Conceptos Categóricos

EFICACIA DE UNA DOSIS BAJA DE MELATONINA COMO TERAPIA ADYUVANTE EN PACIENTES INTERNADOS CON COVID-19

EFICACIA DE UNA DOSIS BAJA DE MELATONINA COMO TERAPIA ADYUVANTE EN PACIENTES INTERNADOS CON COVID-19


Teherán, Irán
Los resultados del presente estudio clínico aleatorizado a doble ciego sugieren que el uso de melatonina como terapia adyuvante podría mejorar los síntomas respiratorios de la enfermedad por coronavirus 2019 y contribuir en la recuperación más rápida del estado de salud previo a la infección.

Archives of Medical Research 1-7

Autores:
Alishiri GH

Institución/es participante/s en la investigación:
Baqiyatallah University of Medical Sciences

Título original:
Efficacy of a Low Dose of Melatonin as an Adjunctive Therapy in Hospitalized Patients with COVID-19: A Randomized, Double-blind Clinical Tria

Título en castellano:
Eficacia de una Dosis Baja de Melatonina como Terapia Adyuvante en Pacientes Internados con COVID-19: Estudio Clínico Aleatorizado a Doble Ciego

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.09 páginas impresas en papel A4
Introducción
Los primeros casos de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés), causada por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe acute respiratory Syndrome [SARS] -CoV-2), se refirieron en Wuhan, China, a finales de diciembre de 2019; la infección se propagó rápidamente en el resto del mundo. Hasta mayo de 2021 se habían comunicado alrededor de 152 millones de infectados y más de 3 millones de muertes en todo el mundo. COVID-19 puede asociarse con enfermedad leve y autolimitada del tracto respiratorio o progresar a neumonía grave, disfunción de múltiples órganos y muerte. La mayoría de los pacientes tienen infección leve, pero alrededor del 15% progresa a neumonía y un 5% tiene enfermedad muy grave, que motiva la internación en unidades de cuidados intensivos (UCI). La pandemia de COVID-19 continúa y en este contexto se siguen investigando posibles opciones terapéuticas. SARS-CoV-2 ingresa a las células del organismo mediante la interacción de la proteína de la espiga con la enzima convertidora de angiotensina 2 que actúa como receptor, en diferentes tejidos y células de los seres humanos. La infección desencadena una fuerte respuesta inflamatoria que contribuye en la progresión de la enfermedad, con evolución fatal en algunos casos. Por lo tanto, se considera que la modulación de las respuestas inflamatorias excesivas podría ser importante para mejorar la evolución clínica de los pacientes. La melatonina ejerce efectos antiinflamatorios, antioxidantes e inmunomoduladores. La melatonina participa en la regulación del sueño, la presión arterial y la función vascular, y ejerce efectos beneficiosos en los trastornos virales respiratorios. Estudios recientes sugirieron que la melatonina podría ejercer efectos favorables en pacientes con COVID-19. Sin embargo, se dispone de pocos datos clínicos y de laboratorio en este sentido. El objetivo del presente estudio clínico controlado y aleatorizado fue evaluar la eficacia y la seguridad de la melatonina por vía oral, como terapia adyuvante en combinación con el tratamiento habitual, en pacientes adultos internados por COVID-19 leve a moderada.

Pacientes y métodos
La investigación se llevó a cabo en una única institución, el Baqiyatallah Hospital, Irán, entre 25 de abril y 5 de junio de 2020. Se incluyeron pacientes con COVID-19 confirmada por reacción en cadena de la polimerasa por transcriptasa reversa (RT-PCR por su sigla en inglés), con hallazgos en la radiología o la tomografía computarizada de tórax compatibles con neumonía por COVID-19. Fueron evaluados 100 pacientes, 74 de los cuales fueron aptos para el estudio aleatorizado y a doble ciego. Los pacientes fueron asignados, de manera aleatoria (1:1) a tratamiento convencional o a tratamiento convencional más melatonina, en dosis de 3 mg tres veces por día durante 14 días. Se compararon las características clínicas, bioquímicas y radiológicas en los enfermos de ambos grupos; el seguimiento para la monitorización de los efectos adversos y la evolución tuvo una duración de 4 semanas. El criterio principal de valoración fue la mejoría de los síntomas y los parámetros de laboratorio, incluido el cociente entre neutrófilos y linfocitos, la eritrosedimentación y la concentración sérica de proteína C-reactiva (PCR). La mejora en la radiografía de tórax, el tiempo hasta el alta, la necesidad de traslado a UCI y la mortalidad a los 28 días fueron criterios secundarios de valoración.

Resultados
Los análisis se realizaron con 44 pacientes de los 74 enfermos originalmente reclutados: 24 pacientes (3 con COVID-19 leve y 21 con COVID-19 moderada) en el grupo de intervención, y 20 pacientes (1 y 19, en el mismo orden) en el grupo control. La edad promedio de los enfermos fue de 50.75 y 52.95 años, respectivamente; el 59.1% eran hombres. No se observaron diferencias significativas en los parámetros demográficos, las comorbilidades subyacentes, los signos y síntomas clínicos, los hallazgos bioquímicos y el compromiso pulmonar entre los dos grupos, al inicio del estudio. Las enfermedades subyacentes más frecuentes fueron la hipertensión arterial (25%), la diabetes (22.7%), las enfermedades reumáticas (9.1%), la enfermedad cardiovascular (6.8%) y los tumores (6.8%). No se registraron diferencias entre los grupos en la mediana de tiempo entre el inicio de los síntomas y la asignación a los grupos (mediana de 7 días en los dos grupos). En comparación con los pacientes del grupo control, los enfermos asignados a tratamiento con melatonina presentaron mejoría significativa de los síntomas respiratorios, como la tos (4.2% respecto de 25%; p = 0.045) y la disnea (0% en comparación con 15%; p = 0.049). Se observaron resultados similares para la fatiga (8.3% en comparación con 30%; p = 0.020), pero no se encontraron diferencias significativas entre los grupos para otros síntomas. Se comprobaron mejoras en los niveles de PCR (4.2% en comparación con 25%; p = 0.045) y en el compromiso pulmonar (4.2% respecto de 25%; p = 0.045) en el grupo de intervención, en comparación con el grupo control. El tiempo promedio hasta el alta y hasta la recuperación del estado basal de salud fue significativamente más corto entre los pacientes asignados a tratamiento con melatonina, en comparación con los sujetos del grupo control (p < 0.05). No se registraron decesos y efectos adversos en ninguno de los grupos.

Conclusión
Los resultados del presente estudio clínico sugieren que el tratamiento durante 2 semanas con melatonina por vía oral, en dosis de 3 mg tres veces por día, en combinación con el tratamiento convencional podría aliviar los síntomas respiratorios, como la tos y la disnea y también la fatiga, en pacientes internados por COVID-19 leve a moderada. Es posible que los efectos beneficiosos de la melatonina obedezcan a la reducción del estrés oxidativo inducido por la infección viral, como también al incremento de la actividad de enzimas antioxidantes. Por su bajo costo, el excelente perfil de seguridad y su amplia disponibilidad, los efectos favorables de la melatonina merecen mayor investigación, en pacientes con COVID-19.
ua40317

Imprimir esta página
-->