Conceptos Categóricos

COVID-19
asnc.png
Noticias / Opiniones CHEQUEADAS

CASTELLANO / PORTUGUÉS

La agencia Sistema de Novedades Científicas (aSNC), difunde informes de organismos de Estado, sociedades científicas, empresas públicas o privadas, etc. y noticias veraces emitidas por medios masivos
Agencia Sistema de Novedades Científicas (aSNC)
aSNC elabora información seleccionada por la dirección editorial de SIIC para su lectura por la población en general.

Solicite información sobre los servicios y licencias de aSNC mediante Mensajes a SIIC

 




asnc.png
Las vacunas de Rusia y China adoptadas por un número creciente de países
Pharmabaires , Argentina 3 Abril, 2021

Decenas de países de África, América Latina y el sur de Asia, están recibiendo millones de dosis de vacunas desde Rusia y China en virtud de nuevas alianzas bilaterales forjadas durante la pandemia y a causa de la concentración monopólica de los países centrales de Occidente.

El sitio especializado Health Policy Watch ha seguido un vasto comercio de vacunas en África y otros continentes y una de sus conclusiones es que “está claro que las vacunas chinas y rusas están penetrando profundamente en los mercados de muchos países de ingresos bajos y medianos (PIBM), a pesar de las declaraciones de solidaridad global de los países del G-20”.

China informó que ofrece asistencia con vacunas a 53 países en desarrollo y que ha exportado o está exportando vacunas a 22 naciones, según el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi.
Mientras tanto, al 25 de febrero, la vacuna rusa Sputnik V se había registrado en 37 países y comenzaba su desembarco en Europa.

Por el contrario, las empresas occidentales como Pfizer / BioNtech, Moderna, AstraZeneca / Oxford y Janssen-Johnson & Johnson, “se centran en un grupo selecto de países de altos ingresos en el norte, América, Europa, Medio Oriente, salpicados por solo unas pocas naciones africanas o latinoamericanas de ingresos medios o medios altos que se asociaron con las grandes farmacéuticas en ensayos clínicos o realizaron acuerdos fuertemente apalancados”.  

El alcance de las vacunas de China en África comenzó hace meses y es en el continente africano donde las vacunas chinas se comercializan con mayor intensidad, y quizás las más ampliamente aceptadas, informó el sitio especializado.

China confirmó que está ayudando a 21 países africanos a obtener vacunas, según el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin. 
Es significativo que Egipto, el cuarto país más grande de África, haya firmado un acuerdo con la china Sinovac para producir su vacuna COVID, así como distribuirla a otros países africanos. Eso representa los frutos de una iniciativa china de divulgación sobre vacunas que comenzó hace meses.

El Beijing Institute of Biological Products productor de la vacuna Sinopharm ya en octubre de 2020 recibió a una delegación de unos 50 embajadores y diplomáticos africanos en las instalaciones de su fábrica. 
"Sinopharm está lista para trabajar con el pueblo africano para profundizar la cooperación en la lucha contra una pandemia, consolidar la amistad entre China y África y hacer una contribución importante al desarrollo conjunto de la comunidad de salud China-África", dijo el presidente de la compañía, Liu Jingzhen, a la delegación de visitantes en ese momento. 

En la víspera de Año Nuevo, el presidente de Gabón, Ali Bongo Ondimba, prometió a su pueblo que estaría entre los primeros del continente en recibir la vacuna COVID-19. Pero a mediados de febrero, cuando no había señales de entregas de COVAX, Gabón se dirigió a China y recibió 100.000 dosis de la vacuna Sinopharm.

Muchos otros países africanos están recibiendo la vacuna Sinopharm de China. Guinea Ecuatorial ha recibido una donación de 100.000 dosis, Zimbabwe recibió 200.000 dosis al igual que Sierra Leona.
Está previsto que Argelia reciba 200.000 dosis y Senegal ha comprado 200.000 dosis de Sinopharm de China, y se prevé su lanzamiento pronto.  Uganda también recibió el ofrecimiento de una donación de 300.000 dosis Sinopharm.

