Conceptos Categóricos

Medicina Interna

29/09/2022
Vómitos en la diabetes tipo 2

Según la directriz del National Institute for Health and Care Excellence, para tratar los vómitos causados por gastroparesia en adultos con diabetes tipo 2 se recomienda alternar el uso de eritromicina y metoclopramida; la domperidona se debe usar solo en circunstancias excepcionales.

CC en base al informe:
Type 2 Diabetes in Adults: Management. NICE Clinical Guideline, 2021
03/10/2022
Indicadores de la enfermedad coronaria

Según una investigación realizada en China, los niveles séricos de proteína C-reactiva de alta sensibilidad (PCR-as), interleuquina-27 (IL-27) y proteína fijadora de retinol tipo 4 (RBP4) tienen un papel importante en la aparición y la evolución de la enfermedad coronaria, con una correlación positiva con el puntaje de Gensini. Además, pueden indicar la gravedad de la enfermedad cardiovascular hasta cierto punto.

CC en base al informe:
Correlation between Changes in Serum RBP4, hs-CRP, and IL-27 Levels and Rosuvastatin in the Treatment of Coronary Heart Disease. J Healthc Eng, 2021
28/09/2022
Rivastigmina, galantamina y donepecilo

El uso de rivastigmina, galantamina y donepecilo, así como de memantina en la forma grave de la enfermedad de Alzheimer (EA), tiene un impacto positivo en los resultados cognitivos en sujetos con esta afección. Las inmunoterapias son menos efectivas y se relacionan con efectos clínicamente no significativos sobre la mejora de la función cognitiva. Otros fármacos como la melatonina, las estatinas, los medicamentos antihipertensivos, los agentes antidiabéticos, la cerebrolisina, los medicamentos a base de hierbas como Danggui-Shaoyao-San, Ginkgo biloba y los preparados herbales chinos, así como los psicoestimulantes parecen ser eficaces para mejorar la función cognitiva en pacientes con EA, pero las pruebas aún son limitadas como para sacar conclusiones firmes. El uso de inmunoglobulina intravenosa, bapineuzumab y antiinflamatorios no esteroides no se asocia con mejoras cognitivas clínicas en este entorno.

CC en base al informe:
Pharmacotherapy of Alzheimer’s Disease: An Overview of Systematic Reviews. Eur J Clin Pharmacol, 2021
27/09/2022
Eficacia clínica de clorhidrato de donepezilo y nimodipina

Un análisis de 7 estudios con 534 pacientes, que comparó la eficacia clínica del uso combinado de clorhidrato de donepezilo y nimodipina en el tratamiento de la demencia vascular, demostró que la eficacia clínica fue significativamente mayor en el grupo de clorhidrato de donepezilo y nimodipina respecto del grupo de monoterapia con cualquiera de estos dos agentes por separado.

CC en base al informe:
A systematic Review of the Efficacy of Donepezil Hydrochloride Combined with Nimodipine on Treating Vascular Dementia. Medicine (Baltimore), 2022
23/09/2022
Dolor Posoperatorio en la Artroplastia Total de Rodilla

La artroplastia total de rodilla va seguida de dolor posoperatorio en la rodilla de moderado en el 30% de los casos a grave en el 60%.

CC en base al informe:
Postoperative Pain Management in Total Knee Arthroplasty. Orthop Surg, 2019
22/09/2022
Rivaroxabán Oral

En un estudio con rivaroxabán, los pacientes que recibían este fármaco informaron mayor nivel de satisfacción, en términos de tolerabilidad y conveniencia terapéutica, en comparación con aquellos que recibían tratamiento estándar, lo que probablemente se podría atribuir, al menos parcialmente, a la preferencia de los pacientes por las formas orales frente a la administración parenteral (como las heparinas de bajo peso molecular y el fondaparinux).

