Conceptos Categóricos

PELIGROS DE LA UTILIZACIÓN DE CLOROQUINA, HIDROXICLOROQUINA Y AZITROMICINA EN LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS

PELIGROS DE LA UTILIZACIÓN DE CLOROQUINA, HIDROXICLOROQUINA Y AZITROMICINA EN LA PANDEMIA POR CORONAVIRUS

La presente es una editorial referida a una publicación de la Canadian Medical Association Journal, en la cual se trata el tema de la seguridad en la utilización de estos fármacos, en la pandemia ocasionada por el por SARS-CoV-2.

Canadian Medical Association Journal

Autores:
Barnhardt K

Institución/es participante/s en la investigación:
Canadian Medical Association Journal

Título original:
Potential Harms of Chloroquine, Hydroxychloroquine and Azithromycin for Treating COVID-19

Título en castellano:
Daños Potenciales de Cloroquina, la Hidroxicloroquina y la Azitromicina para el Tratamiento de COVID-19

Extensión del  Resumen-SIIC en castellano:
1 página impresa en papel A4
En una revisión de la Canadian Medical Association Journal, se afirma que se utiliza cloroquina, hidroxicloroquina y azitromicina para evitar y tratar el COVID-19, a pesar de la evidencia débil respecto a la efectividad, y opina que los médicos y los pacientes deben estar al tanto de los efectos adversos potencialmente graves de estos medicamentos. El doctor David Juurlink, de la Division of Clinical Pharmacology and Toxicology, Sunnybrook Health Sciences Centre opinó que "Los médicos y los pacientes deben estar al tanto de varios efectos adversos raros pero potencialmente mortales de la cloroquina y la hidroxicloroquina". La revisión a la cual hace referencia esta editorial proporciona una visión general de los daños potenciales asociados con estos medicamentos, así como su utilización en función de la mejor evidencia disponible. Los posibles efectos adversos incluyen arritmias cardíacas, hipoglucemia, efectos neuropsiquiátricos (como agitación, confusión, alucinaciones y paranoia). También se mencionan como aspectos importantes las interacciones con otras drogas y la variabilidad metabólica, ya que algunas personas metabolizan escasamente a la cloroquina y la hidroxicloroquina, mientras que un porcentaje pequeño los metaboliza rápidamente, lo que afecta la respuesta al tratamiento. La cloroquina y la hidroxicloroquina son altamente tóxicas en sobredosis y pueden causar convulsiones, coma y paro cardíaco. Otro inconveniente potencial se refiere a la escasez de estos medicamentos para los pacientes con trastornos autoinmunes, como la artritis reumatoide, el lupus y otras enfermedades crónicas, medicados con hidroxicloroquina para el tratamiento de estas afecciones y que podrían tener problemas para acceder a dicho régimen. La revisión resume la mala calidad de la evidencia que sugiere que estos medicamentos podrían ser beneficiosos en pacientes con COVID-19 y advierte que es posible que estos fármacos empeoren la enfermedad. El Dr. Juurlink afirma que "A pesar del optimismo (en algunos, incluso entusiasmo) por el potencial de la cloroquina o la hidroxicloroquina en el tratamiento de COVID-19, se prestó poca atención a la posibilidad que los medicamentos puedan influir negativamente en el curso de la enfermedad", y agrega que por ese motivo se necesita una mejor base de evidencia antes de utilizarlos en forma rutinaria para tratar pacientes con COVID-19. En la editorial se informa que el 8 de abril de 2020 se publicaron consideraciones sobre la seguridad de la cloroquina, la hidroxicloroquina y la azitromicina en el tratamiento de la Infección por SARS-CoV-2.
ua40317

Imprimir esta página
-->