Sputnik V también presente en África
Aunque menos activa, Rusia también está presente. La autoridad reguladora de Sudáfrica confirmó a Health Policy Watch que había recibido una solicitud de licencia del fabricante de Sputnik V y estaba en proceso de considerar la “seguridad, calidad y eficacia de la vacuna”. El gobierno sudafricano también ha confirmado que está en conversaciones con Sinopharm, pero tiene un acuerdo de confidencialidad con la empresa.

Guinea, uno de los países más pobres del mundo, pero también una fuente de mineral bauxita apreciada por Rusia, comenzó a vacunar a personas " de manera experimental" con Sputnik V. 
Ghana inició su campaña de vacunación COVID-19 con las vacunas recibidas de la iniciativa COVAX copatrocinada por la OMS, pero se necesitan más y está considerando asegurar algunas dosis de Sputnik V bajo acuerdos bilaterales.

Franklin Asiedu-Bekoe, Director de Salud Pública de Ghana, confirmó que el país ha “abierto nuestras puertas fuera de las instalaciones de COVAX para garantizar que más de 20 millones de ghaneses estén vacunados. Hemos registrado la vacuna rusa Sputnik V que proporcionará un respaldo de las dosis”.

Los Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) también están en contacto con los productores de vacunas de China y Rusia, que no tienen requisitos especiales para el transporte y pueden almacenarse a temperaturas de refrigeración normales. 

John Nkengasong, director de los CDC de África, dijo que Rusia ya envió su expediente para la aprobación de la vacuna Sputnik V directamente a los CDC de África, y un comité de expertos estaba revisando sus datos y ofrecería una guía.

Por el contrario, Nkenkasong lamentó la escasa solidaridad mundial y la concentración de las vacunas en los países desarrollados, instando a los líderes mundiales a buscar un acceso equitativo a las vacunas. 
“No hay absolutamente ninguna necesidad, absolutamente ninguna necesidad de que nosotros como mundo, como humanidad, entremos en una guerra de vacunas para luchar contra esta pandemia. Todos seremos perdedores”, afirmó durante una reunión consultiva de los CDC. 

Los funcionarios de los CDC de África temen que los suministros destinados a África también puedan verse amenazados por las nuevas directrices emitidas por la Comisión Europea que limitan la exportación de vacunas contra el coronavirus a países fuera del bloque. 

Dos vacunas chinas en Asia
Entre octubre y enero, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, visitó todos los países del sudeste asiático excepto Vietnam, según el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) de Washington.

"En cada una de sus paradas, Wang unió las promesas de acceso a las vacunas chinas con otras prioridades de política exterior, incluido el avance de proyectos importantes bajo la Iniciativa de la Ruta de China (BRI), que se han estancado en medio de la pandemia", según el CSIS.

En Filipinas, Wang prometió medio millón de dosis de vacunas Covid-19 junto con 1.3 mil millones de dólares en préstamos y 77 millones en subvenciones para proyectos de infraestructura.

En Indonesia, la entrega de 3 millones de vacunas Sinovac se ha sumado al compromiso de China de "ayudar a Indonesia a convertirse en un centro de fabricación de vacunas chinas" y acelerar un enlace ferroviario de alta velocidad, según el CSIS.

En Myanmar -país actualmente convulsionado por las manifestaciones contra la junta militar gobernante- la promesa de Wang Yi de entregar 300.000 dosis de vacunas fue acompañada de conversaciones para desarrollar un corredor económico China-Myanmar, que también garantizaría que la provincia china de Yunnan, justo al otro lado de la frontera, consigua un mejor acceso al océano Índico.

En general, China dice que está proporcionando vacunas a 14 países asiáticos, incluidos Pakistán, Brunei, Nepal, Filipinas, Myanmar, Camboya, Laos, Sri Lanka, Mongolia y la Autoridad Palestina.

“China ha decidido donar vacunas COVID-19 a Palestina”, anunció el embajador de China ante la ONU, Geng Shuang, durante una reunión del Consejo de Seguridad que abordó el conflicto palestino-israelí. 

