Conceptos Categóricos

TRES DOSIS DE VACUNAS CONTRA COVID-19 CON ARNM EN PACIENTES CON TRASPLANTE DE ÓRGANOS SÓLIDOS

TRES DOSIS DE VACUNAS CONTRA COVID-19 CON ARNM EN PACIENTES CON TRASPLANTE DE ÓRGANOS SÓLIDOS


Toulouse, Francia
En pacientes con trasplante de órganos sólidos, la aplicación de una tercera dosis de vacuna con ARNm BNT162b2 contra SARS-CoV-2 mejora significativamente la inmunogenicidad. Sin embargo, un elevado porcentaje de estos enfermos permanece en riesgo de infección por SARS-CoV-2. Por lo tanto, en estos enfermos es muy importante la continuidad de las medidas de aislamiento y prevención; la vacunación de los familiares debe ser fuertemente alentada.

New England Journal of Medicine 1-2

Autores:
Kamar N

Institución/es participante/s en la investigación:
Toulouse University Hospital

Título original:
Three Doses of an mRNA Covid-19 Vaccine in Solid-Organ Transplant Recipients

Título en castellano:
Tres Dosis de Vacunas contra COVID-19 con ARNm en Receptores de Trasplante de Órganos Sólidos

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.71 páginas impresas en papel A4
Dos estudios con pacientes con trasplante de órganos sólidos refirieron respuesta inmune débil a la aplicación de dos dosis de vacuna contra coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2). Asimismo, en estos enfermos se refirió enfermedad grave por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés). Estos antecedentes motivaron la recomendación, por parte del Ministerio de Salud de Francia, de aplicar una tercera dosis de vacuna en los pacientes inmunosuprimidos. En el presente estudio se refiere la respuesta inmune humoral de 101 pacientes con trasplante de órganos sólidos (58 años en promedio; 69% hombres) que recibieron una tercera dosis de la vacuna con ARNm BNT162b2 (Pfizer–BioNTech). El grupo estuvo integrado por 78 pacientes con trasplante de riñón, 12 sujetos con trasplante de hígado, 8 pacientes con trasplante de pulmón o cardíaco, y 3 enfermos con trasplante de páncreas. Las primeras dos dosis de vacuna se administraron con un mes de intervalo, en tanto que la tercera dosis se aplicó 61 días en promedio después de la segunda dosis. El intervalo entre el trasplante y el inicio de la inmunización fue de 97 meses en promedio. Los pacientes presentaban inmunosupresión como consecuencia del tratamiento con corticoides (87% de los casos), inhibidores de calcineurina (79% de los enfermos), ácido micofenólico (63% de los casos), inhibidores de la molécula diana de la rapamicina en células de mamíferos (30% de los casos) y belatacept (en el 12% de los pacientes). Los niveles de anticuerpos contra la proteína de la espiga de SARS-CoV-2 se determinaron en todos los enfermos por medio de enzimoinmunoensayo (Wantai enzyme-linked immunosorbent assay;  Beijing Wantai Biological Pharmacy Enterprise). La prevalencia de anticuerpos contra SARS-CoV-2 fue de 0% (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0 a 4; 0 de 101 pacientes) antes de la primera dosis, de 4% (IC 95%:1 a 10; 4 de 101 pacientes) antes de la segunda dosis, de 40% (IC 95%: 31 a 51; 40 de 99 pacientes) antes de la tercera dosis, y de 68% (IC 95%: 58 a 77; 67 de 99 pacientes), 4 semanas después de la tercera dosis. Entre los 59 pacientes que habían sido seronegativos antes de la tercera dosis, 26 (44%) presentaron anticuerpos a las 4 semanas de la aplicación de la tercera dosis. Los 40 pacientes seropositivos antes de la tercera dosis permanecieron de la misma forma 4 semanas más tarde; sin embargo, los títulos de anticuerpos aumentaron de 36 ± 12 antes de la tercera dosis a 2676 ± 350 (valorados como relación de densidad óptica con el valor de corte), 1 mes después de la aplicación de la tercera dosis de vacuna (p < 0.001). Los pacientes que no respondieron a la vacunación fueron de edad avanzada, presentaban mayor nivel de inmunosupresión y tenían índice más bajo de filtrado glomerular, en comparación con los pacientes que sintetizaron anticuerpos. Ningún paciente presentó COVID-19 y no se refirieron efectos adversos graves después de la administración de una tercera dosis de vacuna. Tampoco se registraron episodios de rechazo agudo. Los resultados del presente estudio demuestran que en pacientes con trasplante de órganos sólidos, la aplicación de una tercera dosis de vacuna con ARNm BNT162b2 contra SARS-CoV-2 mejora significativamente la inmunogenicidad; ningún paciente vacunado con tres dosis de vacuna presentó COVID-19. Sin embargo, un elevado porcentaje de estos enfermos permaneció en riesgo de infección por SARS-CoV-2 por la ausencia de anticuerpos o la presencia de títulos bajos de anticuerpos. Por lo tanto, en estos enfermos es muy importante la continuidad de las medidas de aislamiento y prevención; la vacunación de los familiares debe ser fuertemente alentada.
ua40317

Imprimir esta página
-->