Conceptos Categóricos

Informes periodísticos

EL HIRSUTISMO SE ASOCIA CON MAYOR RESISTENCIA A LA INSULINA EN EL SINDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS

Estudio de las características clínicas y bioquímicas de mujeres con ovario poliquístico con o sin hirsutismo

Palermo, Italia


Las pacientes con sindrome de ovarios poliquísticos que presentan hirsutismo, sin elevación de los valores plasmáticos de andrógenos, muestran aumento de la resistencia a la insulina con mayor frecuencia que aquellas sin dicho signo clínico, y este hallazgo es independiente del peso corporal de las mujeres.

 Fuente científica:  European Journal of Endocrinology 155(6):859-865 aSNC

 Autores:  Amato MC, Galluzzo A, Giordano C

 Palabras clave:  Sindrome de ovarios poliquísticos, hirsutismo, resistencia a la insulina, sindrome metabólico

 Key Words:  Polycystic ovary syndrome, hirsutism, insulin resistance, metabolic syndrome

flecha azul.gif (828 bytes) Institución principal:  Università degli Studi di Palermo, Palermo, Italia
flecha azul.gif (828 bytes) Correspondencia:  C Giordano, Università degli Studi di Palermo Faculty of Medicine Department of Experimental Oncology and Clinical Applications Endocrinology Section, 90127, Palermo Italia
flecha azul.gif (828 bytes) Los autores no manifiestan conflicto de intereses


La resistencia a la insulina se encuentra elevada en las mujeres hirsutas con síndrome de ovario poliquístico (SOP), independientemente de su peso corporal; debido a la frecuente asociación de esa enfermedad con el síndrome metabólico (SM), deberían realizarse exámenes para determinar la resistencia a la insulina a todas las mujeres con SOP que presentan hirsutismo. El SOP es el trastorno de las hormonas sexuales más frecuente en las mujeres en edad de concebir, con una prevalencia estimada entre 5% y 10% en la población general. Su diagnóstico requiere la presencia de al menos 2 de las siguientes características: ciclos anovulatorios o hipoovulación, aumento de los niveles plasmáticos de andrógenos o hiperandrogenismo clínico y ovario poliquístico; además, debe examinarse cuidadosamente la comorbilidad con otras alteraciones metabólicas, responsables de complicaciones a largo plazo, como la dislipidemia y la diabetes. Los lineamientos internacionales actuales recomiendan la pesquisa del SM solamente en las pacientes con SOP obesas; no obstante existen pruebas que la hiperinsulinemia y la resistencia a la insulina desempeñan un papel en las manifestaciones de dicho síndrome. Por consiguiente, los autores de este trabajo se propusieron determinar la sensibilidad a la insulina en un grupo de mujeres con SOP e hirsutismo, independientemente de su índice de masa corporal (IMC). Participaron del ensayo 130 mujeres, con edad entre los 16 años y los 42 años y diagnóstico de SOP, asistidas regularmente en forma ambulatoria en el departamento de endocrinología, asociado a la Universidad de Palermo, Italia. El IMC medio de las pacientes fue 30.13 kg/m2. El 57.7% presentaban hirsutismo, 50% mostraban acné o seborrea y 53% sufrían oligomenorrea. Respecto de las determinaciones hormonales, 61.5% de las mujeres examinadas tenían niveles elevados de testosterona, 13%, de deshidroepiandrosterona y 61.5%, de ?4-androstenediona; los estudios ecográficos confirmaron la presencia de ovario poliquístico en 70.76% de las pacientes. De acuerdo con la clasificación de Ferriman – Gallwey, se dividió a las participantes según tuvieran o no hirsutismo. Ambos grupos mostraron IMC promedio similar y solo difirieron en los niveles de plasmáticos de andrógenos, más altos en las mujeres hirsutas. Los investigadores analizaron la sensibilidad a la insulina mediante el índice de Matsuda y un modelo homeostático de resistencia a la misma (HOMA IR), y hallaron que era significativamente mayor en las pacientes sin hirsutismo, que en aquellas con esa manifestación clínica. Además, en este último grupo, el valor de la insulina, del péptido C y del área bajo la curva para la glucemia a las 2 horas, durante la prueba de tolerancia oral a la glucosa, se encontraron aumentados en relación con los hallados en las demás pacientes. Los valores de colesterol HDL estaban disminuidos (1.23 mmol/l versus 1.72 mmol/l; p < 0.001), y aquellos de triglicéridos, incrementados (0.91 mmol/l versus 0.74 mmol/l; p = 0.022), en las participantes hirsutas. En los análisis estadísticos, los autores hallaron correlación significativa entre la puntuación de Ferriman – Gallwey y los índices de sensibilidad a la insulina (HOMA IR p = 0.33, índice de Matsuda p =-0.34), pero no con los niveles de andrógenos en plasma. También hubo relación entre la circunferencia de la cintura y la presencia o ausencia de hirsutismo (p = 0.283 y p = -0.115). Al aplicar los criterios de diagnóstico actuales para el SM, se estableció su presencia en 25.33% de las participantes con hirsutismo y en 14.54% de aquellas sin dicho signo. Los autores comentan que los resultados de las pruebas bioquímicas podrían indicar que la respuesta de la unidad pilosebácea a los andrógenos sería influida por la resistencia a la insulina o la hiperinsulinemia compensatoria. Se concluye que las pacientes con SOP e hirsutismo presentan, con frecuencia, menor sensibilidad a la insulina, independientemente del IMC, hecho de importancia debido a la asociación del mencionado trastorno hormonal con SM.
ua40317