CC en base al informe:
A Non-interventional Comparison of Rivaroxaban with Standard of Care for Thromboprophylaxis after Major Orthopaedic Surgery in 17,701 Patients with Propensity Score Adjustment. Thromb Haemost, 2014
22/09/2022
Tromboprofilaxis

Las directrices latinoamericanas indican que, en pacientes quirúrgicos en los que se prefiere la tromboprofilaxis, se puede usar tanto profilaxis mecánica como farmacológica. Si bien la profilaxis farmacológica puede ser la alternativa preferida, la decisión de realizar profilaxis mecánica o farmacológica debe basarse las circunstancias clínicas específicas, los valores y las preferencias del paciente y la disponibilidad de las opciones. Además, dado que los riesgos de tromboembolismo venoso y hemorragia pueden cambiar con el tiempo, la decisión debe reevaluarse con frecuencia.

CC en base al informe:
American Society of Hematology, ABHH, ACHO, Grupo CAHT, Grupo CLAHT, SAH, SBHH, SHU, SOCHIHEM, SOMETH, Sociedad Panameña de Hematología, Sociedad Peruana de Hematología, and SVH 2022 guidelines for prevention of venous thromboembolism. Blood Adv, 2022
23/09/2022
Diagnóstico de la Fascitis Plantar

