LA APLICACION DE TERCERA DOSIS DE LA VACUNA BNT162B2

En todos los grupos de edad, las tasas de enfermedad por coronavirus 2019 confirmado y enfermedad grave fueron sustancialmente más bajas entre los participantes que recibieron una dosis de refuerzo de la vacuna BNT162b2 que entre los que no la recibieron.

New England Journal of Medicine 1-10

Autores:
Goldberg Y

Institución/es participante/s en la investigación:
Technion–Israel Institute of Technology

Título original:
Protection Against Covid-19 by BNT162b2 Booster Across Age Groups

Título en castellano:
Protección Contra la COVID-19 por el Refuerzo de BNT162b2 entre Grupos de Edad

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1.82 páginas impresas en papel A4
Introducción
Después de los resultados iniciales prometedores de la administración de la tercera dosis (de refuerzo) de la vacuna de ácido ribonucleico mensajero (ARNm) BNT162b2 a personas mayores de 60 años, la campaña de refuerzo en Israel se expandió de manera gradual a personas en grupos de edad más jóvenes que habían recibió la segunda dosis al menos 5 meses antes. Aunque los estudios observacionales sugieren que la dosis de refuerzo es eficaz tanto contra la infección confirmada como contra la enfermedad grave en la población de edad avanzada, el grado de protección de una dosis adicional en los grupos de edad más jóvenes requiere una mayor aclaración. El objetivo del presente estudio fue cuantificar el efecto del refuerzo de la vacuna BNT162b2 en la población adulta (≥ 16 años) en base al el marco analítico utilizado para estimar la eficacia de la dosis de refuerzo en la población mayor de 60 años.  

Métodos
Se extrajeron datos para el período del 30 de julio al 10 de octubre de 2021 de la base de datos del Ministerio de Salud de Israel sobre 4 696 865 personas mayores de 16 años que habían recibido dos dosis de la vacuna BNT162b2 al menos 5 meses antes. En el análisis primario, se compararon las tasas de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) confirmada por laboratorio, COVID-19 grave y muerte por COVID-19 entre quienes habían recibido una dosis de refuerzo al menos 12 días antes (grupo de refuerzo) con las tasas entre quienes no la habían recibido un refuerzo (grupo sin refuerzo). En un análisis secundario, se compararon las tasas en el grupo de refuerzo con las tasas entre aquellos que habían recibido un refuerzo de 3 a 7 días antes (grupo de posrefuerzo temprano). Se usaron modelos de regresión de Poisson para estimar las razones de tasas después de ajustar por posibles factores de confusión.  

Resultados
La tasa de COVID-19 confirmada por laboratorio fue menor en el grupo de refuerzo que en el grupo sin refuerzo en un factor similar entre los grupos de edad: 12.3 (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 11.8 a 12.8) entre los mayores de 60 años, 12.2 (IC 95%: 11.4 a 13.0) entre los de 50 a 59 años, 9.7 (IC 95%: 9.2 a 10.3) entre los de 40 a 49 años, 9.0 (IC 95%: 8.4 a 9.7) entre los de 30 a 39 años, y 17.2 (IC 95%: 15.4 a 19.2) entre los de 16 a 29 años; y fue menor en el grupo de refuerzo que en el grupo de post-refuerzo temprano en un factor de 4.9 a 10.8. La diferencia de tasa ajustada osciló entre 57.0 y 89.5 infecciones por 100 000 personas-día en el análisis primario y de 34.4 a 38.3 en el análisis secundario. Las tasas de COVID-19 grave en los análisis primarios y secundarios fueron más bajas en el grupo de refuerzo en un factor de 17.9 (IC 95%: 15.1 a 21.2) y 6.5 (IC 95%: 5.1 a 8.2), respectivamente, entre los mayores 60 años y por un factor de 21.7 (IC 95%: 10.6 a 44.2) y 3.7 (IC 95%: 1.3 a 10.2) entre los de 40 a 59 años. La diferencia de tasa ajustada en los análisis primarios y secundarios fue de 5.4 y 1.9 casos de enfermedad grave por 100 000 personas-día entre los mayores de 60 años y de 0.6 y 0.1 entre los de 40 a 59 años. La tasa de COVID-19 grave en los grupos de edad más jóvenes (16 a 29 y 30 a 39 años de edad) fue muy baja y no hubo suficientes casos para estimar la razón de tasas de manera confiable. Entre los participantes mayores de 60 años, la tasa de muerte asociada con COVID-19 en el grupo de refuerzo fue menor que en el grupo sin refuerzo por un factor de 14.7 (IC 95%: 10.0 a 21.4). La tasa de muerte asociada con COVID-19 12 o más días después de recibir la dosis de refuerzo fue menor que la tasa de 3 a 7 días después de recibir la dosis de refuerzo en un factor de 4.9 (IC 95%: 3.1 a 7.9). La diferencia de tasa de mortalidad por COVID-19 ajustada en los análisis primario y secundario fue de 2.1 y 0.8 muertes por 100 000 persona-días.  

Conclusiones
  En todos los grupos de edad, las tasas de COVID-19 confirmado por laboratorio y COVID-19 grave fueron sustancialmente más bajas entre los participantes que recibieron la dosis de refuerzo de la vacuna BNT162b2 que entre los que no la recibieron. En el grupo de edad más joven, se observó un factor de reducción mayor frente al COVID-19 confirmada por laboratorio. El patrón temporal de la relación de tasas entre el grupo de refuerzo y el grupo sin refuerzo después de la vacunación de refuerzo también fue similar en todos los grupos de edad. Estos hallazgos concuerdan con los estudios que reportan que la que la eficacia de la vacuna BNT162b2 es similar en todos los grupos de edad. 
ua40317