Conceptos Categóricos

Informes periodísticos

MORTALIDAD EN ANCIANOS CON FRACTURA DE CADERA

Análisis de los factores de riesgo.

Yokote, Japón


La edad avanzada y la presencia de anomalías electrocardiográficas incrementan la tasa de mortalidad de los ancianos con fractura de cadera.

 Fuente científica:  Tohoku Journal of Experimental Medicine 188(2):139-142 aSNC

 Autores: 


flecha azul.gif (828 bytes) Los autores no manifiestan conflicto de intereses


La tasa de mortalidad de los ancianos con fractura de cadera duplica a la de la población general, según afirman expertos del Hospital General Hiraka.La conclusión se desprende del análisis de 114 pacientes con una edad promedio de 81 años y fractura de cuello de fémur, trocantéricas o subtrocantéricas. Cabe destacar que los participantes fueron intervenidos con la mayor celeridad y que iniciaron la terapia de rehabilitación el día después de la intervención. Por otra parte, el grupo control fue formado con los datos de los registros del Ministerio de Salud y Bienestar Social.El 18% de los pacientes falleció durante el año posterior a la cirugía, mientras que la tasa de mortalidad del grupo control fue del 7%. Las causas de muerte incluyeron neumonía, accidente cerebrovascular, infección urinaria, insuficiencia cardíaca crónica, insuficiencia renal aguda, úlcera gástrica y septicemia. La mayoría de los pacientes tenía más de 80 años, grupo que presentó la mayor mortalidad en el año posterior a la cirugía. Por otra parte, 20 sujetos experimentaron anomalías electrocardiográficas tales como ritmo no sinusal o más de 5 contracciones ventriculares paroxísticas por minuto. La mortalidad de los sujetos con dichas alteraciones fue del 27%, mientras que sólo el 10% de las personas con electrocardiograma normal falleció. El 64% de la muestra no presentó complicaciones posoperatorias, con un promedio de 0.80 complicaciones por paciente. La mortalidad de los sujetos sin complicaciones fue del 6.8%, mientras que en el grupo que sí las presentaron osciló entre el 23 y el 75%.Los autores comprobaron que la tasa de mortalidad de los ancianos con fractura de cadera duplica los valores del grupo control. La lesión por sí sola pareció haber afectado la expectativa de vida. Los resultados mostraron que la edad avanzada y las anomalías electrocardiográficas fueron responsables por el incremento de la mortalidad luego de la lesión. Debido a que estos factores son de fácil evaluación, pueden servir como buenos predictores de la mortalidad en el preoperatorio. Sin embargo, los resultados demostraron que las complicaciones posoperatorias también influyen en la mortalidad, por lo que la prevención y tratamiento de las mismas pueden mejorar las expectativas de vida en este grupo de pacientes.
ua40317
-->