Introducción La fascitis plantar es un problema musculoesquelético frecuente en la práctica traumatológica. La fascitis plantar provoca dolor que puede ser agudo o crónico, de inicio agudo y gradual, en la cara inferior del talón en la unión de la banda medial de la fascia plantar con el tubérculo calcáneo medial. El dolor se intensifica al levantarse por la mañana, al dar los primeros pasos después de un período de inactividad, mientras que disminuye cuando la persona descansa. Puede empeorar después de soportar peso durante un período prolongado y con un aumento de peso reciente. El pico de incidencia de la fascitis plantar se produce entre los 40 y los 60 años en ambos sexos. La fascitis plantar, que antes se consideraba una enfermedad inflamatoria aguda, ahora se considera histológicamente como un proceso degenerativo crónico sin inflamación. La enfermedad se diagnostica principalmente sobre la base de los síntomas clínicos que comprenden el dolor y la tirantez sobre el talón, por lo que el diagnóstico por imagen no es necesario de rutina. En el tratamiento se suele utilizar reposo, hielo, estiramientos, ortesis, antiinflamatorios no esteroideos, terapia de ondas de choque extracorpóreas, inyecciones (de corticosteroides, toxina botulínica, dextrosa, plasma rico en plaquetas [PRP]) y cirugía. Casi el 90% de los pacientes mejoran con el tratamiento no quirúrgico, pero el abordaje no quirúrgico que ofrece la mejor seguridad y eficacia en la terapia de la fascitis plantar se desconoce. En los casos de fascitis plantar resistente, los corticoides se administran especialmente luego del fracaso de las intervenciones conservadoras no invasivas, ya que demostraron reducir el dolor en pacientes con esta afección, de forma eficaz. Sin embargo, el uso de corticoides puede provocar rotura de la fascia plantar, despigmentación de la piel, la atrofia de las almohadillas de grasa, infecciones, lesiones de los nervios periféricos, daños musculares y reagudización después de la inyección. El PRP favorece que el proceso de curación se produzca de forma natural, mediante la promoción de los factores de crecimiento plaquetarios, y acelera la curación fisiológica. El PRP es un plasma enriquecido con plaquetas, que puede estimular la curación ósea y muscular. La reparación de los tejidos gracias al PRP está mediada por diferentes tipos de citoquinas y factores de crecimiento. El PRP se administra como tratamiento alternativo de la fascitis plantar para reducir el dolor de talón y restaurar la función. Los objetivos de este estudio fueron comparar la eficacia de la inyección local de PRP y de corticoides (metilprednisolona) en pacientes con fascitis plantar crónica, y evaluar la seguridad, los efectos secundarios y las complicaciones de estas dos modalidades diferentes de tratamiento. Materiales y métodos El período de estudio fue entre agosto de 2018 y septiembre de 2020, y se realizó en la India. Se incluyeron 110 pacientes, mayores de 18 años, que presentaron fascitis plantar durante más de tres meses, con fracaso con los tratamientos convencionales. El diagnóstico de fascitis plantar se realizó clínicamente según las directrices que comprenden la sensibilidad a la palpación en la región plantar medial o en el talón. Se registraron las características de los pacientes, como el sexo, la edad, el peso, los antecedentes de dolor de talón, la duración de los síntomas y los tipos de tratamiento previo. De los 110 pacientes, 55 recibieron inyecciones de PRP y 55 recibieron inyecciones de corticoides 2 ml (40 mg de metilprednisolona disuelta en 2 ml de agua estéril). Todas las inyecciones (de PRP y corticoides) fueron aplicadas por un traumatólogo, con el paciente en posición supina y el tobillo en posición neutral. La mayoría de los participantes recibieron la inyección en la región plantar medial del talón, y algunos recibieron la inyección en el punto máximo de la sensibilidad. Luego haber sido inyectados, los pacientes debieron permanecer sentados con el pie inmóvil durante 15 minutos. Se enseñaron ejercicios de fortalecimiento y estiramiento. Posteriormente, los participantes se enviaron a su domicilio con instrucciones de limitar el uso de sus pies durante aproximadamente 48 horas. Antes de la administración de las inyecciones de PRP o corticoides y luego de estas (en el primero, tercero y sexto mes), se evaluaron los resultados clínicos, radiológicos, subjetivos y funcionales de los pacientes mediante el uso de diversas escalas, como la escala visual analógica (EVA), la Foot and Ankle Outcome Instrument Core Scale (FAI), la escala de tobillo y retropié de la American Orthopaedic Foot and Ankle Society (AOFAS), las puntuaciones de Roles y Maudsley (RMS) y la ecografía del grosor de la fascia plantar. Al inicio, se requirió un puntaje en la EVA de más de 6 sobre 10 y un grosor de la fascia plantar en la ecografía de más de 5 mm. Resultados De los 110 pacientes incluidos, se perdieron en el seguimiento 5 que recibieron PRP y otros 5 que recibieron corticoides. De los 110 sujetos iniciales, 59 fueron mujeres y 41 hombres; la edad promedio de los grupos que recibieron PRP y corticoides fue de 46.74 ± 12.45 años y 48.5 ± 10.39 años, respectivamente. La mayoría de los pacientes se encontraban en el rango de índice de masa corporal (IMC) de 18.5 a 24.9 kg/m2, con un IMC promedio de 23.6 kg/m2. La comparación de los resultados en ambos grupos reflejó una mejora significativa en el grupo de pacientes que recibieron inyecciones de PRP, en comparación con el grupo de corticoides. Si bien, las inyecciones de corticoides demostraron una mejora significativa en los resultados clínicos, de calificación subjetiva, funcionales y radiológicos un mes después de la inyección, en lo que respecta a los efectos a largo plazo, la inyección de PRP brindó mejores resultados clínicos, subjetivos, funcionales y radiológicos durante seis meses, en comparación con el grupo de corticoides. Dos pacientes tuvieron complicaciones posoperatorias (infección superficial) en el grupo de inyecciones de PRP, mientras que 10 presentaron complicaciones luego del procedimiento (5 pacientes tuvieron infecciones superficiales, 3 manifestaron despigmentación de la piel y 2 tuvieron atrofia de la almohadilla de grasa) en el grupo de inyecciones de corticoides. Las infecciones remitieron en todos los pacientes durante el seguimiento posterior. Discusión y conclusión Comentan los autores que los resultados de este estudio demostraron que el PRP es un buen método para tratar a los pacientes con fascitis plantar crónica, con más de tres meses de duración de los síntomas, con puntaje en la EVA de más de 6 sobre 10, grosor de la fascia plantar de 5 mm en la ecografía y tratamiento conservador fallido. Se utilizaron cuatro parámetros para evaluar la enfermedad con la mayor precisión posible mediante resultados clínicos, subjetivos, radiológicos y funcionales al primer mes, al tercer mes y al sexto mes mediante el uso de la EVA/FAI, la puntuación RMS, el puntaje de la AOFAS y la ecografía de la fascia plantar. Se observó una mejora significativa en el grupo de inyección de PRP, en comparación con el grupo de infiltración local de corticoides. Si bien las inyecciones de corticoides demostraron una mejora significativa en los resultados clínicos, de calificación subjetiva, funcionales y radiológicos un mes después de la inyección, en lo que respecta a los efectos a largo plazo, la inyección de PRP brindó mejores resultados clínicos, subjetivos, funcionales y radiológicos durante seis meses, en comparación con el grupo de corticoides. Las complicaciones posoperatorias fueron mínimas en el grupo de PRP, en comparación con el grupo de corticosteroides. Según los investigadores, la presente es la mayor serie de casos estudiados, con respecto a los trabajos disponibles anteriormente en la bibliografía. De este modo, la inyección de PRP puede utilizarse como una mejor alternativa a los tratamientos con que se cuenta actualmente para el dolor crónico del talón. Esta investigación se vio limitada por el seguimiento breve de los pacientes, la falta de un grupo control y la población reducida de sujetos incluida. Se requiere la realización de ensayos controlados aleatorizados, con una población de mayor tamaño, un seguimiento más prolongado y un grupo control. En conclusión, las inyecciones de PRP pueden utilizarse como una alternativa superior a los tratamientos ya disponibles para el dolor de la fascitis plantar crónica.

