INCREMENTO EN LA PREVALENCIA DE MIOPIA EN NIñOS LUEGO DEL CONFINAMIENTO POR COVID-19


Tianjin, China
El confinamiento originado por la pandemia de COVID-19 ha sido asociado con un incremento en la prevalencia de miopía en niños pequeños en edad escolar, especialmente en aquellos de 6 a 8 años.

JAMA Ophthalmology 1-8

Autores:
Qian X

Institución/es participante/s en la investigación:
Tianjin Medical University Eye Hospital

Título original:
Progression of Myopia in School-Aged Children After COVID-19 Home Confinement

Título en castellano:
Progresión de la Miopía en Niños en Edad Escolar luego del Confinamiento en el Hogar por COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.91 páginas impresas en papel A4
  Introducción Recientemente se ha postulado que el hecho de pasar poco tiempo en actividades al aire libre se asocia con un mayor riesgo de miopía. La duración e intensidad de las actividades en las que se utiliza la visión cercana también han sido asociadas con esta afección. Las medidas de confinamiento destinadas a controlar la pandemia por COVID-19 han llevado a una marcada reducción del tiempo dedicado a las actividades al aire libre, además de incrementar notablemente el tiempo transcurrido frente a la pantalla. Por eso ha surgido el interés de investigar si el período de confinamiento pudo verse asociado con un incremento en el grado de miopía. El presente trabajo se propuso investigar la prevalencia de miopía en niños en edad escolar durante el confinamiento establecido durante la pandemia de COVID-19.   Métodos             Se llevó a cabo un estudio prospectivo transversal del que participaron 123 535 niños de edades comprendidas entre los 6 y los 13 años. Cada participante fue evaluado mediante un dispositivo de screening fotorrefractivo, sin uso de ciclopléjicos. Los datos para el estudio fueron recopilados a lo largo de 6 años consecutivos (2015-2020), y analizados en julio de 2020, una vez finalizado el confinamiento, el cual tuvo lugar entre enero y mayo de 2020. En cada caso, se registró la refracción correspondiente al equivalente esférico y la prevalencia de miopía para cada grupo etáreo, y se compararon los resultados obtenidos en 2020 con los de los 5 años anteriores.   Resultados             De los 123 535 participantes, el 52,1% eran varones y el 47,9%, mujeres. Se analizó un total de 194 904 resultados (389 808 ojos). De acuerdo con los hallazgos del estudio, en los controles realizados entre 2015 y 2019, el equivalente esférico se mantuvo relativamente estable en todos los grupos etáreos. No obstante, este parámetro disminuyó significativamente en 2020 comparado con los años previos, especialmente en los niños de 6 (-0,32 dioptrías [D]), 7 (-0,28 D) y 8 (-0,29 D) años. En cambio, las diferencias halladas entre 2020 y los años anteriores no fueron significativas para los niños de edades comprendidas entre los 9 y los 13 años.             Los cambios hallados en el equivalente esférico parecen estar asociados con un incremento en la prevalencia de miopía en los niños de entre 6 y 8 años en 2020, comparado con los años anteriores. La prevalencia de miopía en dicho grupo etáreo fue del 21,5% en niños de 6 años, del 26,2% en los de 7 años, y del 37,2% en los de 8 años. Estos cambios resultaron ser significativamente más elevados que la prevalencia más alta de miopía en el período 2015-2019 en dichos grupos etáreos: 5,7% para los de 6 años en 2019, 16,2% para los de 7 años en 2018, y 27,7% para los de 8 años en 2018. Nuevamente, los cambios hallados en la prevalencia de miopía entre 2020 y los años anteriores para los niños de 9 a 13 años no resultaron ser significativos.   Discusión             En el presente estudio se halló una distribución del equivalente esférico relativamente estable en la población estudiada entre 2015 y 2019; no obstante, en 2020 el incremento del grado de miopía fue significativo (aproximadamente -0,3 D) para el grupo etáreo comprendido entre los 6 y los 8 años. Por su parte, los cambios observados en los niños de entre 9 y 13 años no fueron considerados clínicamente significativos.             Durante el confinamiento, la población estudiada ha reducido notablemente sus actividades al aire libre y ha incrementado el tiempo transcurrido frente a la pantalla, factores que han sido asociados con un aumento en la incidencia de miopía en niños en edad escolar. Los autores concluyen que el presente trabajo respalda dicha asociación, especialmente en el caso de los niños de entre 6 y 8 años. En este sentido, el estudio indica que la prevalencia de miopía en 2020, comparado con los años anteriores, parece ser aproximadamente 3 veces más alta en niños de 6 años, 2 veces más alta en niños de 7 años, y 1,4 veces más alta en niños de 8 años. Este incremento significativo de la prevalencia de miopía no ha sido observado para las edades comprendidas entre los 9 y los 13 años. Estos hallazgos hacen que los autores planteen la hipótesis de que los niños pequeños serían más sensibles a los cambios ambientales que los de mayor edad, por lo que los más pequeños podrían hallarse en un período de importancia crítica para la aparición y progresión de la miopía.   Conclusión             Los hallazgos del presente estudio sugieren que el confinamiento destinado a controlar la pandemia de COVID-19 se asoció con un incremento significativo en la prevalencia de miopía en niños pequeños en edad escolar (específicamente, entre los 6 y los 8 años). Los niños de dicho grupo etáreo podrían ser más sensibles a los cambios ambientales, comparado con los niños de mayor edad, dado que se encuentran en un período de importancia crítica para la progresión de la miopía. Aún se requieren más estudios a fin de evaluar la generalización de estos hallazgos, así como para llevar a cabo un seguimiento a largo plazo de la población estudiada.
ua40317