Conceptos Categóricos

asnc.png


asnc.png
Cuestionan la relación entre el clima y la propagación de la Covid-19
Weather, Climate, and Society Rochester, EE.UU. 03 Diciembre, 2021

Un metanálisis de más de 150 artículos de investigación publicados durante las primeras etapas de la pandemia reveló la vinculación entre el clima y la propagación de la enfermedad.

Ismael Ramiro Rodríguez, «Decoración del recuerdo», acrílico sobre tela, 2008-Ismael Ramiro Rodríguez,
«Decoración del recuerdo», acrílico sobre tela, 2008

El artículo, incluido en el último número de la revista Weather, Climate, and Society*, evaluó 158 estudios publicados al comienzo de la pandemia cuyos contenidos analizaban datos anteriores a noviembre de 2020.

Es probable que las condiciones climáticas afecten la propagación del COVID-19 considerando que muchas enfermedades respiratorias virales muestran ciclos estacionales.
Sin embargo, a pesar de la cantidad de trabajos que al principio de la pandemia abordaron esta posible conexión sus resultados no fueron concluyentes.

En el análisis de metarregresión de los artículos publicados, los expertos de la Universidad de Manchester autores del estudio, comunican hallazgos trascendentales. Entre ellos destacan que 80 de los 158 estudios no establecieron el lapso de tiempo entre la infección y la notificación, falla ésta que los transforma en ineficaces para determinar la relación entre el clima y la COVID-19.

Los datos también muestran que los países asiáticos tenían asociaciones más positivas para la temperatura del aire que otras regiones, tal vez porque en sus territorios experimentaban aumentos estacionales de invierno a primavera en el momento del sorpresivo brote de la COVID-19.

Para los autores de la Universidad de Manchester, esa correlación de hechos no implica de manera necesaria causalidad.
La energía solar más elevada también la asocian con una propagación reducida de la COVID-19, con independencia del método de análisis estadístico y la ubicación geográfica.

El principal autor de la investigación, Ling Tan, profesor visitante del Centro de Estudios y Mitigación de Crisis, declaró que "el público suele creer que existe una relación negativa entre la temperatura y la COVID-19, de tal manera que cuanto más alta es la temperatura, más lenta es la propagación de la pandemia. Sin embargo, los estudios anteriores no obtuvieron ese resultado de manera consistente".

El Dr. Tan explica que tal fenómeno sucede por dos razones:
"Primera: la mayoría de estos estudios utilizaron un método de análisis simple llamado regresión lineal, que establece una línea recta para todas las temperaturas. Pero la estabilidad del virus puede ser máxima a temperaturas moderadas, por ejemplo, temperaturas muy bajas y muy altas pueden hacer que el virus sea inactivo, por lo que la regresión lineal no sería un método apropiado.
"Segunda: en algunos países el rápido brote de la pandemia de COVID-19 en sus primeras fases, superaría los efectos climáticos más sutiles. Por lo tanto, recomendamos que los estudios futuros utilicen modelos de regresión no lineal para determinar la asociación entre clima y la COVID-19".

Por su parte, el Dr. David Schultz, coautor del trabajo, afirmó que "mostramos en los 78 estudios restantes que una mayor energía solar se asocia con una reducción de la propagación de COVID-19, con independencia del método de análisis estadístico y la ubicación geográfica del estudio.
"Las razones podrían deberse a los beneficios de la radiación ultravioleta y la vitamina D en la reducción de la propagación de la COVID-19 o en la inactivación del virus como consecuencia de la luz solar".

Esta investigación también sugiere las mejores prácticas a practicar en futuros estudios que aborden la relación entre el clima y las enfermedades.


* Weather, Climate, and Society

How is COVID-19 affected by weather? Meta-regression of 158 studies and recommendations for best practices in future research
Tan L et al.

8 Noviembre, 2021
DOI: https://doi.org/10.1175/WCAS-D-21-0132.1

 

-->