CC en base al informe:
A Prospective Study Comparing the Efficacy of Local Injection of Platelet-Rich Plasma (PRP) vs Methylprednisolone in Plantar Fasciitis. Cureus, 2022
26/09/2022
Cortisol y COVID-19

Una investigación de los EE. UU. que analizó las características inmunológicas claves para distinguir a la enfermedad por coronavirus (COVID) prolongada indicó que, en estos pacientes, los niveles de cortisol en plasma fueron aproximadamente la mitad de los encontrados en los controles sanos o los controles convalecientes. Los niveles de cortisol fueron el predictor más significativo para la clasificación de la COVID prolongada. El hipocortisolismo no se asoció con la alteración significativa de los niveles de la hormona adrenocorticotropa, lo que sugiere una respuesta compensatoria atenuada por parte del eje hipotálamo-pituitario. El cortisol desempeña un papel fundamental en la mediación de las respuestas de estrés homeostático.

CC en base al informe:
Distinguishing Features of Long COVID Identified Through Immune Profiling. MedRxiv, 2022
21/09/2022
El acné

Un informé indicó que el acné es una enfermedad que va más allá de la piel. Los dermatólogos deben continuar compartiendo las historias de los pacientes sobre su experiencia con el acné, e involucrarlos en la identificación de nuevos tratamientos para tratar esta afección. El hecho de adoptar este enfoque servirá para garantizar el acceso a la atención y el desarrollo de tratamientos en sintonía con las necesidades de los pacientes.

CC en base al informe:
More Than Skin Deep-Understanding the Lived Experience of Acne. JAMA Dermatology, 2022
19/09/2022
El riesgo de enfermedad cardiovascular:

Según una investigación poblacional realizada en el Reino Unido, el riesgo de enfermedad cardiovascular aumentó progresivamente con el número de enfermedades autoinmunes presentes (una enfermedad: hazard ratio [HR]: 1.41, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.37 a 1.45]; dos enfermedades: HR: 2.63, IC 95%: 2.49 a 2.78; tres o más enfermedades: HR: 3.79, IC 95%: 3.36 a 4.27), y en grupos de edad más jóvenes (edad < 45 años: HR: 2.33, IC 95%: 2.16 a 2.51; 55 a 64 años: HR: 1.76, IC 95%: 1.67 a 1.85; > 75 años: HR: 1.30, IC 95%: 1.24 a 1.36).

