SINDROME DE VASOCONSTRICCION CEREBRAL REVERSIBLE EN LA ENFERMEDAD POR CORONAVIRUS


Boston, EE.UU.
Los resultados de la presente serie con 10 pacientes sugieren que COVID-19 podría ser un factor de riesgo para el síndrome de vasoconstricción cerebral reversible, en presencia de otros factores adicionales de riesgo, como la exposición a agentes vasoactivos. Se observó variabilidad sustancial de los síntomas y la gravedad de COVID-19, las características clínicas, las anormalidades en los estudios por imágenes, y los puntajes de la Rankin scale modificada. Tres de 10 pacientes no tenían antecedente de tratamiento con agentes vasoactivos, un fenómeno que sugiere que podría existir una asociación independiente entre este síndrome y la infección por SARS-CoV-2.

Journal of Stroke and Cerebrovascular Diseases 30(12):1-10

Autores:
Cervantes-Arslanian AM

Institución/es participante/s en la investigación:
Boston University School of Medicine

Título original:
Reversible Cerebral Vasoconstriction Syndrome in Patients with Coronavirus Disease: A Multicenter Case Series

Título en castellano:
Síndrome de Vasoconstricción Cerebral Reversible en Pacientes con Enfermedad por Coronavirus: Serie Multicéntrica de Casos

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.9 páginas impresas en papel A4
Introducción
El síndrome de vasoconstricción cerebral reversible (SVCR) se caracteriza por cefalea grave en trueno; en la angiografía se observa vasoconstricción difusa, multifocal y segmentaria de las arterias cerebrales que, de manera característica, remite en el transcurso de 3 meses. La cefalea puede acompañarse o no de déficits focales atribuibles a accidente cerebrovascular (ACV) isquémico, hemorragia subaracnoidea de la convexidad, hemorragia intraparenquimatosa o edema cerebral reversible. El SVCR clásicamente se asocia con el uso de agentes vasoconstrictores y es desencadenado por la actividad sexual o la maniobra de Valsalva; puede aparecer durante la gestación o en el posparto, como también en pacientes con tumores secretores de catecolaminas o en enfermos con lesiones vasculares intracraneales. La prevalencia referida de complicaciones vasculares en pacientes con enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19 por su sigla en inglés) ha sido de entre 0.5 y 5%. Aunque la mayoría de los casos se correspondieron con ACV isquémico agudo, también se refirieron pacientes con hemorragia intracerebral, trombosis de los senos venosos cerebrales, síndrome de encefalopatía posterior reversible y dos casos de SVCR. COVID-19 puede ser causa de ACV por diversos mecanismos, entre los que se destacan la exacerbación de factores vasculares subyacentes, la hipercoagulabilidad relacionada con la infección, el estado de hiperinflamación, la enfermedad crítica, la hipoxia, la hipotensión arterial, los efectos virales directos, la activación del sistema renina-angiotensina, y la inflamación del endotelio. La invasión celular por coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome [SARS]-CoV-2) obedece a la unión de la proteína de la espiga del virus al receptor específico – la enzima convertidora de angiotensina (ECA2). Los mecanismos fisiopatogénicos involucrados en el SVCR asociado con la infección por SARS-CoV-2 siguen sin conocerse con precisión, pero podrían participar la disfunción del endotelio, los trastornos de la regulación del tono de las arterias cerebrales, y la hiperactividad simpática, factores posiblemente vinculados con vasoconstricción cerebral. Con la finalidad de conocer los mecanismos responsables del SVCR asociado con la infección aguda por SARS-CoV-2 se describe una serie de 10 pacientes.  

Resultados
Se identificaron 10 pacientes (7 mujeres) de 21 a 62 años. Los factores de riesgo fueron el uso de agentes vasoconstrictores en 7 pacientes y el antecedente de migraña, en 2 enfermos. Los síntomas de presentación fueron la cefalea en trueno en 5 pacientes, con cefaleas recurrentes en 4 de ellos. Ocho pacientes presentaron hipertensión arterial en el momento de la consulta. Los síntomas de COVID-19 fueron la fiebre en 2 pacientes, los síntomas respiratorios en 8 enfermos, y los síntomas gastrointestinales en un paciente. Un enfermo no presentó manifestaciones sistémicas de COVID-19. La resonancia magnética (RM) cerebral mostró hemorragia subaracnoidea en 3 enfermos, hemorragia intraparenquimatosa en 2 pacientes, ACV isquémico agudo en 4 pacientes, e hiperintensidades en la secuencia FLAIR en 2 casos; un paciente no presentó anormalidades en la RM. Los estudios neurovasculares revelaron irregularidades focales y segmentarias y estrechamiento por espasmo vascular de la arteria cerebral media izquierda en 4 pacientes, y estrechamiento difuso de la vasculatura intracraneal en 6 pacientes. Dos pacientes fallecieron, 2 enfermos permanecían internados en unidad de cuidados intensivos y 6 pacientes sobrevivieron, con puntaje de 0 (n = 3), 2 (n = 2), y 3 (n = 1) en la Rankin scale modificada (mRS) en el momento del alta.  

Conclusión
Los resultados de la presente serie sugieren que COVID-19 podría ser un factor de riesgo de SVCR en presencia de otros factores adicionales de riesgo, como la exposición a agentes vasoactivos. Se observó variabilidad sustancial de los síntomas y la gravedad de COVID-19, las características clínicas, las anormalidades en los estudios por imágenes, y los puntajes de la mRS. En la presente serie, 3 de 10 pacientes no tenían antecedente de tratamiento con agentes vasoactivos, un fenómeno que sugiere que podría existir una asociación independiente entre el SVCR y la infección por SARS-CoV-2. Aunque el SVCR no suele asociarse con infecciones, existen motivos para suponer que COVID-19 podría contribuir, de manera específica, en el riesgo incrementado de aparición de SVCR. Sin embargo, se requieren estudios a mayor escala para validar la posible relación causal entre el SVCR y COVID-19.
ua40317