LA PANDEMIA DE COVID-19 REDUJO LA ESPERANZA DE VIDA


Oxford, Reino Unido
En 2020 durante la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019, la esperanza de vida fue menor y los años de vida perdidos fueron más de los esperados en la mayoría de los países.

BMJ 375(66768):1-14

Autores:
Islam N

Institución/es participante/s en la investigación:
University of Oxford

Título original:
Effects of Covid-19 Pandemic on Life Expectancy and Premature Mortality in 2020: Time Series Analysis in 37 Countries

Título en castellano:
Efectos de la Pandemia del COVID-19 en la Esperanza de Vida y la Mortalidad Prematura en 2020: Análisis de Series de Tiempo en 37 Países

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.89 páginas impresas en papel A4
Introducción 
Desde la aparición del coronavirus-2 causante del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2, por su sigla en inglés) las medidas de política sanitaria empleadas para minimizar el impacto de la pandemia de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por su sigla en inglés) han variado sustancialmente entre países y jurisdicciones. Estas medidas políticas han afectado a muchos determinantes sociales y económicos de la salud, incluida la accesibilidad a los servicios de salud. El impacto general de la pandemia y las medidas de política asociadas, por lo tanto, tienen implicaciones para la mortalidad, más allá de las muertes por COVID-19, cuya precisión e integridad ha sido cuestionada en numerosos países y jurisdicciones. El análisis de la esperanza de vida y los años de vida perdidos (AVP) proporciona una estimación más matizada de la mortalidad prematura a nivel de población. La esperanza de vida depende únicamente de la mortalidad, y los AVP (incluso después de dividir por el tamaño de la población) dependen tanto de la mortalidad como de la estructura por edades de la población. El objetivo del presente estudio fue estimar los cambios en la esperanza de vida y los AVP en 2020 asociados con la pandemia de COVID-19 en 37 países de ingresos altos.

Métodos
Se realizó un análisis de series de tiempo en 37 países o regiones de ingresos altos y medianos-altos, con datos de mortalidad confiables y completos. Se extrajeron los datos anuales de mortalidad por todas las causas de la Human Mortality Database de 2005 a 2020, armonizados y desglosados por edad y sexo. La reducción de la esperanza de vida se estimó como la diferencia entre la esperanza de vida observada y la esperada en 2020, utilizando el modelo de Lee-Carter. El exceso de AVP se estimó como la diferencia entre los AVP observados y los esperados en 2020, utilizando la tabla de vida estándar de la Organización Mundial de la Salud.

Resultados
Se observó una reducción en la esperanza de vida en varones y mujeres en todos los países estudiados, excepto Nueva Zelanda, Taiwán y Noruega, donde hubo un aumento en la esperanza de vida en 2020. No se encontró evidencia de un cambio en la esperanza de vida en Dinamarca, Islandia y Corea del Sur. La mayor reducción de la esperanza de vida se observó en Rusia (varones: -2.33, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: -2.50 a -2.17; mujeres: -2.14, IC 95%: -2.25 a -2.03), Estados Unidos (varones: -2.27, IC 95%: -2.39 a -2.15; mujeres: -1.61, IC 95%: -1.70 a -1.51), Bulgaria (varones: -1.96, IC 95%: -2.11 a -1.81; mujeres: -1.37, IC 95%: -1.74 a -1.01), Lituania (varones: -1.83, IC 95%: -2.07 a -1.59; mujeres: -1.21, IC 95%: -1.36 a -1.05), Chile (varones: -1.64, IC 95%: -1.97 a -1.32; mujeres: -0.88, IC 95%: -1.28 a -0.50) y España (varones: -1.35, IC 95%: -1.53 a -1.18; mujeres: -1.13, IC 95%: -1.37 a -0.90). En todos los países, excepto en Luxemburgo, los varones tenían mayor reducción de la esperanza de vida al nacer que las mujeres. Los AVP en 2020 fueron más altos de lo esperado en todos los países, excepto Taiwán, Nueva Zelanda, Noruega, Islandia, Dinamarca y Corea del Sur. En los 31 países restantes, se perdieron más de 222 millones de años de vida en 2020, lo que equivale a 28.1 millones (IC 95%: 26.8 a 29.5 millones) de AVP más de lo esperado (17.3 millones [IC 95%: 16.8 a 17.8 millones] en varones y 10.8 millones [IC 95%: 10.4 a 11.3 millones] en mujeres). En varones y mujeres combinados, el exceso de AVP (por 100 000) fue más alto en Rusia (5810, IC 95%: 5280 a 6340), Bulgaria (5440, IC 95: 4460 a 6420), Lituania (3940, IC 95%: 3200 a 4680), Estados Unidos (3380, IC 95%: 3160 a 3610) y Polonia (2800, IC 95%: 2430 a 3170), con una tasa más alta en varones que en mujeres. El mayor exceso de AVP por 100 000 habitantes se observó en Bulgaria (varones: 7260, IC 95%: 6820 a 7710; mujeres: 3730, IC 95%: 2740 a 4730), Rusia (varones: 7020, IC 95%: 6550 a 7480; mujeres: 4760, IC 95%: 4530 a 4990), Lituania (varones: 5430, IC 95%: 4750 a 6070; mujeres: 2640, IC 95%: 2310 a 2980), Estados Unidos (varones: 4350, IC 95%: 4170 a 4530; mujeres: 2430, IC 95%: 2320 a 2550), Polonia (varones: 3830, IC 95%: 3540 a 4120; mujeres: 1830, IC 95%: 1630 a 2040) y Hungría (varones: 2770, IC 95%: 2490 a 3040; mujeres: 1920, IC 95%: 1590 a 2240). En general, el exceso de AVP aumenta con la edad, tanto en varones como en mujeres. El exceso de AVP fue relativamente bajo en personas menores de 65 años, excepto en Rusia, Bulgaria, Lituania y Estados Unidos, donde el exceso de AVP fue > 2000 por 100 000. La mayoría de los países experimentaron una reducción en la esperanza de vida en 2015 durante la epidemia de influenza, pero la reducción en 2020 fue sustancialmente mayor que en 2015.

Conclusión
Durante la pandemia de COVID-19, la esperanza de vida fue menor y los AVP más de los esperados en la mayoría de los países. En 2020 se perdieron más de 28 millones de años de vida en 31 países, con una tasa más alta en varones que en mujeres. El exceso de AVP asociados con la pandemia de COVID-19 en 2020 fue más de cinco veces mayor que los vinculados con la epidemia de influenza estacional en 2015. 
ua40317