Conceptos Categóricos

MEJORA DE LOS SÍNTOMAS POSOPERATORIOS SECUNDARIOS A LA HEMORROIDECTOMÍA CON BISTURÍ DE RADIOFRECUENCIA TRAS LA ADMINISTRACIÓN DE FLAVONOIDES

Resúmenes amplios

MEJORA DE LOS SÍNTOMAS POSOPERATORIOS SECUNDARIOS A LA HEMORROIDECTOMÍA CON BISTURÍ DE RADIOFRECUENCIA TRAS LA ADMINISTRACIÓN DE FLAVONOIDES


Roma, Italia
Los flavonoides administrados por vía oral en el posoperatorio de la cirugía de hemorroides, mejora el tenesmo, el prurito y la sensación de pesadez perianal, debido a su acción principalmente antiedematosa.

European Review for Medical and Pharmacological Sciences 18(5):612-616

Autores:
Filingeri V, Buonomo O, Sforza D

Institución/es participante/s en la investigación:
Università Degli Studi di Roma "Tor Vergata"

Título original:
Use of Flavonoids for the Treatment of Symptoms After Hemorrhoidectomy With Radiofrequency Scalpel

Título en castellano:
Uso de Flavonoides para el Tratamiento de los Síntomas luego

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
2.07 páginas impresas en papel A4
Introducción
Existen numerosas técnicas en la cirugía hemorroidal, sin embargo, los síntomas posquirúrgicos leves (dolor, sangrado, prurito, tenesmo, sensación de quemazón o de pesadez perianal) son comunes a todos los métodos. El propósito de la cirugía hemorroidal debe ser no sólo revertir la complicación sino también, reducir al mínimo la aparición de estos síntomas. En este estudio los autores se propusieron evaluar la efectividad de los flavonoides en la reducción de los síntomas poshemorroidectomía.

Pacientes y métodos
Siguiendo los criterios de CONSORT y basados en las ICH Harmonized Tripartite Guidelines for Good Clinical Practice, se realizó un ensayo clínico aleatorizado y se estudiaron 26 pacientes con hemorroides de grado IV, los cuales recibieron (Grupo A) o no (Grupo B o Grupo control) flavoniodes en el posoperatorio (PO). Los participantes fueron controlados los días 7, 15 y 30 del PO con examen de la herida con anoscopio y por medio de un cuestionario con una evaluación de las molestias posquirúrgicas, que iba del 1 al 10, en donde 10 representaba haber cumplido al máximo las expectativas PO. Los criterios de exclusión fueron las cirugías proctológicas previas o la presencia de enfermedad proctológica asociada, las embarazadas y los pacientes con puntaje ASA prequirúrgico de III o IV. Antes de la cirugía se interrumpieron los analgésicos y los anticoagulantes, se realizaron enemas y se administró metronidazol (400 mg intravensos [IV]) y ceftriaxona (2 g IV) como profilaxis. Se realizó una incisión en “V” con el bisturí de radiofrecuencia desde el margen anal por arriba de la línea dentada hasta el origen del pedículo vascular. El pedículo liberado fue suturado a su base con hilo absorbible. La porción más externa de la herida se dejó abierta como vía de drenaje. En ningún paciente se realizó esfinteretomía. Todos los participantes fueron dados de alta el primer día PO y sólo al Grupo A (13 pacientes) se le indicó el uso de flavonoides (comprimidos con 200 mg de quercetina y 50 mg de hesperidina, resveratrol, bromelaina, ácido fólico, vitamina C y E) 2 veces al día por 7 días, y luego 1 vez por día por 3 semanas. Se realizó estadística descriptiva para las variables cualitativas, con descripción de las frecuencias relativas. Se utilizó la prueba de Student para comparar las variables continuas paramétricas, la prueba de Mann-Whitney para las no paramétricas y la prueba de Fisher para las variables categóricas. Se consideró estadísticamente significativo un valor de p menor de 0.05.