CC en base al informe:
Autoimmune Diseases and Cardiovascular Risk: A Population-based Study on 19 Autoimmune Diseases and 12 Cardiovascular Diseases in 22 Million Individuals in the UK. Lancet, 2022
19/09/2022
Puntaje de Legionella

La Japan Society for Chemotherapy desarrolló un sistema de puntaje simple, el Puntaje de Legionella, y utilizó seis parámetros para el diagnóstico presuntivo de neumonía por Legionella pneumophila. Para esto se utilizaron 176 pacientes con neumonía por Legionella y 419 pacientes con neumonía sin Legionella. Los seis parámetros del Puntaje de Legionella son: ser varón, ausencia de tos, tener disnea, nivel elevado de proteína C reactiva (> 18 mg/dl), nivel elevado de lactato deshidrogenasa (> 260 U/L) y nivel bajo de Na (< 134mmol/).

CC en base al informe:
Usefulness of the Legionella Score for Differentiating from COVID-19 Pneumonia to Legionella Pneumonia. J Infect Chemother, 2022
16/09/2022
Accidente cerebrovascular en menores de 55 años:

Según una investigación realizada en Inglaterra, el aumento significativo en la incidencia de accidente cerebrovascular en menores de 55 años registrado en los últimos años fue independiente del sexo, la gravedad del accidente cerebrovascular, el subtipo patológico y los cambios en la investigación y también se observó para ataque isquémico transitorio (AIT), pero no para infarto de miocardio y otros eventos vasculares mayores. Aunque el AIT y el accidente cerebrovascular en menores de 55 años se asociaron significativamente con diabetes, hipertensión, tabaquismo actual y obesidad, el aumento significativo de la incidencia de 2002 a 2010 a 2010 a 2018 aún se observó en personas sin estos factores de riesgo.

CC en base al informe:
Association of Younger vs. Older Ages with Changes in Incidence of Stroke and Other Vascular Events, 2002-2018.. JAMA, 2022
15/09/2022
Eficacia del hipurato de metenamina

Según una investigación que comparó la eficacia del hipurato de metenamina para la prevención de infecciones del tracto urinario (ITU) recurrentes en mujeres con la profilaxis estándar actual de antibióticos en dosis bajas diarias, la incidencia de ITU tratadas con antibióticos durante el período de tratamiento de 12 meses fue de 0.89 episodios por persona año (intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 0.65 a 1.12) en el grupo de antibióticos y de 1.38 episodios por persona año (IC 95%: 1.05 a 1.72) en el grupo de hipurato de metenamina, con una diferencia absoluta de 0.49 (IC 90%: 0.15 a 0.84) que lo indica que el hipurato de metenamina no es inferior a la profilaxis antibiótica en este contexto.

CC en base al informe:
Alternative to Prophylactic Antibiotics for the Treatment of Recurrent Urinary Tract Infections in Women: Multicentre, Open Label, Randomised, Non-inferiority Trial. Br Med J, 2022
15/09/2022
Prevención del accidente cerebrovascular en pacientes con fibrilación auricular asociada con cardiop

Los resultados un ensayo aleatorizado de rivaroxabán y antagonistas de la vitamina K respaldan las pautas actuales, que recomiendan la terapia con antagonistas de la vitamina K para la prevención del accidente cerebrovascular en pacientes con fibrilación auricular asociada con cardiopatía reumática.

CC en base al informe:
In Patients with Rheumatic Heart Disease–associated Atrial Fibrillation, Treatment with a Vitamin K Antagonist led to a Lower rate of Cardiovascular Events or Death Compared to Rivaroxaban. N Engl J Med, 2022
19/09/2022
Efectos cardiometabólicos de la COVID-19

