Conceptos Categóricos

LA EFICACIA DE LA APLICACIÓN DE LA TERCERA DOSIS DE LA VACUNA BNT162B2

LA EFICACIA DE LA APLICACIÓN DE LA TERCERA DOSIS DE LA VACUNA BNT162B2


Jerusalem, Israel
La aplicación de una tercera dosis de la vacuna de BNT162b2 es eficaz para proteger a las personas contra los resultados graves relacionados con la enfermedad por coronavirus 2019.

The Lancet 1-8

Autores:
Balicer RD

Institución/es participante/s en la investigación:
Clalit Health Services

Título original:
Effectiveness of a Third Dose of the BNT162b2 mRNA COVID-19 Vaccine for Preventing Severe Outcomes in Israel: an Observational Study

Título en castellano:
Eficacia de una Tercera Dois de la vacuna de ARNm BNT162b2 contra el COVID-19 para Prevenir Resultados Graves en Israel: Un Estudio Observacional

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.89 páginas impresas en papel A4
Introducción
Numerosos países están experimentando un resurgimiento de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) impulsado principalmente por la variante delta (B.1.617.2) del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por sus siglas en inglés). En respuesta, a esto estos se está considerando la administración de una tercera dosis de la vacuna de ácido ribonucleico mensajero (ARNm) contra la COVID-19 como dosis de refuerzo para abordar la posible disminución de la inmunidad con el tiempo y la reducción de la eficacia contra la variante delta del SARS-CoV-2. El objetivo del presente estudio fue evaluar la eficacia de una tercera dosis de la vacuna de ARNm BNT162b2 para prevenir resultados graves relacionados con la COVID-19 en Israel.  

Métodos
Utilizando datos de Clalit Health Services, que proporciona cobertura de atención médica obligatoria para más de la mitad de la población israelí, las personas que recibieron una tercera dosis de vacuna BNT162b2 entre el 30 de julio de 2020 y el 23 de septiembre de 2021, se emparejaron en proporción 1: 1 con controles demográficamente y clínicamente similares que no recibieron una tercera dosis. Los participantes elegibles habían recibido la segunda dosis de vacuna al menos 5 meses antes de la fecha de reclutamiento, no tenían una infección previa documentada por SARS-CoV-2 y no habían tenido contacto con el sistema de atención médica en los 3 días anteriores al reclutamiento. Se excluyeron las personas que son trabajadores de la salud, viven en centros de atención a largo plazo o están médicamente confinadas en sus hogares. Los pacientes inmunodeprimidos que recibieron la tercera dosis antes del 30 de julio de 2021 también fueron excluidos del presente análisis. Los resultados primarios fueron el ingreso hospitalario relacionado con la COVID-19, la enfermedad grave y la muerte relacionada con el COVID-19. Los resultados secundarios fueron la infección documentada por SARS-CoV-2 confirmada por laboratorio y la infección sintomática. La eficacia de la tercera dosis para cada resultado se estimó como uno - razón de riesgo utilizando el estimador de Kaplan-Meier.  

Resultados
Entre el 30 de julio de 2020 y el 23 de septiembre de 2021, 1 158 269 personas fueron elegibles para ser incluidas en el grupo de la tercera dosis de la vacuna. Después del emparejamiento, el grupo de tercera dosis de la vacuna y el grupo de control incluyeron cada uno a 728 321 individuos. Los participantes tenían una mediana de edad de 52 años y el 51% eran mujeres. Los datos demográficos iniciales fueron similares entre la población elegible y la población emparejada incluida en el presente estudio. La mediana del tiempo de seguimiento fue de 13 días en ambos grupos. La eficacia de la vacuna evaluada al menos 7 días después de recibir la tercera dosis, en comparación con recibir solo dos dosis hace al menos 5 meses, se estimó en 93% (231 eventos para dos dosis frente a 29 eventos para tres dosis; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 88 a 97) para la admisión al hospital, el 92% (157 frente a 17 eventos; IC 95%: 82 a 97) para la enfermedad grave y el 81% (44 frente a 7 eventos; IC 95%: 59 a 97) para la muerte relacionada con la COVID-19. Las curvas de incidencia acumulada para el ingreso hospitalario relacionado con la COVID-19 comenzaron a divergir alrededor de 6 días después de la vacunación; para la enfermedad grave y la muerte relacionada con la COVID-19, se observó divergencia alrededor de los 8 a 9 días después de la vacunación. La eficacia estimada de la tercera dosis de la vacuna contra el ingreso al hospital y la enfermedad grave fue similar entre varones y mujeres, y entre individuos de 40 a 69 años y aquellos de al menos 70 años. En las personas de 16 a 39 años, la tasa de estos resultados graves fue demasiado pequeña para una estimación significativa de la eficacia del refuerzo. La eficacia también fue similar entre los grupos definidos por el número de comorbilidades. Se calculó que la eficacia de la tercera dosis de la vacuna contra la infección documentada por SARS-CoV-2 fue del 88% (IC 95%: 87 a 90; 6131 eventos para dos dosis frente a 1135 eventos para tres dosis) y contra la infección sintomática fue del 91% (IC 95%: 89 a 92; 3345 frente a 514 eventos). Los individuos que recibieron la tercera dosis fueron evaluados con menos frecuencia para la infección por SARS-CoV-2 durante el seguimiento que aquellos que no la recibieron. El análisis de sensibilidad arrojó resultados similares al análisis primario. Además, el análisis ecológico demostró que, poco después de iniciada la campaña de vacunación de tercera dosis en cada grupo de edad, la tendencia de incidencia comenzó a disminuir en los respectivos grupos de edad en comparación con los grupos de edad que aún no eran elegibles.  

Conclusiones
Los hallazgos del presente estudio sugieren que una tercera dosis de la vacuna de ARNm BNT162b2 es eficaz para proteger a las personas contra los resultados graves relacionados con la COVID-19, en comparación con recibir solo dos dosis hace al menos 5 meses. 
ua40317

Imprimir esta página
-->