La Autoridad Palestina (AP), sin embargo, hasta ahora solo ha hablado públicamente sobre su adquisición de la vacuna Sputnik de Rusia, después de que un funcionario de alto nivel de la AP visitó Moscú el mes pasado y firmó un contrato.
La Autoridad Palestina también está recibiendo un envío de vacunas de la instalación de Global COVAX. El 22 de febrero, Gaza, controlada por Hamas, recibió un envío de unas 20.000 vacunas Sputnik, donadas por los Emiratos Árabes Unidos. 

China también ha estado activa en otras partes de la región de Oriente Medio, suministrando vacunas a los Emiratos Árabes Unidos, Irán, Bahréin, Jordania, Irán, Egipto y Marruecos. Sin embargo, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Kuwait, Omán, Qatar y Arabia Saudita también compraron la vacuna Pfizer.

Mientras tanto, Rusia ha consolidado principalmente los mercados de vacunas en Euroasia y también está haciendo avances en la Unión Europea, según la agencia de noticias oficial Tass. 
“Hungría se convirtió en el primer país de la UE en recibir muestras de la vacuna Sputnik V para investigación. Austria, Alemania, Grecia, Italia, Eslovenia, República Checa y Finlandia ya han expresado interés en el posible uso de la preparación rusa o su producción local en caso de su aprobación”, informó la agencia de noticias moscovita.

Sputnik V favorecida en América Latina
Al menos diez países latinoamericanos han recibido Sputnik V, comenzando con Argentina el 30 de diciembre. Desde entonces, Belice, Brasil, Bolivia, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Venezuela han recibido dosis, algunas como pequeñas donaciones y otras como compras directas.

En Bolivia, las conversaciones sobre vacunas estuvieron acompañadas de discusiones sobre la ayuda rusa para desarrollar reservas de gas, reiniciar un proyecto de planta nuclear y cooperar en la minería de litio, según Reuters.

Rusia también ha otorgado licencias a empresas de fabricación para producir su vacuna en India, Brasil, China, Corea del Sur y Argentina.

Argentina, Brasil, Bolivia y México están recibiendo las vacunas Sputnik V y Sinopharm, mientras que Colombia, República Dominicana, Ecuador, Perú, Chile y Uruguay han obtenido la vacuna Sinopharm o la también china Sinovac.

Aunque China ha sido acusada de donar sus vacunas para fortalecer su influencia en terceros paises, el presidente chino, Xi Jinping, ha subrayado en reuniones recientes de la Asamblea Mundial de la Salud que ve sus vacunas COVID como un “bien público” global.
China también se unió a la plataforma global de acceso a vacunas, COVAX, y le prometió 10 millones de dosis. Sin embargo, ninguna de las dos principales vacunas candidatas, Sinpharm y Sinovac, ha sido aprobada por una agencia reguladora externa, y las discusiones aún continúan, según funcionarios de la OMS.

“Aunque hayan recibido enormes inyecciones de dinero público, la vacuna es un negocio –Pfizer espera facturar 15.000 millones de dólares sólo en el 2021–, para rusos y chinos el interés geopolítico pasa por encima del comercial, lo que les permite ofrecer mejores precios, incluso regalarla”, señaló Marcela Vieira, del Centro de Sanidad Global del Graduate Institute de Ginebra.

“Para China, forma parte de su estrategia de soft power. Hace años que ejercen este papel en África, donde han construido mucha infraestructura sanitaria, y también alguna en Oriente Medio o en el Caribe”, agregó Vieira.

La analista estimó que la distribución de vacunas COVAX es probable que solo llegue a alrededor del 20% de la población de los países que se han unido a la instalación para fin de año. “Entonces, dada la sed mundial de vacunas, es probable que las vacunas rusas y chinas continúen encontrando mercados dispuestos, al menos en el corto plazo”, pronosticó.

Si la agencia europea EMA finalmente aprueba la Sputnik V, “las puertas para una distribución mucho más amplia en Europa y en otros lugares se abrirán mucho más, especialmente a la luz del precio asequible de 10 dólares de la vacuna por dosis”, completó.