérmico durante el seguimiento (media de la concentración de espermatozoides: 22 millones/ml) y un sujeto permaneció oligospérmico. Ningún participante se volvió azoospérmico después de la vacuna.



Discusión y conclusiones

En el presente análisis de los parámetros de los espermatozoides antes y después de dos dosis de una vacuna de ARNm de COVID-19, no hubo disminuciones significativas en ningún parámetro de los espermatozoides entre esta pequeña cohorte de varones sanos. Debido a que las vacunas contienen ARNm y no el virus vivo, es poco probable que la vacuna afecte los parámetros de los espermatozoides. Si bien estos resultados demostraron aumentos estadísticamente significativos en todos los parámetros de los espermatozoides, la magnitud del cambio está dentro de la variación individual normal y puede verse influida por la regresión a la media. Además, el aumento puede deberse al incremento del tiempo de abstinencia antes de la segunda muestra. Los varones con oligospermia no experimentaron una mayor disminución. Las limitaciones del presente estudio incluyen el pequeño número de participantes inscritos; la generalización limitada más allá de los varones jóvenes y sanos; el seguimiento corto, y la falta de un grupo de control. Además, si bien el análisis de semen es la base de la evaluación de la fertilidad masculina, es un predictor imperfecto del potencial de fertilidad masculina. A pesar de esto, el marco de tiempo del presente estudio abarca el ciclo de vida completo de los espermatozoides.
ua40317

Imprimir esta página
-->