Resultados
De un total de 13 pacientes en cada grupo, concluyeron el estudio 12, debido a que un individuo de cada grupo fue eliminado por no estar presente en el día 30 del control. El Grupo A estuvo conformado por 7 hombres (58.3%) y 5 mujeres (41.6%) y el Grupo B por 6 hombres y 6 mujeres (50%, respectivamente). La media de edad fue de 36 ± 4 años para el Grupo A y de 38 ± 4 para el grupo B. Los síntomas preoperatorios tuvieron una duración de al menos dos años y fueron prolapso (100%), sangrado (76.9%), dolor (73%), prurito anal (30.7%), irritación perianal (19.2%) y secreciones (15.3%). Los resultados obtenidos en el cuestionario el día 7 del PO fueron similares en ambos grupos. Incluso en los días 15 y 30 del PO no hubo diferencia en cuanto al sangrado y el dolor. Se registraron diferencias significativas en relación con el tenesmo (Grupo A: 8.0 ± 1.1 vs. Grupo B: 5.4 ± 1.5 en el día 15 del PO, p < 0.05; Grupo A: 9.1 ± 0.8 vs. Grupo B: 5.7 ± 0.9 al día 30 del PO, p < 0.05), el prurito (Grupo A: 7.1 ± 1.4 vs. Grupo B: 4.8 ± 1 al día 15 del PO, p < 0.05; Grupo A: 9.5 ± 0.5 vs. Grupo B: 6.6 ± 0.8 en el día 30 del PO, p < 0.05) y la sensación de pesadez perianal (Grupo A: 7.2 ± 0.9 vs. Grupo B: 6.2 ± 0.8 al día 15 del PO, p < 0.05; Grupo A: 9.75 ± 0.4 vs. Grupo B: 7.3 ± 0.9 al 30 del PO, p < 0.05). No se registraron complicaciones secundarias a la administración del fármaco.

Discusión
Los flavonoides son productos naturales derivados de las plantas, con propiedad antiinflamatorias, ya que inhiben la prostaglandina (PG) E2 y E2 alfa y el tromboxano B2 liberados por macrófagos e incrementan la actividad de la óxido nítrico sintasa, reduciendo los niveles de radicales libres generados durante la inflamación. De esta forma, se impide el deterioro del colágeno de las paredes vasculares. Los flavonoides, actúan disminuyendo el sangrado ya que mejoran el tono venoso y la fragilidad capilar. Por otro lado, mejoran el dolor y el edema por incremento del drenaje linfático. Los síntomas poshemorroidectomía representan una preocupación importante para el paciente y son independientes de la técnica utilizada. El bisturí de radiofrecuencia presenta una característica diferencial con las otras técnicas ya que corta y coagula a una temperatura que no excede los 70°C, lo que es ventajoso cuando se seccionan tejidos delicados, debido a que el corte atraumático reduce el edema y el dolor PO. En este estudio no hubo hemorragia secundaria luego del séptimo día del PO. El sangrado y el dolor PO fueron similares en ambos grupos, por lo que el uso de flavonoides no modificó estos síntomas. Sin embargo, sí hubo diferencia significativa en cuanto al tenesmo, el prurito y la sensación de pesadez perianal a los 15 días del PO y, principalmente, a los 30 días del PO. Otros autores han investigado el uso de flavonoides en la hemorroidectomía de Milligan-Morgan, con mejora del dolor y el sangrado; no obstante, esta técnica puede asociarse a mayor porcentaje de complicaciones. La acción de los flavonoides se debería a su acción flebotrópica, antiinflamatoria y protectora de la fragilidad capilar, lo que los convierte en fármacos antiedematosos.

Conclusión
Los autores confirmaron la utilidad de los flavonoides en la reducción del tenesmo, el prurito y la sensación de pesadez perianal, lo que otorga mayor conformidad en el período PO luego de una hemorroidectomía.  
ua40317

Imprimir esta página
-->