HIDROXICLOROQUINA PARA LA PREVENCION DE COVID-19


Barcelona, España
Los resultados del presente estudio aleatorizado por grupos sugieren que la administración de hidroxicloroquina no evita la infección por SARS-CoV-2 o la enfermedad sintomática por coronavirus 2019 en personas sanas expuestas a un caso positivo, confirmado por reacción en cadena de la polimerasa.

New England Journal of Medicine 1-11

Autores:
Mitjà O

Institución/es participante/s en la investigación:
Hospital Germans Trias i Pujol

Título original:
A Cluster-Randomized Trial of Hydroxychloroquine for Prevention of Covid-19

Título en castellano:
Ensayo Aleatorizado por Grupos de Hidroxicloroquina para la Prevención de COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.02 páginas impresas en papel A4


Introducción
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es causada por el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2). Entre los contactos de personas con COVID-19, el porcentaje de aparición de nuevos casos (índice de infección secundaria) ha sido estimado en 10% a 15%. La estrategia actual para el control de la infección se basa en intervenciones no farmacológicas, como el lavado frecuente de manos, el uso de barbijos, el distanciamiento social y el aislamiento de los casos y los contactos. La eficacia del aislamiento depende de la prontitud de la intervención, el nivel de contacto, y el nivel de adhesión a la medida de aislamiento. Sin embargo y a pesar de las medidas implementadas en el mundo, la infección por SARS-CoV-2 se ha propagado rápidamente en casi todos los países. La profilaxis posterior a la exposición, en contactos sanos, es una de las medidas que se utilizan para el control de diversas enfermedades infecciosas, como la influenza. Sin embargo, hasta ahora no se dispone de ningún fármaco que sea eficaz para la profilaxis posterior a la exposición a SARS-CoV-2. La hidroxicloroquina (HCQ) y la cloroquina son fármacos con actividad antiviral in vitro. Los estudios experimentales mostraron que estos dos fármacos suprimen la diseminación de SARS-CoV-2 en cultivos celulares; HCQ fue más eficaz que cloroquina. En el Barcelona Postexposure Prophylaxis Study against SARS-CoV-2 (BCN-PEP-CoV2) se investigó la eficacia y la seguridad de HCQ para evitar la infección secundaria por SARS-CoV-2 confirmada por reacción en cadena de la polimerasa (PCR por su sigla en inglés) o COVID-19 sintomática en contactos expuestos a un paciente con infección confirmada por PCR, durante las primeras etapas del brote de COVID-19 en Cataluña, la segunda región con más casos de COVID-19 en España.

Pacientes y métodos
Fueron reclutados adultos asintomáticos de 18 años o más con antecedente de exposición cercana a un paciente con infección confirmada por SARS-CoV-2 en los 7 días antes del reclutamiento, y sin síntomas de COVID-19 en las dos semanas anteriores. Los participantes debían tener también riesgo alto de infección por ser trabajadores de la salud, contactos de un familiar enfermo en el hogar, personal de enfermería con trabajo a domicilio, o pacientes en instituciones geriátricas. Los candidatos fueron sometidos a PCR para la detección de infección basal por SARS-CoV-2. Se incluyeron sujetos con PCR basal negativa o positiva, con la finalidad de determinar la eficacia profiláctica o como terapia anticipada de HCQ, respectivamente. La investigación de fase III tuvo un diseño abierto, aleatorizado por grupos y se llevó a cabo entre 17 de marzo y 28 de abril de 2020, durante las primeras etapas del brote de COVID-19, en tres de nueve regiones administrativas de Cataluña, España, con una población total blanco de 4 206 440 habitantes. Se definieron grupos de ensayo (anillos) de personas sanas (contactos) epidemiológicamente vinculados a pacientes con COVID-19 confirmada por PCR (caso índice). Todos los contactos en un mismo anillo fueron asignados simultáneamente en grupos (1:1) a tratamiento con HCQ (800 mg el primer día, seguido de 400 mg una vez por día durante 6 días) o a cuidados convencionales. Todos los contactos fueron controlados en el hogar o en lugar de trabajo, el primer día (reclutamiento) y en el día 14 (día para la valoración final) con la finalidad de determinar el estado de salud y para la obtención de muestras de hisopado nasofaríngeo para PCR. Los síntomas se controlaron por vía telefónica en los días 3 y 7. Se tuvieron en cuenta la seguridad (frecuencia y gravedad de efectos adversos), la adhesión al tratamiento (número de dosis ingeridas) y el cruce entre los grupos (es decir pacientes asignados a cuidados convencionales que comenzaron tratamiento con HCQ). El criterio principal de valoración fue la aparición de COVID-19 sintomática confirmada por laboratorio en el transcurso de los 14 días posteriores al reclutamiento; el criterio secundario de valoración fue la infección por SARS-CoV-2, definida en presencia de síntomas compatibles con COVID-19 o PCR positiva, de manera independiente de la presencia o ausencia de síntomas. Los efectos adversos se controlaron hasta el día 28 posterior al reclutamiento.

Resultados
Para los análisis se incluyeron 2314 contactos sanos de 672 casos índice con COVID-19, identificados entre 17 de marzo y 28 de abril de 2020. Un total de 1116 contactos fueron asignados a recibir HCQ y 1198 fueron asignados al grupo control (sin intervenciones farmacológicas). Los resultados fueron similares en ambos grupos, en términos de la incidencia de COVID-19 sintomática confirmada por PCR (5.7% en el grupo de HCQ y 6.2% en el grupo control; risk ratio de 0.86; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.52 a 1.42). Asimismo, el tratamiento con HCQ no se asoció con incidencia reducida de transmisión de SARS-CoV-2, respecto de los cuidados habituales (18.7% y 17.8%, respectivamente). La incidencia de efectos adversos fue mucho más alta entre los pacientes que recibieron HCQ, en comparación con el grupo control (56.1% y 5.9%, en el mismo orden); sin embargo, no se refirieron efectos adversos graves vinculados con el tratamiento.

Conclusión
Los resultados del presente estudio aleatorizado por grupos sugieren que la administración de hidroxicloroquina no evita la infección por SARS-CoV-2 o la enfermedad sintomática por coronavirus 2019 en personas sanas expuestas a un caso positivo, confirmado por reacción en cadena de la polimerasa.
ua40317