Según una investigación de casos y controles realizada en el Reino Unido, la incidencia neta de diabetes aumentó en las primeras 4 semanas después del diagnóstico de enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19, por sus siglas en inglés) (cociente de tasas ajustado: 1.81, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.51 a 2.19) y se mantuvo elevada de 5 a 12 semanas después del diagnóstico (cociente de tasas ajustado: 1.27, IC 95%: 1.11 a 1.46), pero no de 13 a 52 semanas después del diagnóstico (CT ajustado: 1.07, IC 95%: 0.99 a 1.16). La COVID-19 aguda se asoció con un aumento neto de la incidencia de enfermedad cardiovascular (cociente de tasa ajustado: 5.82, IC 95%: 4.82 a 7.03). La incidencia de enfermedad cardiovascular disminuyó de 5 a 12 semanas después del diagnóstico de COVID-19 (cociente de tasas ajustado: 1.49, IC 95%: 1.28 a 1.73) y demostró una disminución neta de 13 a 52 semanas después del diagnóstico (cociente de tasas ajustado: 0.80, IC 95%: 0.73 a 0.88).

CC en base al informe:
Cohort Study | Cardiometabolic Outcomes up to 12 Months after COVID-19 Infection. PLoS Med, 2022
13/09/2022
La presencia de Mycoplasma hominis en el Embarazo:

Según una revisión sistemática y metanálisis, la presencia de Mycoplasma hominis en el tracto urogenital en embarazadas está asociada con parto prematuro (odds ratio [OR] no ajustado: 1.87, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.49 a 2.34), ruptura prematura de membranas (OR no ajustado: 1.94, IC 95%: 1.40 a 2.70), bajo peso al nacer (OR no ajustado: 1.81, IC 95%: 1.29 a 2.52) y muerte perinatal o neonatal (OR no ajustado: 2.70, IC 95%: 1.31 a 4.54), pero no con aborto espontáneo (OR no ajustado: 0.93, IC 95%: 0.44 a 1.49).

CC en base al informe:
Adverse Pregnancy and Birth Outcomes Associated with Mycoplasma Hominis, Ureaplasma Urealyticum and Ureaplasma Parvum. BMJ Open, 2022
12/09/2022
Razones para la disminución en la mortalidad por bacteriemia por Staphylococcus aureus

Los autores de una investigación indican que puede haber diversas razones para la disminución en la mortalidad por bacteriemia por Staphylococcus aureus en las últimas 3 décadas. Una razón sería la estandarización del manejo, incluida la definición de bacteriemia complicada, enfatizando el control de la fuente, así como el consenso sobre la terapia antibiótica de primera línea y la duración del tratamiento según lo establecido en revisiones y guías. Otro posible factor contribuyente ha sido el enfoque en la calidad de la atención, incluida la consulta obligatoria con infectólogos, que demostró mejorar la adherencia a los procesos que se consideraban asociados con la atención de alta calidad, así como una menor mortalidad.

CC en base al informe:
Staphylococcus Aureus Bacteremia Mortality: A Systematic Review and Meta-analysis. Clin Microbiol Infect, 2022
06/09/2022
Fibrilación auricular

La ablación por radiofrecuencia es como la primera línea de abordaje de la fibrilación auricular (FA) persiste. A medida que aumenta la duración de la onda P, la recurrencia de FA se incrementa.

CC en base al informe:
Investigating the Association Between P Wave Duration and Atrial Fibrillation Recurrence After Radiofrequency Ablation in Early Persistent Atrial Fibrillation Patients. Int J Cardiol, 2022
05/09/2022
Ingesta de huevo

Según una investigación, la ingesta de cada huevo adicional por día se asoció con un riesgo 7% mayor de mortalidad por todas las causas (riesgo relativo [RR] agrupado: 1.07, intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1.02 a 1.12, I2: 84.8%) y un riesgo 13% mayor de mortalidad por cáncer (RR agrupado: 1.13, IC 95%: 1.06 a 1.20, I2: 54.2%). Los análisis no lineales demostraron mayores riesgos para el consumo de huevos de más de 1.5 y 0.5 huevos por día, respectivamente.

CC en base al informe:
Egg and Dietary Cholesterol Intake and Risk of All-Cause, Cardiovascular, and Cancer Mortality: A Systematic Review and Dose-Response Meta-Analysis of Prospective Cohort Studies. Front Nutr, 2022
2  3  4  5  6  7  8  9  10  Avanza 10 páginas
ua80817