BAMLANIVIMAB MAS ETESEVIMAB COMO TRATAMIENTO DE COVID-19 LEVE O MODERADA


Indianápolis, EE.UU.
En el presente estudio con pacientes ambulatorios con COVID-19 leve o moderada y alto riesgo de progresión de la enfermedad, el tratamiento combinado con bamlanivimab más etesevimab se asoció con incidencia reducida de internación vinculada con COVID-19 y de mortalidad por COVID-19, respecto de placebo; el tratamiento también aceleró la depuración de la carga viral.

New England Journal of Medicine 1-11

Autores:
Skovronsky DM

Institución/es participante/s en la investigación:
Eli Lilly

Título original:
Bamlanivimab plus Etesevimab in Mild or Moderate Covid-19

Título en castellano:
Bamlanivimab más Etesevimab en COVID-19 Leve o Moderada

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.02 páginas impresas en papel A4


Introducción
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), causada por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2), sigue siendo una amenaza para la salud de los habitantes de todo el mundo. La infección por SARS-CoV-2 puede ser asintomática o puede ocasionar enfermedad leve a grave; los índices de enfermedad grave y de mortalidad son particularmente elevados en subgrupos vulnerables de pacientes. Por ejemplo, el riesgo de mortalidad por COVID-19 aumenta entre los pacientes de edad avanzada y los enfermos con determinadas patologías subyacentes, como enfermedad cardiovascular, cánceres, enfermedades pulmonares y obesidad. Los síntomas referidos con mayor frecuencia por pacientes con COVID-19 incluyen disnea, fiebre, decaimiento y anosmia. Estos síntomas pueden progresar a complicaciones graves, como neumonía viral y síndrome de distrés respiratorio agudo. Las secuelas a largo plazo de COVID-19 todavía no se conocen con precisión, pero se sabe que los síntomas pueden persistir durante períodos prolongados. El plasma de convalecientes y diversos agentes inmunomoduladores son algunas de las opciones terapéuticas que se intentaron en pacientes con COVID-19. Sin embargo, los resultados obtenidos fueron muy heterogéneos para todos ellos. En diciembre de 2020, la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos aprobó el uso de emergencia de vacunas contra COVID-19 a base de ARN mensajero BNT162b2 y RNAm-1273, destinadas a la formación de anticuerpos contra la proteína de la espiga de SARS-CoV-2. Sin embargo, todavía se requieren tratamientos eficaces para COVID-19, en pacientes no vacunados o para pacientes que se infectan a pesar de la vacunación. La administración de anticuerpos monoclonales neutralizantes (inmunoterapia pasiva) constituye una opción preventiva y terapéutica promisoria para prevenir la internación por COVID-19 y la mortalidad. Bamlanivimab y etesevimab son ejemplos de anticuerpos monoclonales neutralizantes contra SARS-CoV-2; ambos están dirigidos contra la glucoproteína de la espiga de SARS-CoV-2. Bamlanivimab fue creado por Eli Lilly, mientras que etesevimab es resultado del trabajo conjunto de Eli Lilly, Junshi Biosciences, y el Institute of Microbiology de la Chinese Academy of Sciences. En el estudio de fase II y en la primera parte del estudio de fase III Blocking Viral Attachment and Cell Entry with SARS-CoV-2 Neutralizing Antibodies (BLAZE-1), la monoterapia con bamlanivimab y la terapia combinada con bamlanivimab y etesevimab redujeron el riesgo de internación por COVID-19 y de progresión a enfermedad grave. En función de estos hallazgos, la FDA autorizó la monoterapia con bamlanivimab en noviembre de 2020; sin embargo, la medida fue anulada posteriormente y, en febrero de 2021 se autorizó el uso de la terapia combinada con bamlanivimab más etesevimab. El objetivo del presente estudio fue referir los hallazgos de la última parte del estudio de fase III BLAZE-1 en el cual una cohorte de adolescentes de 12 años o más y adultos con COVID-19 leve o moderada, con riesgo alto de enfermedad grave, recibieron bamlanivimab más etesevimab o placebo.

 


Pacientes y métodos
En el presente estudio de fase III, los pacientes ambulatorios con COVID-19 leve o moderada, con riesgo alto de progresión a enfermedad grave, fueron asignados de manera aleatoria (1:1) a una única infusión de terapia combinada con 2800 mg de bamlanivimab y 2800 mg de etesevimab, o a placebo, en el transcurso de los 3 días que siguieron a la confirmación de infección por SARS-CoV-2 por laboratorio. El criterio principal de valoración fue el estado clínico (internación o mortalidad por COVID-19) a los 29 días.

Resultados
Fueron reclutados 1035 pacientes, asignados a terapia combinada con bamlanivimab–etesevimab o a placebo. La edad promedio de los enfermos fue de 53.8 años y el 52.0% eran adolescentes de sexo femenino o mujeres. A los 29 días, 11 de 518 pacientes (2.1%) en el grupo de bamlanivimab más etesevimab debieron ser internados por COVID-19 o fallecieron por cualquier causa, en comparación con 36 de 517 pacientes (7.0%) en el grupo placebo (diferencia absoluta de riesgo de −4.8 puntos porcentuales; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: −7.4 a −2.3; diferencia de riesgo relativo de 70%; p < 0.001). En el grupo de tratamiento con bamlanivimab más etesevimab no se registraron fallecimientos, en comparación con 10 decesos en el grupo placebo (9 de ellos relacionados con COVID-19 por los investigadores). A los 7 días se comprobó una reducción más importante de la carga viral entre los enfermos tratados con bamlanivimab más etesevimab en comparación con los sujetos del grupo placebo (diferencia respecto de placebo en el cambio de carga viral, respecto de los valores basales de −1.20; IC 95%: −1.46 a −0.94; p < 0.001).

Conclusión
Los resultados del presente estudio con pacientes ambulatorios con COVID-19 de alto riesgo indican que el tratamiento con bamlanivimab más etesevimab se asocia con incidencia reducida de internación vinculada con COVID-19 y de mortalidad por COVID-19, respecto de placebo; el tratamiento también acelera la depuración de la carga viral.

 
ua40317