Conceptos Categóricos

Informes periodísticos

EL VARDENAFIL ES UNA OPCION EFICAZ Y SEGURA PARA EL TRATAMIENTO DE LA DISFUNCION ERECTIL

En una investigación a gran escala, el vardenafil mostró eficacia mayor al 90%

Leverkusen, Alemania


Los resultados de un estudio que incluyó a casi 30 000 pacientes, demostraron significativa efectividad del vardenafil para lograr erecciones, así como baja incidencia de efectos adversos

 Fuente científica:  Journal of International Medical Research 33(3):337-348 aSNC

 Autores:  van Ahlen H


flecha azul.gif (828 bytes) Institución principal:  Bayer HealthCare Pharma Department of Post-Marketing Surveillance
flecha azul.gif (828 bytes) Correspondencia:  H Landen
flecha azul.gif (828 bytes) Conflicto de interés:  H Van Halen es investigador de Bayer HealthCare AG, y K Stauch y H Landen son empleados de la misma institución.


La disfunción eréctil es un problema que afecta a millones de hombres en todo el mundo y los pronósticos infieren una duplicación de su incidencia para los próximos 20 años. Nuevas opciones terapéuticas han modificado la aceptabilidad y efectividad de los tratamientos y en ese sentido, la aparición en el mercado de los inhibidores de la fosfodiesterasa 5 (PDE5 por sus siglas en inglés) significó un paso adelante en la optimización del tratamiento. En marzo de 2003, se autorizó la comercialización en Europa, y subsecuentemente en varios otros países, del vardenafil, un inhibidor selectivo de la PDE5. Dos años después, se conocen los resultados de la primera investigación a gran escala, que evidencia una significativa efectividad del fármaco para lograr erecciones. Asimismo, dejó ver que esta droga es bien tolerada y que una baja proporción de pacientes refirieron efectos adversos. La edad es el factor de riesgo más importante para padecer disfunción eréctil de cualquier grado y a mas edad, mayor severidad del proceso. Asimismo, se ha reconocido que puede ser síntoma de otras enfermedades sistémicas, como diabetes, hipertensión, ateroesclerosis, y el abuso de alcohol, tabaco y drogras, entre otros. La selección de participantes tuvo en cuenta esta información epidemiológica y en consecuencia, el estudio multicéntrico incluyó un total de 29 568 pacientes, de los cuales una 1/4 parte correspondió a pacientes mayores de 65 años. Por otra parte, en el 71% del total de pacientes, se asociaba otra patología tales como, hipertensión en el 34.3%, diabetes en el 20.5%, hiperplasia prostática benigna en el 17.2% y en menor proporción desórdenes en el metabolismo de lípidos y trastornos vasculares periféricos. Todos los tratamientos estuvieron bajo supervisión médica, quienes indicaron dosis iniciales variables de entre 5 y 20 mg del fármaco, conforme a los antecedentes clínicos del paciente. En la mayoría de los pacientes la disfunción no tenía más de 1 año de evolución, y sin tratamiento, la penetración solo era posible para el 40% de ellos. Asimismo, más de la mitad (54%) refirió que no podía mantener una erección durante el coito y el 87.7% mencionó sentirse insatisfecho con su grado de erección. Del procesamiento de la información suministrada por los pacientes surgieron datos que revelaban la eficacia del vardenafil. Así, la mayoría de los pacientes (93,9%) a quienes se le indicó una dosis de 10 mg relataron mejoría en las erecciones, como también, el 91,9% de los pacientes que utilizaron 20 mg. Por otra parte, luego de la terapia con vardenafil, el 95% de los pacientes detalló que mejoró la penetración, mientras el 86.7% se mostró satisfecho con su erección. Estas aptitudes determinaron que, de todos los pacientes participantes, 4 de 5 decidieran continuar con el nuevo producto como terapia principal de su disfunción, aún aquellos que recibían sildenafil con anterioridad. Llegado a este punto, se torna necesario analizar la posibilidad de reacciones adversas producto del uso de este fármaco. Los efectos adversos atribuibles a la droga se presentaron en 417 pacientes (0.4%), y cedieron al discontinuar la terapia. Estos eventos incluyeron fatiga, cefaleas, rubor en mejillas, trastornos de la acomodación, hipertensión, prurito y cólico renal y dependieron, en mayor medida, según los investigadores, de la sensibilidad individual. Sintetizando, los autores concluyen que la terapia de la disfunción eréctil con vardenafil, se revela eficaz y segura.
ua40317
-->