asnc.png


asnc.png
Sugieren el control del SARS-CoV-2 mediante nuevas estrategias como vacunas intranasales
Nature Nueva York, EE.UU. 12 Septiembre, 2022

Las vacunas de ARNm de COVID-19 inyectadas fueron por sí solas ineficaces para producir respuestas de anticuerpos en las mucosas, razón por la cual se sugiere buscar estrategias nuevas, como las vacunas intranasales.

Al considerar los autores que aún no está aclarado si las vacunas utilizadas actuales, incluidas las basadas en ARNm que se administran por vía intramuscular, inducen respuestas de anticuerpos SIgA, el estudio publicado por la revista Nature * se propone determinar si se inducen IgA secretora (SIgA) específicas de antígeno en respuesta a la vacunación con ARNm de COVID-19.

El estudio incluyó a 29 participantes adultos de los cuales 18 (62 %) estuvieron infectados con SARS-CoV-2 antes de la vacunación y 11 (38 %) sin antecedentes de COVID-19 y seronegativos antes de la vacunación.

Metodología
Los investigadores recogieron muestras de suero y saliva antes y después de la vacunación; midieron los títulos de IgG de unión a picos anti-SARS-CoV-2 en muestras de suero y los títulos de IgG, SIgA y nucleoproteína (NP) SIgA anti-SARS-CoV-2 en saliva.

"Nuestros resultados sugieren que las respuestas SIgA de la mucosa inducidas por la vacunación con ARNm se ven afectadas por la inmunidad preexistente", escribieron los autores, dirigidos por Kaori Sano de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai. “De hecho, la vacunación indujo una respuesta SIgA mucosal mínima en individuos sin exposición previa al SARS-CoV-2, mientras que la inducción de SIgA después de la vacunación fue más eficiente en pacientes con antecedentes de COVID-19”.

Después de la vacunación, los títulos de anticuerpos anti-picos en suero y mucosas aumentaron significativamente en ambos grupos de estudio. Pero los títulos de IgA anti-NP en la mucosa no aumentaron en ninguno de los grupos después de la vacunación. Se observó una respuesta anti-NP SIgA en los participantes seropositivos, pero no fue potenciada por la vacunación y disminuyó con el tiempo, indica el estudio.

Los autores describen haber encontrado que 16 de los 18 participantes previamente infectados con SARS-CoV-2 presentaron títulos pico de SIgA por encima del valor de corte (media + 3 desviación estándar para el área bajo la curva). Eso se compara con 6 de 11 seronegativos que participaron en el estudio.

“Nuestros resultados respaldan las observaciones de otros grupos que sugieren que la vacunación intramuscular con ARNm puede inducir anticuerpos SIgA en la saliva pero en determinadas circunstancias”, escribieron los autores.

El estudio señala que aún no está claro el mecanismo por el cual las vacunas de ARNm inyectadas indujeron una respuesta de SIgA en la mucosa. Es posible que impulsaran la inmunidad de las mucosas preexistente en aquellos individuos infectados con anterioridad.
Las respuestas SIgA observadas entre los participantes seronegativos podrían haberse relacionado con la memoria inmune provocada por otros coronavirus humanos.

Los autores consideran necesario más investigaciones para determinar si la vacunación puede hacer que las personas previamente infectadas alcancen niveles de anticuerpos SIgA en la mucosa suficientes para la protección contra la enfermedad, como así también para determinar el nivel necesario en condiciones de prevenir la infección o la transmisión.

“Para el control del SARS-CoV-2 deben buscarse estrategias diferentes como vacunas intranasales, por ejemplo del tipo NDV-HXP-S, que podrían inducir SIgA con éxito”, escribieron los autores en su estudio.

Al finalizar aclaran que se necesitan más estudios para revelar el mecanismo detallado de la inducción de anticuerpos en las mucosas mediante la vacunación con ARNm, determinar los títulos de SIgA que proporcionarían inmunidad esterilizante y evaluar la función antiviral de SIgA en comparación con la IgA monomérica.

El coautor Florian Krammer, PhD, profesor de microbiología en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, publicó un enlace al estudio en Twitter, en el que advierte:
“Las vacunas inyectadas de ARNm no son eficientes para inducir la inmunidad de la mucosa. ¡Necesitamos nuevas vacunas!”

Investigaciones anteriores demostraron que las vacunas intranasales contra el COVID-19 pueden ser más eficaces que las vacunas inyectadas para proteger contra la infección por SARS-CoV-2, comenta el artículo.